Para evitar compras hostiles y extranjeras, Alemania blinda sus vacunas

Alemania blinda sus vacunas, esto para evitar compras hostiles y extranjeras. En los últimos días, el gabinete de ministros de Merkel se ha otorgado este miércoles nuevos poderes para vetar. Todas las posibles ofertas públicas que estén relacionadas con la adquisición hostiles y extranjeras. Para todas aquellas compañías que están relacionadas con la atención médica.

Esta es una medida que se ha diseñado para poder garantizar el suministro continuo. de todos aquellos productos que son esenciales durante la crisis del coronavirus. Así como por supuesto los medicamentos y las vacunas, en el momento que los laboratorios alemanes las tengan disponibles.

Alemania ha implementado nuevas regulaciones y dentro de ellas esta aquellas que les permitirá al Gobierno bloquear. Todo lo que esté relacionado con las adquisiciones de precursores químicos, medicamentos, equipos de protección y de maquinaria médica, como por ejemplo los ventiladores artificiales.

Que se podrá hacer con estas nuevas regulaciones

Alemania

Estas nuevas regulaciones que se han puesto en marcha, les permitirá al Gobierno bloquear todas las adquisiciones de fabricantes de vacunas. de precursores químicos, de medicamentos, y de los equipos de protección o maquinaria médica.

Esto quiere decir, que el Ejecutivo tendrá la potestad de examinar las implicaciones de seguridad que tenga una oferta. Que venga de un país que se encuentre fuera de la Unión Europea. tan pronto como el comprador posea más del 10% de las acciones de la empresa de atención médica, cuando hasta ahora el umbral era del 25%.

Esta decisión se tomó, luego de que se hiciera mucho más notoria la tensión dentro de los mercados globales. Con todo lo que tiene que ver con la adquisición de aquellos a materiales que son considerados como cruciales en la lucha contra la pandemia. Y aunado a ello, en Alemania durante los últimos días se ha visto un aumento significativo de los casos. Lo que ha generado alarma.

Y otro caso que causo polémica, es el reconocimiento por parte del director general del grupo farmacéutico Sanifi, Paul Hudson. Ya que este afirmo que su laboratorio le entregaría las vacunas primero a Estados Unidos. Debido a que el país comparte el riesgo en la búsqueda del tratamiento en el marco de una colaboración con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA).

Además, al intento del Gobierno de Estados Unidos de comprar Curevac, que es una empresa farmacéutica de biotecnología alemana. Que se encuentra trabajando arduamente en el desarrollo de una vacuna contra la enfermedad.

Duras criticas

Esta decisión del Gobierno, ha recibido duras críticas desde la industria farmacéutica alemana. Ellos han afirmado que “Durante una crisis, es más importante que nunca pararse en mercados abiertos”. Esta fue la opinión precisa de la junta de la Federación de la Industria Alemana, Stefan Mair.

Incluso, la empresa BioNTech, que también se encuentra compitiendo en la carrera por encontrar una vacuna. Manifestó que considera, que todas estas acciones pueden entorpecer el desarrollo de los fármacos.

Recordemos también, que ya para el mes de abril, el Gobierno alemán aprobó una iniciativa que. refuerza el control sobre los intentos de compra de empresas estratégicas por parte de inversores extranjeros, en el marco de una reforma acelerada por la pandemia del coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here