¿Cuáles son las mejores zonas de Barcelona para comprar un piso en 2020?

Las complicadas circunstancias del año 2020 han dado pie a que surjan una serie de oportunidades en el mercado inmobiliario. Ello ha sucedido en muchas zonas de España, aunque en esta ocasión nos centraremos en la Ciudad Condal. 

La urbe bañada por el Mediterráneo cuenta con zonas realmente buenas en las que adquirir un piso. Si no sabes cuáles son presta atención a la siguiente lista y descubrirás distritos idóneos para residir e incluso hacer una inversión pensando en alquilar la vivienda en un futuro.

Sant Martí de Provençals 

Empezamos con una de las mejores zonas en lo que se refiere a la relación calidad-precio. Para comprobarlo basta con echar un vistazo a los precios de compra de pisos en Sant Martí de Provençals

La reducción de precios se traduce en que, en el momento de escribir estas líneas, 165.000 euros bastan para adquirir un piso con tres habitaciones y un cuarto de baño. El precio es muy llamativo teniendo en cuenta varios aspectos que guardan relación con la zona en sí. 

Hablamos de un distrito que surgió en el año 1984 y que abarca aproximadamente 75 hectáreas. Uno de los aspectos más valorados por sus convecinos se resume en las buenas conexiones que tiene gracias al tejido de transporte público que se ubica alrededor. 

Llegar a cualquier parte de Barcelona e incluso de la provincia es coser y cantar gracias a las líneas de metro L1 y L2. Por si fuera poco, todo tipo de servicios están a escasa distancia. 

Nos referimos a, por ejemplo, colegios. Los padres lo tienen muy en cuenta a la hora de comprar un piso en Barcelona, sabiendo que los desplazamientos con sus hijos serán muy asequibles en términos de tiempo y dinero. 

A los centros escolares hay que sumar otras instalaciones de gran utilidad como el Centro de Atención Primaria, amén de varias farmacias y diversos supermercados con productos de todos los tipos. También es destacable la cercanía de centros comerciales como Diagonal Mar y Glòries, los cuales se emplazan respectivamente a dos y tres kilómetros. 

Adicionalmente no puede pasarse por alto la presencia del Parque de Sant Martí, el cual presume de una extensa vegetación que permite disfrutar de un agradable tiempo de desconexión en familia a cualquier hora del día. Tanto naranjos como olivos son los principales protagonistas de una zona natural que da vida a este enclave de la ciudad. 

Sant Gervasi 

Si antaño hemos descrito el que quizá es el mejor barrio en relación calidad-precio, ahora toca hablar de uno cuyo coste se aleja de la economía media, sobre todo en los tiempos que corren de crisis monetaria. Sin embargo, quienes hacen el esfuerzo necesario para comprar un piso en Sant Gervasi, no se arrepienten de la decisión. 

Aun así, es evidente que la diferencia de precio es considerable. Sant Martí de Provençals supone un desembolso de unos 3.700 euros por metro cuadrado. Por el contrario, Sant Gervasi exige gastar más de 5.300 euros por la misma cantidad de superficie. 

¿Merece la pena? Sin duda alguna, ya que la zona alta de Barcelona está muy bien valorada. Es la ubicación más tranquila en la que vivir, por lo que las familias no dudan a la hora de elegir esta ubicación, incluyendo personas de avanzada edad que desean tranquilidad y seguridad ante todo. 

Recientemente España se ha hecho eco de una noticia desalentadora: el paro ha subido y se sitúa alrededor del 16 por ciento. Por suerte, Sant Gervasi es una de las zonas de Barcelona con menos tasa de desempleo. Así pues, es posible residir en dicha área de la Ciudad Condal y tener el puesto de trabajo a poca distancia, recurriendo al patinete eléctrico o al servicio de Bicing para desplazarse rápidamente. 

Ciutat Vella 

En líneas generales las dos zonas mencionadas con anterioridad están pensadas para una compra sin pretensiones de alquiler. Pero, ¿y si eres inversor? Desearás sacarle un buen rendimiento al desembolso llevado a cabo, lo cual es posible si optas por determinadas áreas en concreto. 

Una de las mejores en este sentido es la conocida como Ciutat Vella. A día de hoy proporciona una rentabilidad que se aproxima a un porcentaje de cinco puntos. Dicha cifra atrae a los inversores, quienes saben que numerosos aspectos propician un futuro alquiler sin ningún tipo de dificultad. 

Un claro ejemplo de ello es la proximidad de la playa de la Barceloneta, una de las más conocidas de Europa. A su vez, ha de destacarse la disposición de numerosos museos como el de Historia y el Marítimo, habiéndose celebrado en éste último varios eventos de gran trascendencia a nivel nacional como la Feria RetroBarcelona. 

Si pretendes rentabilizar tu inversión a medio plazo, Ciutat Vella se convierte en una zona ideal, la cual también te sorprenderá positivamente en caso de que prefieras quedarte a vivir en el piso adquirido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here