De esta forma vigila Hacienda la procedencia del dinero en efectivo que entra y sale de la cuenta bancaria

Conforme al Banco de España, en el años 2019 las familias españolas poseían 915.008 millones de euros en efectivo y depósitos, la cual es la cifra más alta de la historia. Ahora bien, una parte del dinero se encuentra en cuentas bancarias, otra parte es guardada por los españoles en sus casas, en cajas fuertes o «debajo del colchón«. A pesar de que es no es ilegal que se tenga dinero en efectivo en el domicilio, fue asegurado por Hacienda que deber ser declarado en la Renta, porque de lo contrario se podría dar apertura a una investigación para lograr descubrir la procedencia de este dinero. Teniendo bajo consideración  el nivel de control del fisco, se debe indicar que ingresos superiores a 3.000 euros, colocan en  un sobre aviso a la Agencia Tributaria, que puede comenzar una investigación para el estudio de los movimientos.

En estos instantes, el Banco de España le ha notificado a Hacienda cualquier movimiento que sea superior a los 2.500 euros, debido a puede ser considerado como un ingreso que no es justificado. Por lo que, el fisco podría comenzar un requerimiento para que sea averiguado la procedencia de la cantidad que haya sido ingresada en la cuenta. En caso de que no sea justificado el ingreso, se va a obligar a tributar hasta el 50% de la cantidad investigada, tal y como fue rememorado por El Economista. Por lo que, si el efectivo que se tiene en casa ha sido declarado en la Renta no va a suceder este problema, en tanto que, si no lo está y son realizados ingresos altos, Hacienda podría llegar a multar al contribuyente.

Por su lado, la Dirección General de Tributos ha indicado, que «no se tiene por qué creer que el dinero que un cliente saca de su banco en un momento determinado es el mismo que se mete en la entidad después de un periodo de tiempo medio o largo. Podría ser un premio, una herencia o una ganancia que Hacienda desconoce y, sobre todo, por la que no se han pagado impuestos. Por este motivo, cualquier persona que ingresa dinero en una cuenta bancaria debe poder acreditar cómo lo ha obtenido».

La forma que exige Hacienda para que sea justificado el ingreso o la retirada del efectivo, en caso de que sean superadas estas cantidades –3.000 euros si es retirada y 2.500 si es ingreso– es indicarle al cajero de la oficina la procedencia de este dinero, debido a que el movimiento va a ser reportado al Banco de España y, más tarde, a Hacienda. Si es un dinero efectivo que se encontraba en casa y está siendo declarado en la Renta no van a haber problemas, las complicaciones van a surgir si ese efectivo no fue declarado de forma previa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here