Amazon cargó sobre las pymes españolas la tasa digital del 3% que ha sido aprobada por el Gobierno

Las empresas que para sus ventas emplean la plataforma de Amazon, van a ser las que terminarán pagando la popularmente conocida como tasa de Google, que ha sido aprobada este mes pasado de octubre, por el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, lo cual en la práctica afectará a casi todas las empresas grandes de la economía digital. Se van a ver afectadas más de 9.000 empresas españolas y van a tener que tomar la decisión si podrán permitirse asumir este coste o trasportarlo al cliente final.

Amazon, la gran empresa del comercio electrónico, ya ha iniciado a remitir sus mensajes a los proveedores y fabricantes, a los que les hace de intermediario, con el asunto de los que habrán próximos cambios en las tarifas de España, después de la introducción del impuesto sobre determinados servicios digitales; así mismo les ha advertido, que el Gobierno español, va a introducir un impuesto de determinados servicios digitales (IDSD) a un 3%, que ha entrado en vigor desde el 16 de enero del 2021. Y desde el 1 de abril de 2021, ellos aumentarán sus tarifas por referencia en un 3%, para los productos que sean vendidos en España, para por poder reflejar este impuesto adicional.

Este mensaje que difundió la filial de Amazon Service Europe, ha remitido a su plataforma de vendedores, para recibir más información, el cual ha sido recibido por más vendedores de diversos tipos de productos. Un ejemplo que está utilizando esta plataforma para la explicación a los vendedores, es el impacto del tributo en el cobro de su comisión de intermediación, si un producto que tiene un precio total de venta que sea de 100 euros y su tarifa por referencia actual es de un 15%. Desde el 1 de abril de 2021, la tarifa por referencia va a ser del 15,45% y la tarifa por referencia que va a pagar por ese producto va a ser de 15,45 € (calculada a partir del 15,45% de 100 €).

A más de 9.000 empresas, va a perjudicar esta decisión de elevar la tarifa de referencia o la comisión, las cuales han empleado esta plataforma de Amazon, desde el año 2020, conforme a sus propios informes que han sido publicados por el market place. Así mismo, va a ser aplicado a las empresas que realicen ventas en territorio español, desde el extranjero, conforme a fuentes oficiales, han señalado que al igual que muchos, han instado al Gobierno a que busque una solución global, al respecto de la tributación de la economía digital, al nivel de la OCDE, en vez de imponer impuestos unilaterales, con el fin de que la reglas puedan ser consistentes en todos los países, como también mucho más claras y justas para las empresas. La manera en que el Gobierno, diseñó el impuesto sobre determinados servicios digitales, va a perjudicar directamente a las empresas que utilizan sus servicios.

Esta decisión que tomó el Gobierno, de aprobar un impuesto para las grandes plataformas del comercio digital, sucedió como consecuencia del retraso de parte de la Unión Europea, al igual que los países de la OCDE, en el momento de poner en marcha una tasa de ámbito internacional o global. Dejando el reflejo de la exposición de motivos de la Ley 4/2020, que ha sido firmada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Es considerado por la tasa de Google española, que aquellas personas jurídicas y las entidades que se encuentren ya establecidas en España, o en otro de los Estados que son miembros de la Unión Europea, que en el principio del periodo de liquidación va a superar los dos siguientes umbrales: el importe neto de su cifra de negocios en el año natural anterior logré superar los 750 millones de euros, y que el importe total de sus ingresos derivados de prestaciones de servicios digitales sujetas al impuesto, en tanto sean aplicadas las reglas, que se han previsto para la determinación de la base imponible (y de esta manera determinar la parte de dichos ingresos que se corresponde con usuarios situados en territorio español), que corresponden al año natural anterior, este superando los tres millones de euros.

Dicha práctica va a llegar también a plataformas como Facebook, Amazon o Google, las cuales también emplean filiales en países con baja tributación para la facturación de sus clientes, en cualquiera que sea su territorio, en el que sea producida dicha transacción electrónica. Aproximar esta carga positiva a la realidad comercial, es la intención que tiene el Gobierno español, al igual que países como Francia o Italia, que han aprobado una ley muy similar, y han optado por acelerar la máquina para la presión puesta ante Estados Unidos, que en la Administración de Donald Trump, amenazó a la Unión Europea, con represalias comerciales si este sacaba adelante una tasa propia. Esta por conocerse, cuál va a ser ahora la política del sucesor en la presidencia, Joe Biden, quien en su programa electoral, el presidente demócrata prometió una nueva regulación para los grandes gigantes tecnológicos y un incremento de la tributación por los beneficios.

Esta decisión de Amazon, de imputar a sus vendedores el impuesto en España, es el reflejo de que van a ser estos los que tengan que pagar la subida impositiva. La tecnológica de igual forma, tomó la misma decisión en Francia o Italia. Desde allí, van a tener dos opciones: aumentar el precio del producto en esta plataforma de Amazon o ajustarlo en sus costes. Y la plataforma del Jeff Bezos, que es la que se encarga de liquidar con la Agencia Tributaria, va a tener los mismos ingresos con impuestos, que sin impuestos en el caso de mantener las ventas. Dicha previsión del Gobierno, es con el fin de recaudar 1.200 millones de euros con el impuesto de servicios digitales, si bien la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) rebaja esa estimación a una cifra que oscila entre 564 y 968 millones de euros.

Pequeñas y medianas empresas, no están dudando en trasladar su malestar por la decisión que ha tomado Amazon, siendo este un portal que se ha convertido en referencia en cuanto al comercio electrónico y en el que miles de comercios consideran obligación estar presentes para poder sacar adelante su negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here