El Mundial de Catar 2022 se cobra más de 6.500 vidas de trabajadores migrantes en las obras

Desde hace más de una década, se presenta la situación existente en Catar y es absolutamente maquiavélica. Desde el año 2010, lleva el Gobierno del emirato con la frase el ‘fin justifica los medios’ -frase acuñada por Napoleón, no por el filósofo italiano como se dice-, un año también en el que se le concedió que albergara el Mundial de 2022, teniendo que trabajar a contrarreloj para adaptar el país a la cita mundialista.

Con el fin de demostrarle al mundo en dos años que Catar se encuentra a la vanguardia, trabajó en la construcción de siete estadios, hoteles, aeropuertos, sistemas de carreteras, líneas de transporte… sin embargo, teniendo una cara sombría detrás que ya se esta empezando a visualizar.

De la forma en la que ha publicado el diario inglés ‘The Guardian’, desde que le fue otorgado al país la sede del Mundial, han fallecido más de 6.500 trabajadores migrantes, en las obras de edificación de los proyectos que se han mencionado anteriormente.

Lo que quiere decir, que desde el año 2010, semana tras semana, han muerto 12 trabajadores en Catar, teniendo procedencia principal de cinco países: Nepal, Sri Lanka, India, Pakistán y Bangladesh.

Gracias a los registros que se han llevado a cabo por el médico británico en dichos países, se dio a conocer que la India ha sido el estado más damnificado, teniendo 2.711 muertes oficiales, seguido de Nepal (1.641), Bangladesh (1.018), Pakistán (824) y Sri Lanka (557).

La cifra es superior

Hasta este momento, solamente se ha hablado de cifras oficiales, pero ‘The Guardian’, ha especulado con que esta es mucho mayor por los dos factores clave: existen países que no se han contado y faltan por ser recabados los datos de los últimos meses de 2020 y lo que va de 2021.

En conclusión, es desconocido el número de migrantes procedentes de Kenia o Filipinas, a pesar de que sus trabajadores abundan en Catar, debido a esto la cifra es evidentemente mayor.

De manera oficial, conforme a la organización del Mundial, en las obras de construcción de los siete estadios solamente han perdido la vida 37 personas, siendo 34 de estas por causas que no han tenido relación con el trabajo.

Menguando el cinismo que tiene el Gobierno catarí, variadas entidades cargan en contra las indecencias que se encuentran cometiendo en el emirato, asegurando que sí han tenido que ver los fallecimientos con las obras.

Nick McGeehan, director de FairSquare Projects (una organización de abogados expertos en derechos laborales en los países del Golfo Pérsico), ha afirmado que «es probable que muchos trabajadores hayan muerto en estos proyectos de infraestructura para la Copa del Mundo».

Una gran parte de estos casos, se encuentran catalogados de forma oficial como «muertes naturales», pese a que muchas han apuntado a fallos cardíacos o respiratorios, suicidios, accidente de tráfico y altas temperaturas, entre otras.

‘Catenaccio’ de Catar

El país, que va a albergar el próximo Mundial entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre del 2022, no ha salido a desmentir la información de ‘The Guardian’, aunque sin embargo, sí se ha justificado dando explicación de que los obreros cuentan con acceso a atención sanitaria gratuita, la cual es de primer nivel.

Al mismo tiempo, indican que en un territorio en el que trabajan más de dos millones de migrantes, la tasa de mortalidad no esta siendo exagerada.

El ejecutivo catarí, explicó que la tasa de mortalidad entre dichas comunidades se encuentra en el rango esperado por el tamaño y la demografía de la población. A pesar, de que cada vida perdida es una tragedia y no se escatiman esfuerzos para que se trate de evitar cada muerte en su país.

Catarata de muertes, familias que tienen desconocimiento del paradero de los suyos, un país que se encuentra vendido al ‘todo vale’ y tiene carencia de derechos sociales normales en Occidente… y el silencio de las autoridades competentes. Todavía se está a la espera de la respuesta de la FIFA, a pesar de que muchos ya están contando con su silencio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here