Escrivá planta a los agentes sociales y ha hecho que se descarrile la mesa de los ERTE

En una oportunidad más, a último minuto y provocando inseguridad agregada al complejo día a día que ya se encuentran viviendo muchos empresarios y trabajadores. La negociación alrededor de la que podría ser la reciente prórroga de los ERTE se ha extendido en este lunes sin haber cerrados acuerdo alguno. Sí que se ha evidenciado, de igual forma una vez más, el distanciamiento entre el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, con la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, y los agentes sociales, empresarios y sindicatos, que nuevamente han viajado en el mismo barco en esta travesía.

 

En las formas de la mesa, la novedad ha llegado con el ‘plantón’ del secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, que no ha acudido a la cita debido a «problemas de agenda», conforme han confirmado fuentes de la negociación. Solamente podría haber acudido por parte de este ministerio el director general de la Tesorería. En este momento se han abierto algunas posibilidades: que el Gobierno vaya a aprobar el día de mañana la prórroga sin consenso, que vaya a presentar una nueva propuesta a primera hora previamente del Consejo de Ministros o que se vaya a convocar una nueva cita extraordinaria previamente del día 31.

 

La negociación todavía no se ha dado por zanjada. Fuentes de Seguridad Social han asegurado que «se sigue trabajando por aproximar posiciones y lograr un acuerdo». Las conversaciones entre Gobierno, patronal y sindicatos han sucedido a lo largo de todo el fin de semana, más tarde de que terminara sin acuerdo el pasado viernes. Y se han retomado este lunes por medio de vía telefónica en horas de la mañana y en manera de reunión desde las cinco de la tarde para tratar de llegar a un acuerdo que, no obstante, se ha mantenido alejado.

 

El escollo continúa estando en la propuesta del ministro de Seguridad Social de que se endurezca en las exoneraciones y se limiten los sectores que van a poder acogerse a las mismas de cara a los ERTE, en tanto que los sindicatos como también patronal apoyan que no se cambien las condiciones. La propuesta de Escrivá ha supuesto un antes y un después en las conversaciones y ha puesto un freno en los avances, de manera que en los recientes días hasta la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha mostrado favorable a que se prorroguen los ERTE sin más. «Creo que los sindicatos opinan igual: una prórroga es una prórroga, son 20 minutos más con las mismas reglas de juego y con el mismo balón, no con otras reglas y otro balón», ha explicado este lunes el presidente de CEOE, Antonio Garamendi. El líder de los empresarios ha cargado de una forma dura en contra del ‘mercadeo’ que ha hecho el Gobierno con este mecanismo de protección: «Es incomprensible que se nos estén presentando ofertas y no ofertas, esto no es un mercado. Es una negociación seria», ha espetado.

 

Sin embargo, la realidad es que no es un debate nuevo, puesto que la estrategia de que se incentive la activación de trabajadores en ERTE ya fue puesto sobre la mesa por Escrivá, el cual ha defendido en algunas ocasiones que se trata de una estrategia que se encontraba siendo seguida con interés por autoridades internacionales.

 

No obstante, en España la propuesta no se vio con los mismos ojos y los sindicatos como también los empresarios siempre defendieron la necesidad de que se concentren las exoneraciones de cotizaciones a la Seguridad Social en los trabajadores que se quedan en el ERTE, no en los que salen. El esquema que se tiene actualmente de los ERTE establece exoneraciones de hasta el 85% para los sectores ‘ultraprotegidos’ y empresas que sean de su cadena de valor, tanto para empleados reincorporados como para suspendidos. En los ERTE que son por impedimento de actividad, las exoneraciones han llegado hasta el 100%, y en los ERTE de limitación de actividad las exenciones son decrecientes (entre el 100% y el 85%) hasta mayo de 2021.

 

De esta manera, los alrededor de 600.000 empleados que se acogieron a esta fórmula de protección van a vivir los días que quedan de mayo sin conocer todavía cuál va a ser el marco que va a regular su situación desde el próximo mes. Y esto que la va a prorrogar hasta septiembre de los ERTE ha sido una negociación que ha parecido encarrilada desde hace semanas al encontrarse todas las partes conforme a la necesidad de que se prolongue este sistema, sin embargo que se ha encarecido en las últimas semanas debido a las propuestas planteadas.

 

«En estos momentos lo que tenemos encima de la mesa no es una prórroga de los ERTE. Lo que tenemos es una propuesta que limita las actividades y las exoneraciones a empresas y autónomos. Una prórroga no significa cambiar en el minuto 91 las reglas del partido. No sé si irá mañana en Consejo de Ministros, o irá el viernes a un consejo extraordinario», ha indicado en la actualidad en horas de la mañana el vicepresidente de CEOE y presidente de ATA, Lorenzo Amor, en unas jornadas de Cepyme.

 

Lo realidad es que ni la prórroga de los ERTE, ni la de las prestaciones debido a cese de actividad han logrado llevar las negociaciones a buen puerto. Sin estar yendo más lejos, la prórroga que se presentó por el Gobierno en la mesa del diálogo social ha dejado fuera de la prestación compatible junto a la actividad al 90% de los 360.000 autónomos que la han estado cobrando en la actualidad, calculando ATA, que ha reclamado que se ponga el contador de meses de las prestaciones a cero. «¿Va a dejar el Gobierno a algún trabajador en ERTE sin cobrar el desempleo porque no tenga periodo contributivo suficiente? No. Pues a los autónomos tampoco. Eso es lo que queremos», ha abundado Amor.

 

A esto se le agregan los recientes desencuentros del Ejecutivo con los empresarios. El más reciente, ha sido su apoyo a una nueva organización empresarial, Conpymes, que se encuentra aspirando a que se entre en el diálogo social a medio plazo y su aval se ha escenificado el pasado viernes por medio de la propia Yolanda Díaz y la misma esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, que ha intervenido en el acto de presentación como directora de la cátedra extraordinaria para la transformación social y competitiva de la Universidad Complutense de Madrid. Al haber sido preguntado, Amor ha incidido en que la operación ha tenido mucho de «marketing» y «parafernalia».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here