El transporte marítimo se detiene un buque atravesado en el canal de Suez sacude al mercado petrolero

La obstrucción del Canal de Suez, atasca la sangría del petróleo e intimida el suministro global. El transporte marítimo se paraliza, un buque atravesado en el canal de Suez golpea al mercado petrolero. Cada día pasan unos 4 millones de barriles de crudo y derivados por el canal. La EIA, afirma que por la ruta pasa el 9% del petróleo comercializado por mar.

El petróleo va de tumbo en tumbo. Si el martes los futuros de Brent y Texas se hundían un 6%, hoy miércoles amanecen con aumento cercanas al 5%, aun cuando por una circunstancia fortuita: la obstrucción majestuosa que se ha formado en el Canal de Suez, por donde unos 4 millones de barriles de petróleo y derivados por día, algo más del 4% de toda la producción de crudo del mundo y el 9% del petróleo comercializado por mar.

Las refinerías europeas y estadounidenses están sujetas  en parte de esta ruta  fluvial para recibir los fletes de petróleo que proceden de Oriente Medio. En este momento, pueden estar obligadas a indagar otras rutas (más caras) si el bloqueo permanece, lo que podría empujar los precios del petróleo en el corto plazo. Lo que origina un nuevo vuelco en un mercado de petróleo que ha exhibido enorme volatilidad en las últimas semanas.

Una vía importante para el crudo

Desde las Agencia de la Energía de EEUU (EIA por sus siglas en inglés) indican que «el Canal de Suez y el Oleoducto SUMED son vías estratégicas para el traslado de petróleo crudo, productos derivados del petróleo y gas natural licuado (GNL) del Golfo Pérsico a Europa y América del Norte. Situado en Egipto, el Canal de Suez enlaza el Mar Rojo con el Mar Mediterráneo y es un cuello de botella crítico motivado a los máximos volúmenes de productos energéticos que circulan por medio  de él».

Los sitios de contracción son canales estrechos a lo extenso de vías marítimas globales largamente usadas que son primordiales para la seguridad energética global, enfatiza el aviso  informativo. La circulación total de petróleo por medio del Canal de Suez y el oleoducto SUMED simboliza poco más o menos el 9% del total del petróleo mercantilizados por mar (petróleo crudo y productos de petróleo refinado) en 2017, y los flujos de gas natural por medio del Canal de Suez y el oleoducto SUMED representaron más o menos el 8% del total mundial.

Conforme publican desde la agencia Bloomberg, el efecto de este cierre puede tener consecuencias en el mercado energético global. Más allá de los cuellos de botella, las vías opcionales para trasladar el crudo y sus derivados son más costosas y en muchas oportunidades más pausado. Algunos envíos de petróleo, nafta o destilados lograrían llegar tarde a su destino y con un precio elevado, que culminara perjudicando al bolsillo del consumidor. Por fortuna, esta obstrucción llega en un tiempo en el que hay gigantes cuantías de petróleo almacenadas en algunas partes del globo.

Inestabilidad absoluta en el mercado de petróleo

La impresión en el mercado de petróleo había variado de manera total en asunto de días. Después un rally alcista conmovedor empujado por las expectativas de recuperación, inflación y mayor demanda, el crudo inicio a rebotar la semana pasada tras un fuerte análisis de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) que acentuaba el excedente de petróleo en reservas e inventarios que además se aglomera en el mundo.

Los precios del petróleo padecieron grandes pérdidas ayer de impregnado por segundo día seguido. Tanto el Brent como WTI se sumergieron cerca del 6% y cerraron en sus mínimos diarios. El Brent se derriba a casi 60 dólares y WTI a 57,5 dólares.

Según la explicación que se da desde Commerzbank, que en ambos casos, estos fueron sus niveles más bajos en seis semanas. También, la curva de futuros del Brent vario de forma hasta penetrar en contango (cuando sobre petróleo físico en el mercado) por primera vez desde enero. Las inquietudes que prevalecen hasta hace una semana por encima de la oferta de petróleo han disipado.

De tumbo en tumbo

En cambio, en el mercado de petróleo la postura puede variar de un día para otro por la numerosa concentración  de la producción en unos pocos países. La OPEP y Rusia controlan alrededor del 40% de la oferta mundial, en cambio que EEUU controla algo más del 10%. Algún suceso en estos territorios puede presumir un radical giro para los precios como se ha observado esta madrugada con el atasco que se está originando en el Canal de Suez.

En esta jornada, el crudo Brent, de referencia en Europa, alza casi un 5% y roza los 64 dólares por barril, en cambio que el Wext Texas, de referencia en EEUU, retrocede un 2,5% y logra los 60 dólares.

¿Qué ha sucedió en el Canal de Suez?

El Canal de Suez se halla bloqueado desde este martes después de atravesarse un buque portacontenedores panameño motivado por  los vientos y la limitada visibilidad originada por una tormenta de arena, ha comunicado este miércoles la autoridad que administra esta ruta marítima entre el mar Rojo y el Mediterráneo.

Esta es una de las vías mercantiles más fundamentales del mundo, de la que esta sujetado desde el mercado de petróleo hasta el de bienes de consumo básicos, está colapsada con un atasco en el que están involucrados más de cien barcos. Cada día se trasladan unos 4 millones de barriles de petróleo por este canal. El transporte marítimo del crudo es la ruta más económica para hacer llegar el ‘oro negro’ a las refinerías, pero además para trasladar los productos ya refinados. Es una de las esenciales arterías para el petróleo, a la par con el Estrecho de Ormuz.

Así mismo, para el petróleo crudo, este canal también es la ruta por la que se trasladan unos 400.000 barriles de nafta al día que van de oeste a este por medio de la ruta fluvial, en cambio que 300.000 barriles de destilados se conducen hacia el otro lado. La nafta es un derivado del crudo que se utiliza para manufacturar plásticos y combinarse con gasolina, en cambio que los destilados medios, igualmente hechos de crudo, incorporan los combustibles para aviones y el diésel.

Los contratistas de buques o los propietarios que no estén aptos a esperar a que desvanezca  el bloqueo pueden elegir por navegar por la ruta cerca de Sudáfrica, aun cuando esa es una vía excesivamente  más extensa y acarrearía más tiempo, elevando el precio. Un viaje por mar desde el Golfo Pérsico a Londres presupone unos 10 días más por medio del Cabo de Buena Esperanza que por el canal de Suez, conforme a una explicación on líne del World Shipping Council.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here