La operación –enmarcada dentro del plan de lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar- se ha desarrollado en Algeciras (Cádiz), Barcelona y El Ejido (Almería) y ha finalizado con la detención de ocho personas

El modus operandi utilizado por la organización consistía en comprar máquinas industriales en Perú, donde varias personas con conocimientos mecánicos les habilitaban compartimentos ocultos para esconder la droga y posteriormente enviarlas a España vía marítima

Agentes de la Guardia Civil, en una operación conjunta con la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria con la colaboración de las autoridades peruanas, han incautado más de 66 kilos de cocaína que iban a ser introducidos en España ocultos en el interior de maquinaria industrial. La operación -enmarcada dentro del plan de lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar- se ha desarrollado en  Algeciras (Cádiz), Barcelona y Almería y ha finalizado con la detención de ocho personas en Sabadell (6), Barcelona (1) y El Ejido (1). El modus operandi utilizado por la organización consistía en comprar máquinas industriales en Perú, donde varias personas con conocimientos mecánicos les habilitaban compartimentos ocultos para esconder la droga y posteriormente enviarlas a España vía marítima.

Incautados 66 kilos de cocaína que iban a ser introducidos en España ocultos en el interior de maquinaria industrial 1

La investigación se inició gracias a la cooperación policial internacional cuando las autoridades peruanas comunicaron a los agentes la existencia de una organización criminal que estaría asentada en Perú y España. La información aportada hacía referencia a un grupo especializado en la exportación de importantes cantidades de cocaína oculta en el interior de máquinas roladoras de gran tonelaje a través de contenedores marítimos.

Modus operandi

Las pesquisas policiales constataron que el grupo criminal investigado compraba maquinaria industrial en Perú para trasladarla a unos almacenes donde varias personas, con conocimientos mecánicos, habilitaban compartimentos ocultos en su interior con la finalidad de esconder la sustancia estupefaciente y dificultar su localización por parte de las autoridades policiales. Finalizado el ocultamiento de la droga, las máquinas eran exportadas en contenedores por mar hasta España.
Incautados 66 kilos de cocaína que iban a ser introducidos en España ocultos en el interior de maquinaria industrial 2
A principios de abril, los agentes detectaron la llegada al puerto de Algeciras de un contenedor sospechoso de ocultar una importante cantidad de cocaína en el interior de maquinaria industrial. Los investigadores comprobaron que dicho contenedor portaba cuatro máquinas roladoras de gran pesaje y tras inspeccionarlas exhaustivamente descubrieron que habían sido modificadas por la zona de la base y soldadas nuevamente con una lámina de acero. Pocos días después, el contenedor salió de Algeciras a bordo de un buque hacia el puerto de Valencia, donde permaneció varios días sin realizar ningún movimiento a fin de evitar que fuera vinculado con el contenedor que transportaba la droga.

Sorprendidos in fraganti mientras extraían la cocaína

Finalmente, a mediados del pasado mes de mayo, los agentes detectaron cómo el contenedor abandonaba Valencia a bordo de un camión para dirigirse hacia Barcelona, concretamente hasta una finca aparentemente abandonada situada en el municipio de Sabadell. Allí observaron a varios individuos que, haciendo uso de una carretilla elevadora, descendieron las cuatro máquinas roladoras y las introdujeron en el interior de un almacén donde comenzaron a manipularlas.
Incautados 66 kilos de cocaína que iban a ser introducidos en España ocultos en el interior de maquinaria industrial 3
Gracias a un dispositivo conjunto de la Guardia Civil, la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, los miembros de la organización fueron sorprendidos cuando comenzaron con el proceso de extracción de la cocaína. Por este motivo, los agentes detuvieron a las seis personas que se encontraban allí e incautaron 61 pastillas de cocaína -localizadas al desmontar las láminas de acero de la base de las máquinas- que arrojaron un peso aproximado de 66 kilos de estupefaciente.
Los investigadores continuaron las pesquisas para identificar y localizar a las personas que se encontraban detrás de la importación de la mercancía y que habían hecho frente a los gastos y gestiones documentales de la misma. En este sentido, el pasado mes de septiembre los agentes detuvieron a otras dos personas relacionadas con los hechos investigados en Barcelona y El Ejido (Almería). Asimismo, realizaron tres registros en la Ciudad Condal y los municipios almerienses de El Ejido y Roquetas de Mar.
Este método de ocultación de cocaína en maquinaria industrial ha sido utilizado en otras ocasiones para intentar introducir droga en nuestro país. De hecho, este mismo año, se han realizado otras dos operaciones, sin vínculos con la presente, en las que el sistema de ocultación de la droga era similar. En una de ellas, se aprehendieron en el puerto de Barcelona 620 kilos de cocaína que se encontraba oculta en un rotor de 12 toneladas y en la otra se descubrieron 464 kilos de cocaína ocultos en una máquina trituradora de once toneladas. En ambos casos fue necesaria la utilización de pesada maquinaria industrial para la extracción de la droga.