En Orense registran un terremoto de magnitud 3,4, el segundo en dos días

Registrado un ligero terremoto de magnitud 3.4 en la provincia de Ourense. El epicentro del temblor se ha situado cerca de Laza y apenas se ha sentido en Monforte de Lemos, Verín y Barbadás.

Registrado un ligero terremoto de magnitud 3.4 en la provincia de Ourense. El epicentro del temblor se ha situado cerca de Laza y apenas se ha sentido en Monforte de Lemos, Verín y Barbadás.

Se trata de un temblor de baja intensidad, de modo que no debería haber originado daños materiales ni personales a los habitantes de Sarreaus, Vilar de Barrio o Trasmiras e inclusive varias de estas personas pueden no haberlo percibido. La tierra tembló igualmente en la localidad ourensana el jueves por la mañana, tal y como tomo el Instituto Geográfico Nacional.

El ayuntamiento ourensano de Laza ha registrado esta noche un terremoto de magnitud 3,4, que se ha logrado sentir en localidades cercanas como Verín, e inclusive en Chaves, ya en Portugal. Se trata del segundo movimiento sísmico que registra esta localidad en apenas dos días. El anterior se originó el jueves, a las 6.45 horas, y fue de intensidad 2,8.

En este último caso, el suceso ha conseguido la señal de 3,4 en la escala de Richter, por consiguiente intensidad III, y se situó a 5 kilómetros de profundidad, conforme a los datos observados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN). El movimiento sísmico, que se produjo a las 23.27 de anoche, se sintió en muchas poblaciones de la provincia, como Cualedro, Verín y Oímbra y  además en el país vecino, Portugal, en particular en Chaves, tal y como han comunicado muchos internautas en las redes sociales.

El IGN coloca a disposición de los ciudadanos un cuestionario macrosísmico por medio del cual  se puede informar sobre lo ocurrido durante y después del temblor. Gracias a esta vía los damnificados alcanzan ayudar a la institución pública a obtener información facilitando detalles en relación a qué hacían en el instante del temblor, si estaban dormidos o despiertos, cuál fue su reacción ante el vaivén y si los objetos se movían o llegaron a caer al suelo.

Estos datos, junto a los que reúnen los sismógrafos instalados por el organismo, son «imprescindibles» para preparar un escenario de lo sucedido y alertar en conclusión a la población de la intensidad de los terremotos así como calcular los daños que se han producido.

El movimiento sísmico de este sábado no ha sido el primero de esta semana. Realmente, a lo largo los últimos días se han registrado 12 temblores, y en lo que va de mes, la cantidad asciende a 14. Así, el terremoto de este sábado 15 de mayo ha sido el más fuerte que se ha sentido en la zona en los últimos tiempos, por sobre del 16 de marzo de este año, que consiguió una magnitud de 3,5.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here