La Comunidad Valenciana levantara el toque de queda el 7 de junio y reabrirá progresivamente el ocio nocturno

El presidente Ximo Puig apoya la eliminación del uso obligatorio de las mascarillas en las playas y espacios naturales pero se muestra prudente sobre su uso en espacios cerrados.

El presidente Ximo Puig apoya la eliminación del uso obligatorio de las mascarillas en las playas y espacios naturales pero se muestra prudente sobre su uso en espacios cerrados.

La Generalitat valenciana presupone eliminar el toque de queda el próximo lunes, 7 de junio, y comenzar a reabrir espacios como el ocio nocturno de forma progresiva y “con prevención” ante el leve repunte del virus en los últimos días en la Comunidad Valenciana, ha comunicado el presidente valenciano, Ximo Puig, en una conversación con la SER a dos días de la mesa interdepartamental de la covid-19, donde se verificaran las restricciones.

Puig, de perspectiva hoy en la provincia de Alicante, ha apoyado la eliminación del uso obligatorio de las mascarillas en las playas o espacios naturales, pero considera que hay que ser muy cauteloso en sitios cerrados porque son “el símbolo de que el virus sigue ahí”.

La Interdepartamental de la Generalitat para la Prevención y Actuación ante la covid-19 se concentraran este jueves para estudiar la situación de la pandemia y convenir medidas como la finalización del toque de queda nocturno a partir del lunes, conforme han comunicado fuentes del Consell.

Desde que el 9 de mayo culminara el estado de alarma en España, la Generalitat ha solicitado en dos oportunidades y ha logrado el aval del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) para aplazar medidas que impactan a derechos fundamentales, como el toque de queda nocturno, que en la autonomía está vigente desde hace siete meses.

El lunes 7 junio termina la vigencia de esta medida, que actualmente se aplica entre la 1 y las 6 de la mañana, y sobre la que el presidente de la Generalitat ya adelanto en la última reunión de la Interdepartamental que se levantaría si pasados quince días se conservaba la situación epidemiológica.

El presidente recalco en aquel momento que disminuir la movilidad ha sido “un instrumento decisivo para salvar vidas y contener la pandemia”, pero que había llegado el momento de dejar “atrás” el toque de queda, dentro de la apertura progresiva de la Comunidad Valenciana.

Puig ha señalado este martes en Elche que en la reunión de la Interdepartamental del jueves, además del levantamiento del toque de queda, hay otros asuntos que se pueden “ir mirando” y “empezar a abrir espacios como el ocio nocturno, pero con prevención”.

Ha indicado que los números epidemiológicas de los recientes días, aun cuando son “buenas”, revelan que la apertura y la movilidad tienen “consecuencias”, y por consiguiente hay que ser “muy prudentes”, porque toda la sociedad valenciana se ha involucrado y ha trabajado conjuntamente para lograr ser la región de Europa con menor incidencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here