Gobierno y CCAA han recargado la modificación del plan de Semana Santa para que sean endurecidas las restricciones

Este miercoles, ha sido tomada la decisión por el Gobierno y las Comunidades Autónomas en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), que sea mantenido el documento de restricciones para la Semana Santa y que no sea aplicada ninguna medida nueva, al respecto de los horarios del toque de queda ni del cierre de las actividades que no son esenciales, conforme fue informado a Europa Press por las fuentes de esta reunión.

Carolina Darias, quien es la ministra de Sanidad en las recientes horas, contactó con varios consejeros de Salud de las Comunidades Autónomas para hacer un sondeo en la posibilidad de que sea adelantado el toque de queda a las 20.00 horas en Semana Santa o sea modificado a la hora del cierre de los comercios que no son esenciales. No obstante, en el Consejo Interterritorial que se realizó esta tarde no fue acordado que se incluyera alguna medida nueva al respecto de horarios sobre el toque de queda y a las actividades que no son esenciales, ddebido a esto se ha desprendido una falta de consenso al respecto de las ideas que fueron planteadas por la titular del ramo. También fue explicado por Darias, que en la reciente reunión no llegaron a llevar estas medidas, y ha reconocido que con recurrencia habla con los consejeros de las CCAA.

Este miercoles, también la ministra insistió en que las medidas que se aprobaron el 10 de marzo pasado, las cuales son un acuerdo de mínimos y que las regiones podrían tomar limitaciones que sean mucho más duras si de esta manera es considerado como óptimo y en los marcos del estado de alarma que se encuentra vigente. Asegurando que «hay repuntes claros de contagios en diez comunidades autónomas. Tenemos que revertir esta tendencia»

Sanidad tanteó anoche el terreno entre las consejerías autonómicas y planteó adelantar el cierre de la actividad no esencial a las 20:00 horas (como los locales de hostelería y comercio), tal y como ha sido confirmado desde varias comunidades tales como Castilla y León o Murcia. De igual forma, fuentes de la Xunta de Galicia han indicado a EFE que Sanidad les ha contactado la noche de ayer para hacerles un sondeo al respecto de un probable adelanto del cierre de las actividades que no son esenciales.

No obstante, dicha propuesta se ha tenido que topar con el rechazo de varias regiones, que en horas previas de la reunión ya iniciaban a enseñar diversos posicionamientos frente a las probables nuevas medidas. Han mostrado desde Castilla-La Mancha, su impresión debido a que estos publicaron este miércoles las restricciones que se han acordado anteriormente. Fue valorado por el presidente manchego, Emiliano García-Page que, más que se plantee en este momento otras medidas que también son restrictivas frente a la Semana Santa, deben asegurarse de que las que ya fueron tomadas sean cumplidas.

Previamente a que se diera a conocer el desenlace, una de las comunidades que ya había tenido un pronunciamiento es Madrid. Se volvio a manifestar, en contra de las restricciones la presidenta Isabel Díaz Ayuso, posteriormente a que esta región recurriera contra los cierres perimetrales que han acordado en el reciente CISNS. La popular aseguró que, «no somos amigos de las ocurrencias cuando las cosas funcionan bien», y se mostró en contra de que sea bajado el toque de queda o de que exista un cierre de las actividades que no son esenciales a las 20.00 horas. Y el líder regional, aseguró que «con la gente encerrada en casa y los toques de queda, es posible que el virus suba. Fomentar las fiestas en casa y trasladar las cenas a los domicilios hará que el virus pueda subir», adelantando su posición frente a la Interterritorial que ha habido este miércoles. Los encuentros que hay entre las personas que no son convivientes, se encuentran de igual forma prohibidos en las viviendas.

Previamente a la reunión las fuentes de la consejería de Salud de Murcia, habían considerado que el toque de queda que se encuentra establecido en esta región en la actualidad (a las 22:00 horas), le está pareciendo una medida que es suficiente para que sea contenida la expansión del virus, conforme al criterio de sus técnicos en Salud Pública y Epidemiología, sin embargo que, en cualquier caso, van a aplicar lo que «de forma consensuada» sea decidido en el Consejo Interterritorial.

En esta misma línea, en la cual se pronunció la ‘consellera’ de Salud catalana, Alba Vergés, que ha enfatizado a través de una entrevista en Catalunya Ràdio, que el toque de queda a las 22:00 horas es una medida «que ha funcionado para reducir la actividad social y lúdica que es más evitable; y no pensamos levantarlo».

Tampoco le ha visto con un buen ojo por el presidente de Andalucía, Juanma Moreno, quenn sea cerrada la hostelería a las 20:00 horas y rechazó este miércoles que sean planteadas estas posibilidades en un instante en el que la incidencia de la pandemia en la comunidad autónoma es «muchísimo inferior» a la que se ha dado en el «pico» de la tercera ola.

Por otra parte, en Castilla y León, sí han visto como que es adecuada una restricción de dichas características. De esta manera fue afirmado por el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que anunció el apoyo del Ejecutivo autonómico a dicha hipotética medida en el caso de que finalmente fuese propuesta por Sanidad. Igea a través de su cuenta de Twitter, publicó: «Es una medida eficaz y el Gobierno tendrá nuestro apoyo si lo precisa. Lo primero es evitar la cuarta ola y salvar vidas. No haremos política con esto». Castilla y León, ha llegado a tener la implementación de un toque de queda a las 20.00 horas que ha sido recurrido por Moncloa y tumbado por los tribunales.

El lunes ha dejado la puerta abierta la ministra de Sanidad, a que se replanteen las medidas anticovid frente a este cambio de tendencia que es todavía incipiente, sin embargo que en otros países europeos, tales como Alemania, que ya ha provocado que se decreten duros confinamientos para Pascua. En otros, como en Reino Unido, han sido establecidas multas para los viajeros que vayan a abandona el país en esos días.

El plan que ha sido con las comunidades —que contemplaba, entre otras, el cierre perimetral entre comunidades, el toque de queda nocturno a partir de las 23 horas, limitaciones a las reuniones sociales de entre cuatro y seis personas y prohibición de encuentros entre no convivientes en domicilios— era «un acuerdo de mínimos» a los que las autonomías podrían añadir «medidas más restrictivas». Sin embargo «si la situación cambia mucho, puede plantearse otro acuerdo», fue advertido por Darias.

En esta misma línea, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha avanzado en este martes que esta tarde el CISNS haria la adopción de «medidas complementarias» para que sea frenada la transmisión, debido a que la experiencia, como la de las Navidades anteriores, ya demostró que las consecuencias de que se trate de salvar dichas festividades «son peores». Al final, ha sido mantenido el plan que se había previsto. Fue matizado por Darias, que la ministra se ha referido a una probable actualización de las medidas en la Comisión de Salud Pública de este jueves, siendo referencia a las restricciones a adoptarse en función de los niveles de alerta.

Estuvo presente en la reunión que se ha dado este miércoles el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que indicó a las autonomías la necesidad de que se controlen las medidas que se han desprendido de este documento que ha sido comoartido de actuaciones en la Semana Santa. Esta participación de su parte, ha llegado en plan polémica debido a la prohibición de viajar entre CCAA y no desde otros países. Han habido otras varias CCAA, que pidieron un control que esbexhaustivo de las fronteras después de las críticas al Gobierno por haber permitido el turismo extranjero. En este lugar, Marlaska defendió el control que ya hay en los aeropuertos.

Asegurando el responsable de Interior, que «transmitir que todos los centros dependientes del ministerio han desplegado los dispositivos necesarios para hacer cumplir las medidas acordadas el 10 de marzo».

Por ahora, en Andalucía han descartado que se van a endurecer las restricciones después del freno del descenso de los datos y solicitó al Ejecutivo central que sea intensificada la vigilancia y los controles de movilidad para que se tenga una mayor seguridad, tal y como ha expresado el día de ayer el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, y el consejero de la Presidencia y portavoz, Elías Bendodo. De esta manera, la Junta ha abogado porque se mantenga el cierre de cada una de las provincias y se amplien horarios comerciales y de hostelería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here