¿Cómo se transporta el coronavirus cuando un paciente positivo tose?

coronavirus

Aun son muchas las interrogantes que tenemos en cuanto a cómo se transporta el coronavirus de un paciente a una persona sana. Y es por ello que los físicos se han centrado en el tema y han logrado establecer modelos para definir  cómo las gotas de fluidos. se transportan desde la boca del paciente positivo. hasta que caen al suelo, o incluso  llegan a otra persona. Y se ha logrado determinar, que estas gotas de fluidos pueden recorrer hasta 6,6 metros cuando se trata de partículas pequeñas.

Y vale la pena resaltar, que esta interrogante y el interés de los físicos en descubrir este canal de trasmisión. Se debe a que la trasmisión del coronavirus a través de las gotas que quedan suspendidas en el aire, se ha convertido en uno de los caballos de batalla de los físicos. Por lo que se han enfocado en crear modelos para definir como se comportarán estas moléculas. Ya que al descubrirlo tendrán más posibilidades de encontrar medidas que sean efectivas para prevenir los contagios.

¿Qué sucede cuando una persona que dio positivo por coronavirus, tose frente a alguien? ¿Cómo se transporta el virus por el aire?

Estudio numérico sobre la dispersión de gotas

coronavirus

Durante los últimos días, los investigadores del Instituto de Computación de Alto Rendimiento A*STAR. Indicaron que están han llevado a cabo un estudio numérico sobre la dispersión de gotas. Y para lograr los resultados están utilizando una simulación del flujo de aire a alta resolución. Y gracias a este estudio descubrieron que una sola gota, que sea generada por tos. Y que tenga un tamaño de 0,1 milímetros, puede ser transportado en el aire a 2 metros por segundo.

E incluso, si se trata de aire seco, esta es capaz de viajar 6,6 metros, por lo que llegaron a la conclusión de que: “Además de usar una máscara, encontramos que el distanciamiento social es generalmente efectivo. ya que se muestra que la deposición de gotas se reduce en una persona que está al menos a un metro de la generación de la tos”.

Los especialistas llegaron a esta conclusión, porque una tos típica no solo emite una gota. Sino que por el contrario emite miles de gotas, todas en un amplio rango de tamaños. Y dependiendo del tamaño, tendrán diferentes comportamientos. Por ejemplo, si se trata de gotas grandes, estas por lo general se depositan rápidamente en el suelo debido a la gravedad, y podrían ser proyectadas a un metro aproximadamente. En el caso de las gotas de tamaño mediano, estas se pueden evaporar hasta convertirse en gotas más pequeñas. Y al ser más ligeras, son más fáciles de transportar por el aire.

¿En qué sistema se basaron para llevar a cabo el estudio?

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores se centraron en el uso de diferentes softwares matemáticos. Que les permitieron relacionar el flujo de aire y la cantidad de gotas de tos que pueden ser transportadas alrededor de dos cuerpos humanos. Simulando el comportamiento entre la persona que produce la tos y la persona sana. En estos simuladores también tomaron en cuenta la velocidad del viendo, las condiciones ambientales.

Descubriendo que: “Una gota que se evapora retiene el contenido viral no volátil, por lo que la carga viral aumenta de manera efectiva. Esto significa que las gotas evaporadas que se convierten en aerosoles, son más susceptibles de ser inhaladas profundamente en el pulmón. lo que causa infección en la parte inferior del tracto respiratorio, algo que no ocurre en el caso de las gotas no evaporadas más grandes”. Explico uno de los autores del estudio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here