Desarrollan un nuevo método de impresión 3D: mucho más veloz que los actuales y para la impresión de órganos

Un gran potencial tiene la impresión 3D, sorprende en muchos aspectos y hay hasta aquellos que se gana la vida con ello. No obstante, podría ser desalentador en tanto nos hemos topado con la realidad y con que se necesitan horas y a veces días para que se pueda imprimir algo. En este momento unos investigadores han propuesto un nuevo método, que han dicho que es entre 10 y 50 veces más rápido que los anteriores.

Por un equipo de la Universidad de Buffalo, fue realizada la investigación y han publicado sus resultados en la revista Advanced Healthcare Materials. Tratándose de un método con el que por ejemplo ha conseguido imprimir una mano de un material flexible en solo 19 minutos. Para que sea puesto esto en contexto, los métodos que se usan tradicionalmente de impresión 3D, son necesarios por lo menos en 6 horas de trabajo.

Estereolitografía

La palabra clave, es estereolitografía. La cual es al respecto del método de impresión 3D, que ha sido utilizado y se ha basado en la utilización de láseres para que sea endurecida una resina líquida e hidrogeles. Los hidrogeles absorben grandes cantidades de agua sin disolverse y son usados normalmente para las lentes de contacto por ejemplo. Este no es un método de impresión que sea totalmente nuevo, sin embargo aquí se ha adaptado para hacerlo de una forma más veloz e ideal para materiales flexibles. Es una tecnología que no tiene mucha lejanía de la impresión por luz.

De forma esencial, la técnica lo que hace es usar los láseres para que sea endurecido el material líquido del que esta compuesto el objeto final. De este manera, cuando se solidifica el líquido le va dando forma al objeto que se tiene deseado imprimir. Es de esta forma como por ejemplo puede surgir la mano del recipiente de líquido en el siguiente vídeo:

Conforme ha sido indicado, en su método es entre 10 y 50 veces más rapido que otros que se han utilizado de forma previa y estándar en la industria. De igual forma, funciona con objetos que han tenido un tamaño grande, que de forma general es mucho más complicado realizarlo por el tamaño de las impresoras 3D tradicionales.

Tienen la creencia de que su método es específicamente interesante en el momento de imprimir órganos artificiales. Los órganos artificiales comúnmente estan hechos de materiales flexibles para que  se imite a los naturales y a comúnmente suelen tener adaptación en forma y función a cada paciente. De allí que sea relevante que se utilicen impresoras 3D para su creación a preferencia de cada uno. Diciendo que su método podría llegar a imprimir células, con redes de vasos sanguíneos incrustadas. Algo que iba  a se de gran utilidad para la construcción de tejido y órganos humanos en el futuro.

Si esto será el futuro para la impresión de órganos artificiales algo que el tiempo lo va a decir. No son únicamente los que tienen puesto un ojo puesto allí, de igual  forma se tiene al creador de SegWay, quien ve la fabricación de órganos humanos viable en diez años. De hecho, en Japón ya se ha experimentado con esto, creciendo órganos humanos en animales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here