Demanda a Unicaja por cesión ilegal de trabajadores

demanda a unicaja

El bufete de Abogados Peraltalaw de Málaga, en representación de dos
de las afectadas, ha presentado una demanda a la entidad financiera Unicaja
por cesión ilegal de trabajadores, concretamente en el servicio de
telemarketing que la entidad ofrece en su sede de Málaga.
Dos trabajadoras con 10 años de antigüedad han decidido demandar a
la entidad para que reconozca que su condición de trabajadoras fijas, tras
llevar desde 2008 prestando servicios de telemarketing desde la sede de la
entidad, recibiendo las circulares internas de la empresa, accediendo a todas
las plataformas de gestión de usuarios de Unicaja, necesarias para poder
desarrollar su trabajo, como cualquier otro trabajador de la casa, pero
estando contratadas a través de una tercera empresa, Gestión de Actividades
y Servicios Empresariales, desde el año 2008.
ciudad-justicia-malaga
Representadas por Peraltalaw Abogados, las trabajadoras consideran
que las empresas demandadas han incurrido en una cesión ilegal de
trabajador que prevé el artículo 43 del Estatuto de los Trabajadores, de la
que deben responder solidariamente, tanto frente a este demandante como
frente a la Seguridad Social, en cuanto le afecte, según la demanda.
En la demanda, ya presentada por Peraltalaw Abogados, el pasado
miércoles 20 de Junio, se especifica respecto a las demandantes, “la cesión
ilegal le da derecho a adquirir la condición de fijo en la empresa cesionaria lo
que vienen a solicitar, en la que se le debe reconocer como trabajador fijo,
con los derechos y obligaciones de los demás trabajadores y antigüedad
desde el inicio de la cesión ilegal”.

Que, a pesar de lo que figura en el contrato, “mi trabajo ha consistido
en servir a Unicaja, de forma que el objeto de los mismos se limita a una
mera puesta a disposición de la empresa cedente a la empresa cesionaria”,
tal y como se refleja en el escrito de demanda.
Las empleadas argumentan que a diario utilizan los medios de trabajo
de la empresa cesionaria, que el lugar de trabajo está configurado como una
oficina de la entidad, teniendo acceso a las circulares internas de la empresa,
trabajando en equipos de la entidad, además de que su trabajo se controla
por Unicaja, a través de la atención recibida por los usuarios del Call Center
donde se desarrolla el trabajo.
También citan que reciben información directa de Unicaja para la
realización de sus tareas, y que a diario desarrollan encargados directos de
los responsables de la empresa cesionaria, además de modificar contratos,
explicar remesas, cancelar remesas o se verifican determinados ficheros, se
facilitan claves de seguridad a los usuarios, se anulan tarjetas, se restablecen
los códigos secretos de las tarjetas, se pueden dar reintegros de emergencia.
“Estamos facultados para realizar domiciliaciones, compras de valores,
transferencias y operaciones a través de la banca electrónica”.
Por todo ello, las trabajadoras consideran que esta situación le perjudica
en los salarios percibidos y puede afectar a su estabilidad en el empleo. De
hecho, en esta misma situación se encuentran alrededor de otros 100
empleados, subcontratados por una tercera empresa que llevan años
prestando servicios directos a Unicaja.
Peralalaw Abogados, en representación de su cliente, ha interpuesto una
demanda a la entidad, presentada el pasado 20 de Junio de 2018 en los
Juzgados de Málaga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here