Las palabras del Papa Francisco

Papa

El Papa Francisco, el santo padre concedió su primera entrevista para hablar sobre la crisis mundial que está siendo causada por el coronavirus. Esta es una entrevista que fue dirigida al mundo anglosajón y será publicada en cuatro medios.

Esta entrevista será publicada el día de hoy en algunos medios. Pues se ha considerado que es un buen momento para dirigirse al mundo. Pues estamos viviendo una terrible pandemia que está afectando con mayor incidencia. A Italia, España, al Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

“resérvense para mejores tiempos porque entonces recordar esta crisis nos ayudará”. Estas han sido las palabras del Papa Francisco.

¿Cuáles fueron algunas de las preguntas realizadas al papa?

Papa

Una de las preguntas que se le realizaron al papa Francisco es la siguiente: Santo Padre, ¿cómo está viviendo la pandemia y encierro. Tanto en la Casa Santa Marta como el Vaticano en general, en lo práctico y en lo espiritual? A lo que este respondio que: “La Curia trata de sacar adelante el trabajo, de vivir normalmente, organizándose por turnos para que no toda la gente esté junta en el mismo momento. Una cosa bien pensada. Mantenemos las medidas establecidas por las autoridades sanitarias. Aquí en Casa Santa Marta se han hecho dos turnos de comida, que ayudan bastante a aliviar el impacto. Cada uno trabaja en su oficina o desde su habitación con medios digitales. Todo el mundo está trabajando; aquí no hay ociosos.” Afirmo.

Otra de las preguntas fue que: Hay una novela italiana del siglo XIX muy querida por usted, que ha mencionado varias veces recientemente: «I Promessi Sposi» («Los novios») de Alessandro Manzoni. El drama de la novela se centra en la peste de Milán de 1630. Hay varios personajes del clero: el cura cobarde Don Abundio, el santo cardenal arzobispo Borromeo, y los frailes capuchinos que sirven en el «lazareto», una especie de hospital de campaña donde los contagiados son rigurosamente separados de los sanos. A la luz de la novela, ¿cómo ve el Papa la misión de la Iglesia en el contexto de la enfermedad Covid-19?

“El cardenal Federico Borromeo realmente es un héroe de esa peste de Milán. Pero en uno de los capítulos se dice que pasó a saludar a un pueblo, pero con la ventanilla del carruaje cerrada, quizá para protegerse. A la gente no le cayó muy bien. El pueblo de Dios necesita que el pastor esté cerca, que no se cuide demasiado”.

Algo similar a lo que ocurre el día de hoy afirmo: “Hoy el pueblo de Dios necesita el pastor muy cerca. con la abnegación que tenían los capuchinos, que estaban cerca. La creatividad del cristiano se tiene que manifestar en abrir horizontes nuevos. En abrir ventanas, abrir transcendencia hacia Dios y hacia los hombres, y redimensionarse en la casa”.

Además, reconoció que: “No es fácil estar encerrado en casa. Me viene a la mente un verso de la Eneida en medio de la derrota: el consejo de no bajar los brazos. Resérvense para mejores tiempos, porque en esos tiempos recordar esto que ha pasado nos ayudará. Cuídense para un futuro que va a venir. Y cuando llegue ese futuro, recordar lo que ha pasado les va a hacer bien. Cuidar el ahora, pero para el mañana. Todo esto con la creatividad. Una creatividad sencilla, que todos los días inventa. Dentro del hogar no es difícil descubrirla. Pero no huir, escaparse en alienaciones, que en este momento no sirven”.

Otra de las preguntas incluye

“En relación a las políticas del estado en respuesta a la crisis. Mientras la cuarentena masiva ha sido una señal de que algunos gobiernos están dispuestos a sacrificar el bienestar económico. para beneficio de los más vulnerables, igualmente pone al descubierto el nivel de exclusión que antes se consideraba normal y aceptable”. 

“las medidas de algunos gobiernos han sido ejemplares con prioridades bien señaladas para defender a la población. Pero nos vamos dando cuenta de que todo nuestro pensamiento, nos guste o no nos guste, está estructurado en torno a la economía”.

“En el mundo de las finanzas parece que es normal sacrificar. Una política de la cultura del descarte. Desde el principio al fin. Pienso, por ejemplo, en la selectividad prenatal. Hoy día es muy difícil encontrar personas con síndrome de Down por la calle. Cuando la tomografía los ve, los mandan al remitente. Una cultura de la eutanasia, legal o encubierta, en que al anciano se le dan las medicinas hasta un cierto punto”.

Sin duda alguna, este abre boca nos deja claro que será una entrevista muy interesante. Que nadie se podrá perder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here