Operación Royo: cómo una pyme valenciana va a liderar el sector mundial del baño

Han firmado los contratos, el pasado 1 de marzo, los compradores (el Grupo Roca), los vendedores (el fondo de inversión HIG de Jaimer Bergel), como también la familia fundadora de una empresa que ha nacido como un pequeño taller de muebles y va encaminada a convertirse en uno de los líderes mundiales en el segmento del baño. Royo Group International, paso de encontrarse controlado en la gran parte de su capital (75%) por la corporación catalana que se encuentra especializada en sanitarios, y es campeona internacional en su sector con alrededor de 2.000 millones de euros de facturación al año.

Fue dada la luz verde, por las autoridades europeas de la competencia, a la operación con la que Roca esta pretendiendo que se refuerce su división de mueble de baño para ser integrada en su oferta y lograr reforzarse como una marca global. Ha surgido la iniciativa partiendo del nombramiento de Albert Magrans, como el nuevo consejero que es delegado de Roca, quien tomó la decisión de apostar por el modelo de gestión de la familia Royo, prescindiendo del resto de los proveedores y entregando al CEO de la empresa de Quart de Poblet, Raúl Royo, el control directivo de toda la división, en el que incluyen las fábricas que ya tenía en países como Rusia, China o Brasil.

Teniendo 118 millones de euros de facturación en el año pasado, Royo hace tiempo ha dejado de ser una pyme. Es proveedora de grandes ‘retailers’ del hogar y el bricolaje, tales como Leroy Merlin o Bauhaus y canales profesionales en Europa y posicionada como el líder en Rusia, que tiene plantas de producción en España y Polonia, como también un centro de innovación que en este  momento va a servir de cuartel general a Roca para dicho segmento. Fue bautizado como ‘Competence Center’ o Centro de Competencias. Royo va a seguir manteniendo sus marcas y la consiguiente red comercial, sin embargo también va a integrar la gestión de los activos productivos y marcas de Roca para coordinar el diseño y producto que ya hacía para la empresa catalana, que en su mayoría en este momento esta en su capital. Si todo funciona bien, Roca tiene previsto  que se exploren experiencias que son iguales en otros segmentos.

Raul Royo, explicaba que «Estamos juntando el líder mundial con el especialista en una categoría. Es lo mismo que Inditex ha hecho con Tempe. Juntos han desarrollado un campeón mundial de zapato. La diferencia es el grado de autonomía, porque todo esto vamos a hacerlo nosotros», esto lo ha dicho al respecto del acuerdo que se alcanzó con Magrans, mucho más allá de la operación de compra a HIG, que ha deshizo su inversión con plusvalía posteriormente a un poco más de dos años y de haber tuteado en ventas al rival alemán Pelipal. «Llevábamos diez años hablando de esto y ahora hemos podido hacerlo», ha dicho Royo.

La integración en Roca va a suponer que se aglutine una decena de centros productivos, para que se trate de reforzar la entrada en Asia y Latinoamérica. En este momento el líder mundial, es un proveedor méxico-estadounidense del grande americano del bricolaje y el hogar The Home Depot. Royo tiene la creencia, que a medio plazo Roca podría marcarse el listón de tener entrada en el top mundial pasando de los 170 millones de euros de facturación, que en la actualidad tiene todo el perímetro fusionado, con 1.600 personas en plantilla, a cerca del doble, con unos 350 millones en ventas.

El empresario que es valenciano, es miembro de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) y es colaborador en varias escuelas de negocios, es la segunda generación en la gestión familiar, tiene la creencia que la concentración aportando conocimiento y modelos de gestión en su segmento a corporaciones que son más grandes es la vía que tienen muchas pymes industriales para poder crecer y no que no sean «apartadas» del mercado. Royo, pasó por casi todas las etapas de la existencia empresarial, desde su nacimiento como un pequeño taller hasta su expansión a lomos de la burbuja inmobiliaria, que ha estallado en el año 2008. Señalaba “Estamos contando nuestra experiencia. Hay multitud de empresas con capacidad de hacer esto. El problema es el miedo, las reticencias, las familias… La decisión más complicada es ceder la mayoría del capital».

Este ha sido el paso de la entrada de HIG. Después de haber superado la crisis de las ‘suprime’, la familia, que amplió su actividad al sector inmobiliario y de capital riesgo con los recursos que se han obtenido con la venta de muebles de baño, se ha planteado la necesidad de que se de entrada a un nuevo capital en Royo para que sea financiada su expansión. Ha sido el instante de Jaime Berger y HIG. A lo que Raúl Royo, no se ha arrepentido de esta decisión. Retaba que, «hemos multiplicado por dos las ventas y por tres la rentabilidad desde la entrada de HIG. Con los fondos vas a cuchillo con los gastos y hemos aprendido a ser más exigentes con las inversiones», relata.

En este momento, con la entrada de Roca, que de igual forma compró una pequeña parte de la familia, sin embargo dejó fuera del perímetro a Fiora, la filial de platos de ducha que continuará bajo la propiedad de HIG y los Royo, el plan es que se de un nuevo empujón a las inversiones, sin que sean descartadas las compras de fabricantes para que se crezca en los mercados objetivo. Raúl Royo no ha ocultado su ambición, ya que ha dicho que quiere llegar a conseguir lo máximo que pueda ser alcanzado en lo suyo, en el mueble de baño. De Quart de Poblet al mundo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here