El BBVA disminuye por segunda vez los despidos del ERE y los sitúa en los 3.331 empleados

El BBVA considera que oferta presume aminorar la cifra inicial en un 12% y mejora las compensaciones económicas.

El BBVA considera que oferta presume aminorar la cifra inicial en un 12% y mejora las compensaciones económicas.

El BBVA continúa su negociación con los sindicatos para  explorar un convenio en las condiciones de los afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que arremeterá la entidad. Este martes el banco ha admitido disminuir la cantidad de afectados a 3.331 mediante la recolocación de 467 trabajadores en los centros de atención remota. Conforme Comisiones Obreras (CC OO), el banco ha ofrecido aumentar de 350 a 467 la cifra de empleados que pasarían a puestos del departamento remoto, lo que disminuiría la cantidad total de despidos a 3.331 afectados, frente a los 3.798 despidos planteados inicialmente.

CC OO, el sindicato mayoritario en la entidad, valoriza “positivamente los movimientos de la empresa por lo que se refiere al centro de gestión en remoto”. Además que BBVA “haya empezado a su vez a incrementar sus condiciones económicas, aunque continúan siendo movimientos claramente insuficientes”.

Este sindicato ofreció la semana pasada, y el BBVA lo ha admitido, disminuir las tardes trabajadas en estos centros de administración de 130 a 125; suprimir la obligatoriedad de trabajar en festivos y fiestas mayores; autorizar el teletrabajo en las tardes de julio y un día completo a la semana en el resto de meses; otorgar un descanso de diez minutos cada dos horas y la incorporación voluntaria de los trabajadores a los centros de atención remota.

Traslado a los centros de atención remota

De igual forma, el banco ha ofrecido dentro de la negociación del ERE una obligación de permanencia indefinida y la adscripción voluntaria de los gestores actuales del programa Contigo. El BBVA ha propuesto que 467 personas no sean despedidas, sino trasladadas a los centros de atención remota, lo que disminuye la cantidad de afectación del ERE hasta 3.331 personas. Eso sí, en caso de que no haya convenio, la adscripción al departamento será forzosa.

CC OO ha expresado su rechazo a esa adscripción forzosa si no hay acuerdo, a la disminución a 125 tardes (habían propuesto 115) y al compromiso indefinido de permanencia. También, el sindicato piensa que, en caso de convenio, la cantidad de puestos trasvasados a gestión remota lograría aumentarse para disminuir los afectados por el despido colectivo.

En cuanto a las condiciones económicas que al principio propuso para las salidas, el BBVA las ha mejorado y propone a los empleados de entre 58 y 62 años la prejubilación con el 70% del salario hasta los 63 años (la propuesta anterior era del 65%), con una revalorización del 1%, deducción de la prestación por desempleo y subsidio, en su caso. Para los empleados de 63 años o más, conserva su oferta de indemnizarles con 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

250.000 euros de máximo a los de 52 a 55 años

Para los trabajadores de 56 a 57 años, a los que proponía una renta temporal del 60% del salario hasta los 61 años, en este momento ofrece pagarles cuatro veces el 65% de su sueldo y un acuerdo especial hasta los 61 años. Como novedad, ha ofrecido igualmente pagar cuatro veces el 65% del salario a los trabajadores de entre 52 y 55 años que abandonen la entidad, hasta un máximo de 250.000 euros, con un convenio especial hasta los 61 años y una prima de voluntariedad de 2.000 euros por trienio.

Estas condiciones son en todos los casos para empleados que tengan una antigüedad superior a 15 años en el banco. Para el resto de personal, BBVA ofrece una indemnización de 30 días por año trabajado, con un máximo de 20 mensualidades, y una prima por voluntariedad de 2.000 euros por trienio. Esta oferta ha sido mejorada desde la propuesta inicial de 27 días por año trabajado, hasta 18 mensualidades y sin prima por voluntariedad. La próxima reunión de la mesa negociadora del ERE tendrá lugar el próximo 20 de mayo.

La mejora en las condiciones económicas del ERE tiene lugar luego de que el Ministerio de Trabajo, por medio de la Dirección General de Trabajo, haya solicitado formalmente a BBVA que sea “estrictamente riguroso” con los requisitos del periodo de consultas del ERE, cuyas primeras medidas a discutir deben estar dirigidas a impedir o reducir los despidos programados por el banco.

Amenaza de más movilizaciones

En un texto de advertencia remitido a la entidad, Trabajo le notifico de la obligatoriedad de que en el periodo de consultas se discutan en primer lugar las medidas orientadas a evadir o reducir los despidos colectivos y aminorar sus resultados en relación de las personas afectadas, mediante el recurso a medidas sociales de acompañamiento. Por otra parte, las organizaciones sindicales llamaron movilizaciones en algunas ciudades españolas para protestar por el ERE. El pasado 10 de mayo unos 6.000 trabajadores se congregaron en 15 municipios, mientras que el 17 de mayo fueron más de 6.500 personas en 21 ciudades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here