Aparecen pintadas en cinco centros de servicios sociales de Barcelona

Los Mossos  ya han recibido denuncias y el Ayuntamiento ha indicado que se han hecho cuando las oficinas se encontraban cerradas.

Pintada en una oficina de los servicios sociales de Barcelona, en marzo.

En los últimos días han resultado pintadas en cinco centros de los Servicios Sociales de Barcelona. En alguno el autor también ha roto algún cristal. Son los de Sant Gervasi, Les Corts, Turó de la Peira, Porta o Camp d’en Grassot. Barrios de confesión socioeconómica mezclada, acomodados los primeros, de rentas más bajas los segundos, y medio el quinto. En los grafiti se pueden leer frases de inquietud como “Ya no aguantamos más”, “O con nosotros o contra nosotros” o “Vinimos sin cita previa”, en relación al hecho de que las oficinas solo atienden personalmente si los usuarios tienen hora acordada.

Este proceder se establece después de un año fuerte para este servicio municipal y los que prestan otras entidades como Cáritas, los Bancos de Alimentos, Cruz Roja o las redes vecinales, como resultado de la crisis social y económica originada por la crisis sanitaria del coronavirus. En noviembre pasado, los propios trabajadores de los Servicios Sociales previnieron al consistorio de que su estado era “crítica” y reclamaron una respuesta valiente y contundente, con medios humanos y materiales, ante el tamaño de la crisis social por la pandemia. En verano ya habían arrojado otro grito de auxilio las oficinas del barrio del Raval, donde la paralización turística lastimo muy duro a su población.

 

De conformidad con el consistorio en 2020 los servicios sociales prestaron atención a 88.000 personas con un récord para la ciudad, y cuando las ayudas económicas han aumentado a 46,5 millones de euros, lo nunca visto. Solo en ayudas de emergencia se han gastado 15 millones para pagar la alimentación o la vivienda a 7.000 personas. También, el 32% de los atendidos no habían asistido nunca a Servicios Sociales.

Según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona indicaron este jueves que los deterioros se han originado de madrugada, fuera del horario de atención habitual y en ningún caso han interrumpido el normal funcionamiento de las áreas. También el consistorio señala que ratifica su obligación con la atención y acompañamiento social directo a las personas que más están padeciendo las consecuencias de la crisis sanitaria, social y económica y manifiestan su ayuda incondicional y agradecimiento al equipo profesional que hace factible esta labor. Los Mossos d’Esquadra han recibido denuncias por los grafitis en Nou Barris, Gràcia, Sarrià y Les Corts.

En consecuencia, las fuentes de la plantilla deploran las pintadas, sobre todo, enfatizan, porque a diferencia de otros servicios públicos, como el Sepe o las oficinas de atención ciudadana, señalan, sí dejaron de hacer atención presencial. Los trabajadores se han expresado hasta en las redes sociales. Como una empleada que lamenta, en primera persona, que el servicio tiene una dificultad desde hace años, no han sabido aclarar el trabajo que se le presta a la ciudadanía. Y en este momento, están en esta situación, deplora anexado el mensaje de imágenes.

Igualmente la  empleada lamenta que los usuarios le den  a los servicios un poder que no tienen, en referencia a una pintada que les solicita que paren el desamparo. Otro usuario, el Grupo de Vivienda de Les Corts, publicó un tuit con el vídeo de personas realizando la pintada “con nosotros o contra nosotros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here