Inicio Coronavirus Sin confianza para ganar al virus

Sin confianza para ganar al virus

0
Sin confianza para ganar al virus

No existe confianza entre los españoles, hacia  sus semejantes para que puedan superar esta pandemia. Hace aproximadamente un año, fue enfatizada la responsabilidad que tenían los ciudadanos como un motor principal para que se lograse salir de esta crisis sanitaria. Sin embargo, un reciente estudio del CSIC, ha cuestionado dicha responsabilidad colectiva, y ha dicho que ya no tienen confianza en el papel que tienen los ciudadanos para que se pueda ganarle al virus. Ha sido constatado por este mismo estudio, el hartazgo de los jóvenes frente a las restricciones que es un impedimento para que puedan reunirse con sus amigos.

El día de hoy el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha lanzó los resultados de la segunda encuesta de Espacov (Estudio social al respecto de la pandemia de la covid-19), el cual analiza la dimensión social de la pandemia, logrando para esto información a nivel nacional, con una muestra de 1.644 entrevistas en un trabajo de campo que fue desarrollado entre el 18 y el 25 de enero.

IESA-CSIC, por medio del informe de resultados que se han obtenido, ha destacado cuatro claves que se han extraído de la encuesta: la primera  es la quiebra de la confianza en  la ciudadanía; la segunda la fatiga pandémica que hay entre los jóvenes, que se encuentran exhaustos de no poder quedar con sus amigos en tanto ellos ve un escaso cumplimiento, de las medidas que hay entre los ciudadanos de todas las edades; como tercera las políticas que se han derivado de la crisis sanitaria; y como cuarta la negativa presente hacia la vacunación la cual va a ser un freno para que se logre alcanzar la inmunidad de grupo.

La segunda edición del estudio Espacov, ha resumido como un gran cambio que la población está dejando de tener confianza en el papel de la ciudadanía para que sea superada la actual crisis sanitaria. Después de que ya ha pasado casi un año de una pandemia, que ha tenido unas grandes consecuencias sociales y la incidencia de una tercera ola de contagios, ha provocado que sea cuestionada la responsabilidad colectiva para que sea contenida la propagación de este virus. Lo que va a conjetura un vuelco referente al anterior estudio. En abril del 2020, los resultados de Espacov I, subrayaban la responsabilidad que tenían los ciudadanos como un motor principal para que se pueda salir de está crisis sanitaria, inclusive un paso al frente de los descubrimientos científicos o la gestión que tiene el gobierno. Sin embargo, la percepción al respecto de la proporción de personas que están cumpliendo con las medidas y restricciones que se han impuesto, conforme a los que se han encuestado y calló casi a la mitad, entre el mes de abril de 2020 y enero de 2021.

Existe una fatiga pandémica que hay entre los jóvenes

Otra de las claves que ha sido resaltada por Espacov, es la fatiga pandémica y su especial incidencia que tiene entre los jóvenes. Los resultados han permitido que sea comprobada la notable incidencia del fenómeno, que ha sido denominado como una fatiga pandémica en los más jóvenes, la cuál se ha manifestado de forma explícita en sus estados anímicos, que se encuentran  mucho más deteriorado, y mucho más que el del resto de la población. En conjunto con esto, se debe destacar que dicho grupo está perdiendo su confianza en los colectivos que son claves para que se pueda superar esta crisis, tales como lo son los expertos/as y científicos/as, y, también en los jóvenes ha sido extendida mucho más la percepción al respecto del escaso cumplimiento que se tiene de las medidas y las recomendaciones de los ciudadanos de todas las edades.

A estos datos para concluir, el IESA-CSIC ha manifestado que tal vez ésta vaya a ser una de las claves para que  sea entendida una mayor incidencia que existe de la fatiga en los jóvenes, lo que se debe a que a la vez que se percibe que una gran parte de la población no estaba respetando las normas para que fuese evitada la propagación de este virus, han declarado un coste mucho mayor personal en su cumplimiento, más aún en las restricciones de la movilidad geográfica, el toque de queda o el límite de personas en las reuniones de amigos.

Los jóvenes mostraban un mayor optimismo, en el mes de abril de 2020, a diferencia del resto de la población al resto del tiempo que se necesitaba para que se fuesen superados los aspectos sociales y económicos de la pandemia. El informe dice que aún en la actualidad, no solamente ha sido incrementada su preocupación personal frente a que pueda haber un posible contagio, ya que también su futuro lo están viendo mucho más marcado por las consecuencias que podría traer esta pandemia, hasta un punto  de afirmar, un 15 % de los casos, que la economía no va a poder ser recuperada nunca.

Ha caído la valoración de la gestión de esta pandemia

El informe destaca como tercera conclusión clave, el empeoramiento de la valoración de la gestión política. Es reflejado en este informe, que si bien al inicio de esta crisis sanitaria, los ciudadanos estaban aprobando la gestión que se encontraba llevándose a cabo por parte del Gobierno de España, después de diez meses de una situación que ha demostró que tiene un gran calado en todos los órdenes de la vida, tuvieron un empeoramiento las valoraciones, cualquiera que sea la posición ideológica de las personas que han sido encuestadas.

Sin embargo, aquellos que se están posicionando hacia la izquierda de la escala ideológica tienen mayor confianza en el sistema sanitario, como de igual forma en la comunidad científica y de los expertos para que se supere la actual crisis; y los encuestados/as que están ubicados en el espectro ideológico de la derecha que han tenido más dilatación en el tiempo, la recuperación económica y el tiempo que se necesita para que sea recuperado un estilo de vida que sea similar al previo que se tenía antes de la pandemia, conforme ha indicado el estudio.

Buena predisposición para la vacunación

Para concluir , otra de las claves ha aludido a la vacunación. Conforme a los resultados de Espacov II, casi la mitad de las personas que se han encuestado han deseado vacunarse, en caso de elegir, de manera inmediata; son más de tres cuartos las personas que se han encuestado, y han mostrado su deseo de que puedan hacerlo antes de que termine este año, ante solamente un 7 % que ha declarado que no se va a vacunar nunca. Lo que está dando sustento a la idea de que la negativa a vacunarse no va a ser un freno para que puedan ser alcanzadas las cotas que se han establecido por los expertos/as, para que puedan acercarse hacia la inmunidad de grupo.

Este informe ha mostrado, que fue constatado que el nivel de información ha favorecido la disposición a la vacunación. Si se tiene en cuenta que el 50 % de las personas que se han encuestado se han declarado bastante o muy informadas al respecto de la efectividad de las vacunas y solamente un 34 %, al respecto de sus efectos secundarios, todavía queda recorrido para que sea mejorado el nivel de información de los ciudadanos y con esto la actitud de la población hacia el proceso de vacunación, conforme fue afirmado en sus conclusiones por Espacov II.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here