El empresario que se encuentra vinculado a Plus Ultra ha cerrado las tiendas de Inditex en Venezuela

El empresario venezolano-libanés Camilo Ibrahim, quien es socio de la aerolínea Plus Ultra y dueño del grupo Phoenix, decretó el cierre de las cinco tiendas de Inditex en Venezuela. Dichas tiendas no han sido propias del grupo textil español, ya que estas eran franquicias, en las que Ibrahim ha sido el franquiciado. La multinacional española ha elegido operar con franquicias en los países en los cuales el riesgo de gestión ha sido mayor debido a la inestabilidad política y económica. Una de las compañías que trabaja como franquiciado de la compañía española es el grupo Phoenix, y ha decidido el cambio de los nombres de las tiendas de las que disponía en Venezuela, desapareciendo de esta manera las marcas de Inditex. Tratandose de una decisión unilateral del propio grupo Phoenix, que tomó la decisión de culminar su relación con la compañía española en Venezuela.

 

De esta forma, los nombres de los locales fueron tapados con telas blancas en la fachada. Estas cinco tiendas, que eran Zara, Bershka y Pull&Bear, no han supuesto apenas un cambio relevante en el negocio de la compañía. Debe rememorarse que la multinacional textil cuenta con más de 6.800 establecimientos físicos en prácticamente un centenar de países.

 

Todavía de esta manera, el grupo Phoenix no ha roto completamente su relación con Inditex, debido a que sigue siendo franquiciado en dos mercados: República Dominicana y Aruba. En este momento, Ibrahim está planeando la inauguración de nuevas tiendas en los próximos días y con nombres iguales. Conforme han publicado los medios venezolanos, los Zara serán Lola, los Pull&Bear Push&Co, en tanto que Bershka pasará a llamarse Anakena.

 

Las dificultades que tendrá Inditex en Venezuela han empezado en 2004, en tanto el extinto Hugo Chávez ha acusado a la cadena española de un presunto «fraude fiscal». También, la ha obligado a que mantuviera los precios en bolívares. En total, Inditex ha llegado a contar con 22 establecimientos en el país: 8 de Zara, 5 de Pull&Bear y 9 de Bershka. En Caracas, Valencia y Margarita.

Hasta que en el año 2007, ha aparecido en el escenario un nuevo jugador: la compañía Phoenix World Trade, en la que su único socio local, es el empresario venezolano libanés Camilo Ibrahim, el cual ha negociado con el grupo Inditex y a convertido las tiendas en franquicias corporativas, modalidad conforme a la que todas las tiendas pertenecen a un mismo grupo económico.

Estando bajo el régimen de Maduro tampoco han mejorado los negocios. Debido a que en el año 2012 la economía no se encontraba dolarizada como en este momento y ha sido muy caro el importar camisas, pantalones y zapatos, por lo que las tiendas han tenido que permanecer desabastecidas por años. En este momento, años más tarde, las marcas de Inditex están desapareciendo del país sudamericano.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here