Armarios de cultivo y todo lo que debes saber para montar tu propio huerto urbano en casa

Armarios de cultivo y todo lo que debes saber para montar tu propio huerto urbano en casa

Hoy en día, poder comer vegetales frescos, recién sacados del huerto, es algo prácticamente imposible para muchas personas. Todos sabemos que consumir frutas y verduras debe ser una parte fundamental de nuestra dieta, sin embargo, la labor se nos complica un poco al no tener acceso directo a este tipo de productos.

Por este motivo, queremos daros algunos consejos muy fáciles con los que podréis empezar a plantar vuestras propias verduras aunque viváis en un piso. Con armarios de interior, un kit de cultivo, agua y un poco de mimo podemos empezar a consumir vegetales 100% frescos, plantados y cosechados por nosotros mismos.

Como empezaremos por el principio, hoy sentaremos las bases de cómo montar un huerto urbano en casa: escoger nuestras verduras favoritas, conocer cuáles son los productos de cultivo interior imprescindibles para empezar esta aventura y algunos trucos que nos resolverán las primeras dudas que puedan surgir.

Escoger qué vamos a plantar

El cultivo de vegetales en interior, en huertos urbanos y en nuestra propia casa es una labor que requiere constancia y esfuerzo pero con la que, sin duda, lograremos unos resultados asombrosos. Como para muchos será nuestro primer contacto con este mundo, la recomendación es que empecemos por escoger unos pocos vegetales o plantas, que se convertirán en nuestra primera toma de contacto.

Por este motivo, os animamos empezar por aquellas verduras que más os gusten, teniendo también en cuenta que deben ser «fáciles» de plantar y mantener. Lo mejor es, en un principio, utilizar vegetales de pequeño tamaño, como los tomates cherrys o algunas variedades enanas de judías.  A continuación, os proponemos algunos vegetales fáciles de plantar con los que nos podremos iniciar.

Zanahorias

Las zanahorias pueden ser, casi sin duda, una de las hortalizas más fáciles de plantar. Crecen en prácticamente cualquier tierra y, aunque debemos plantar las semillas bastante separadas en el macetero (lo que significa más espacio), en 2 o 3 meses podremos cosechar nuestra primera tanda de zanahorias.

Espinacas

A pesar de que hay que plantarlas en maceteros individuales, lo que nos puede limitar si tenemos poco espacio, la verdad es que plantar espinacas es super fácil y no requiere casi de mantenimiento. Además, en apenas 2 meses las tendremos listas para el consumo.

Lechuga

La lechuga puede ser perfecta para iniciarse en el cultivo de vegetales en interior, básicamente porque veremos los resultados muy rápidamente. Dependiendo del tipo de semillas podremos cosechar lechugas desde 20 días después de plantarlas hasta unos 2 meses. ¡Fácil y rápido!

Decidir la ubicación dentro de casa

Como hablamos de montar un huerto urbano de interior, lo mejor es escoger una habitación o una parte de una estancia para dedicarla a plantar nuestros vegetales. Una vez elegida la situación, lo siguiente será tomar las medidas, dependiendo del espacio que tengamos y de la cantidad de vegetales que queramos plantar, para luego colocar los armarios y los accesorios.

El mejor consejo en este caso es informarse a conciencia antes de comprar para saber qué es realmente lo que queremos y a qué daremos uso, para luego no llevarnos sorpresas desagradables o hacernos con una cantidad de material que al final no vamos a utilizar. Es mejor empezar poco a poco y, según vayamos cogiendo confianza y destreza, ir aumentando nuestra equipación.

El armario de cultivo perfecto

Lo primero que debemos tener claro es que, si decidimos montar un huerto urbano para cultivar vegetales de interior, lo mejor es hacernos con armarios especiales para ello. Los armarios de cultivo son un recurso estupendo para poder tener en casa un pequeño invernadero que nos surtirá de riquísimos productos.

Actualmente, podemos conseguir un armario de cultivo barato con facilidad, ya que están disponibles en muchísimos rangos de precio y calidad. Los armarios de cultivo interior nos facilitarán muchísimo el trabajo, ya que gracias a ellos, crearemos el microclima idóneo para que nuestros vegetales crezcan de maravilla.

Es muy importante conseguir un buen armario para nuestro huerto interior, ya que este tipo de productos optimizarán todo el proceso de cultivo, desde que plantamos la semilla hasta que cosechemos nuestras verduras y hortalizas. Así, además de conseguir una cosecha más grande, también será de mejor calidad.

Teniendo en cuenta esto y el presupuesto que manejemos, podemos acceder a unos u otros tipos de armarios de cultivo. Como en todo, habrá modelos más económicos, para principiantes que serán estupendos para iniciarse en el mundillo y otros de gama más alta que serán perfectos para cuando ya nos hayamos convertido en auténticos expertos.

Un kit de cultivo para ponernos manos a la obra

Otro de los elementos imprescindibles, junto con el armario de cultivo , sería el kit de cultivo. Este tipo de kits contarán con todos los elementos básicos que necesitaremos para empezar a cultivar nuestros vegetales de interior.

Lo más normal, es que los kits de cultivo contengan accesorios como semillas, sustrato, bombillas y focos o macetas. Dependiendo de las necesidades que tengamos y el tipo de huerto urbano que queramos montar, tendremos que elegir un kit más o menos completo, o hacerlo nosotros mismos encargando los materiales por separado.

¿Qué debe llevar nuestro kit de cultivo de iniciación?

Para iniciarnos en el cultivo de vegetales de interior en armario, lo básico que debe tener nuestro kit serían los siguientes elementos:

  • Semillas
  • Macetas
  • Sustrato
  • Abono
  • Etiquetas
  • Pulverizador de agua

Con esto tendremos todo lo necesario para empezar a plantar y disfrutar en nuestra casa de unos riquísimos vegetales salidos de nuestro propio huerto urbano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here