China contraataca comercialmente a los Estados Unidos

China contraataca comercialmente a los Estados Unidos 1

Donald Trump saludando a Xi Jinping

Los aranceles han sido un arma usada en ambos bandos. No es ninguna novedad. Estas han ido entorpeciendo las relaciones entre China y EEUU y según parece, están lejos de terminar.

Para rizar todavía más el rizo, cabe recordar que EEUU se encuentra en una negociación nuclear con otro enemigo familiar del republicano; Corea del Norte. Con este problema, no parece estar en la mejor situación el presidente Trump para negociar en otro frente.

El miércoles 31 de julio se celebró una rueda de prensa en Pekin (China) donde el canciller Geng Shuang ha declarado sus intenciones de implementar medidas en contra de los impuestos establecidos por Estados Unidos a los productos de origen chino. Añade que no cederán a dicho ataque y recalca su voluntad ante un posible diálogo comercial. Según el canciller, China siempre ha defendido el diálogo frente los problemas comerciales. Eso si, no se quedarán parados ante el ataque a sus derechos e intereses.

Ha habido otros conflictos como por ejemplo el caso de ZTE que fue vetada y se le han ido imponiendo medidas para su regreso.

China contraataca comercialmente a los Estados Unidos 2

Xi Jinping reelegido como presidente

Pero no es China la única perjudicada, también se guarda algunos ases bajo la manga:

Poner trabas a las empresas estadounidenses

Este primer comodín tiene muchas ramificaciones con las que poder defenderse de los ataques. China podría ser capaz de dificultar el paso por la aduana, poner trabas en las regulaciones o simplemente, subir costes. No sería la primera vez que el país lo hace. Muchas empresas estadounidenses cuentan con mano de obra en China y sería un duro golpe. Reduciría la competencia, serían capaces de elevar sus precios y disminuirían las opciones de los consumidores.

Forzar un aislamiento comercial a EEUU

China no tiene planes de conseguir grandes resultados financieros a corto plazo. Más concrétamente su Xi Jinping no tiene ninguna prisa por ser relevado del cargo y por tanto puede planear una estrategia a largo plazo con la que desgastar a su rival. China podría ser capaz de planificar alianzas comerciales con otros países mientras Trump pierde algunas de estas. Según algunos analistas, este tipo de ataque sería confirmado por los acercamientos que ha habido por parte de China a Europa, a otros países asiáticos y Latinoamérica. Lo que es más, Trump ha tenido problemas con la Unión Europea, Canadá y México. Esto podría facilitar una posible oferta por parte del gigante chino.

A pesar de estas posibles armas, expertos afirman que no ven viable el uso de armas por marte de China más allá de los aranceles.

«China es mucho más vulnerable en una guerra comercial que Estados Unidos. La economía estadounidense es mucho más grande y está a años luz en eficiencia«, le dice a BBC Mundo Scott Kennedy, director del Proyecto sobre Negocios en China y Economía Política del Center for Strategic & International Studies en Washington.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here