La ‘tormenta en el desierto’ de Carlos Sainz, o cómo debutar con vientos de 50 km/h

Ha llegado el momento para Carlos Sainz, y ha dicho que se siente bien, que no mentira que se encuentra un poco impaciente, ya que hace mucho tiempo ha estado en la espera  de este momento. No habrán ni monoplazas de años anteriores o simuladores. Va a debutar con Ferrari,  a bordo de su máquina para esta presente temporada. Tal vez nunca ha imaginado que ese primer contacto con el SF71, iba  a tener lugar entre una tormenta de arena en el desierto. Sin embargo, no será esta pretemporada para que pierda un solo minuto, y menos en este caso que es un piloto que  es virgen con monoplaza. Es forzoso rodar a toda costa.

Sainz ha dado un salto hacia la pista, con el fin concreto de una aclimatación progresiva y un programa que, de manera afortunada, ha podido cumplir en su cuota de la jornada. A última minuto, el salto de la mañana de Charles Leclerc, ha hecho temer que su jornada se viese truncada, sin embargo no ha sido el caso. Finalmente, Sainz se ha bajado aliviado y satisfecho con sus primeras 60 vueltas y la progresión que logró en la tarde. No tiene sentido alguno, que se determine dónde arrancará Ferrari, frente a sus rivales y de cara a las condiciones tan variadas que han condicionado la jornada. No obstante, en comparación a un Mercedes que no ha dado pie con bola, en Ferrari podrían darse como satisfechos.

Progresar adecuadamente

Previamente a subirse a la SF71, Saiz dio aviso de que «Las condiciones son complejas para un primer día porque el viento es muy fuerte, hay algo de polvo en la pista y no será un día fácil, pero tengo que hacer el trabajo previsto y completar el programa”. Conforme a la versión del equipo, el problema con el combustible, ha detenido  a Charles Leclerc faltando diez minutos para que terminara la mañana. Sainz demoró en salir a la pista, sin embargo más por el vendaval y la tormenta de arena que ha engullado al trazado de Shakir . Previamente, ya era anticipado por el español el panorama que le va a esperar en esta período. «Aún quedan muchas cosas que tengo que aprender del coche de este año y tras el día y medio quizá seguiré en la curva de aprendizaje en las primeras carreras”.

Por ahora, la primera jornada ha ayudado a que se tome contacto, sin embargo no son referencias. Sainz explicaba que cuando terminaba la jornada, que «los coches hoy en día son enormemente dependientes del viento. En cada curva que había viento de cara, el coche iba fenomenal, si venía de cola, era fatal. Era muy dificil de pilotar. Necesito un día más tranquilo. Debutar con Ferrari en un día con vientos de 50 km/h no ayuda». De forma efectiva, Sainz se emplazo para los dos próximos días, con otras condiciones, «o en las primeras carreras con situación más calmada para ver el ajuste fino y los trucos del coche».

Coger el punto al SF71

No ha sido una jornada, tampoco para que sea ponderada la posición inicial de Ferrari, y la de sus rivales. Sainz, explicaba que todo el mundo desea adivinar el rendimiento de todos los coches hoy, sin embargo es muy pronto para que se decida, y será muy difícil que se sepa saberlo en este tipo de condiciones», esto lo decía al respecto de la variabilidad de las condiciones ambientales. No es calibrada la competitividad de un monoplaza, tan solo por su velocidad última, objetivo ajeno de una primera jornada, pero si por la capacidad de que se gestionen los diversos compuestos de neumáticos en diversas condiciones, el ritmo en tandas largas o diferentes cargas de gasolina, el rendimiento aerodinámico en diferentes tipos de curva y movimiento del monoplaza. En condiciones que son muy cambiantes, como las que se han tenido el viernes resulta muy complicado que se pueda comparar.

Como en horas de la mañana Leclerc, el programa de calibración y comprobación, con una pista que es mucho más lenta debido a las altas temperaturas, que eran condiciones que explicaban su tiempo más lento, respecto a Sainz a igualdad de compuestos para sus mejores vueltas (intermedios). En horas de la tarde, en tanto la temperatura tenía una caída de una manera relevante y el viento amainó, casi todos tenían una bajada de sus cronos. Solamente Sainz, ha llevado a cabo algunos intentos con el intermedio y ha y ha logrado el quinto mejor tiempo de la jornada. No obstante, la misión que se tenía era que se cogiera el punto de manera progresiva al SF71, no sufrir inconvenientes que van a restarle tiempo en pista, y que se tachen las casillas de los ingenieros.

McLaren y Alpine se gustan

Tiene la aspiración Ferrari, al salto cualitativo para que se aspire hacia el tercer puesto después de Mercedes y Red Bull. Todo indica que la pugna va a ser extraordinaria en esta temporada. Por lo menos para comenzar, dos de sus teóricos rivales directos han completado una magnífica jornada. McLaren, con una fiabilidad que es impecable a pesar de que incorpora el nuevo motor Mercedes, 91 vueltas, y tiempos fáciles de que se logre que han llevado a Lando Norris, hacía la segunda posición del día. Y con un Alpine, al que inclusive le ha sobrado tiempo para que se lleve a cabo paradas en boxes en la parte de conclusión del día, teniendo un total de 129 vueltas y el tercer mejor tiempo, a pesar de que con un compuesto más blando que el de Red Bull (inalcanzable la primera jornada) y McLaren.

En cualquier caso, la jornada inaugural de 2021, no fue tampoco la propicia para más grandes referencias, lo que se debió al viento creciente y la suciedad del asfalto. La carencia de condiciones constantes, no ha permitido referencias que sean ajustadas, que sean al margen de la tradicional letanía de las diversas cargas de combustible y mapas de motor que relativizan los resultados. Y mucho menos, tampoco cabe que se busquen referencias con el reciente gran premio debido a las condiciones atmosféricas y diversas horas de celebración de la carrera, en referencia a los entrenamientos de pretemporada. Al margen del tiempo que se ha perdido por los recortes aerodinámicos. Por otra parte, el trazado de Shakir lleva a destacar por sus exigencias de tracción, tipo ‘stop and go’, sin grandes y rápidas curvas, lo que proporciona las referencias de jerarquía que lleven a determinar estas tres jornadas, que pueden no tener comparación con varios circuitos de muy diversa configuración, como Portimao, por ejemplo, tercera carrera del campeonato. Pero en el 2021, es lo que hay o lo toman o lo dejan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here