La frágil conexión entre Bitcoin y el mercado bursátil podría ser un aviso para un aumento de BTC

Si las fases de elevación del crédito en 2020 son una señal, se ha originado una variación estructural en la manera en que Bitcoin se define como una categoría de activos y cómo se correlaciona con otros activos conservadores. Desde la crisis de liquidez de 2020, una sólida  rectificación de la correlación dentro del día  suele sintonizar con una predisposición  alcista del precio de Bitcoin.

Así como al mismo tiempo, el movimiento bursátil de este año indica a la progresiva consecuencia de la criptomoneda en el mundo de las finanzas tradicionales.

La pregunta que se hacen los analistas es ¿Podría esta correlación ser la señal de otra carrera alcista?

Para Glassnode, esta correlación está en decadencia, lo que indica que Bitcoin continuara su propio camino de especulación y apreciación, entre tanto que el mercado de valores puede estar operando absolutamente dentro de una burbuja especulativa.

Pero en cambio, para Jeroen Blokland, analista jefe de Robeco Investments, no hay señal de una burbuja especulativa en torno a la bolsa.

La otra pregunta que se hacen los analistas es  si ¿Estamos ante una burbuja bursátil?

Con relación a la renta variable, posiblemente no. Es indudable que varias medidas de valoración, como la conexión entre la capitalización del mercado y el PIB que se muestra, parecen estiradas, pero el paisaje general no se parece a una burbuja.

El sólido aumento del PIB nominal de EE.UU. este año posiblemente disminuirá la relación entre la capitalización del mercado y el PIB. Y con las ganancias de los bonos, que están en una burbuja, todavía cerca de mínimos históricos, las primas de riesgo de la renta variable da la impresión de ser  atractivas.

Las cotizaciones tecnológicas parecen ricos en valoración, pero eso se observa resistente por el desmedido crecimiento de los beneficios. Goldman Sachs, en su análisis titulada «Bubble Breakdown» publicada hoy, tal y como se comenta en Bloomberg, finaliza que el tamaño de negociación, la actividad de fusiones y adquisiciones y las características económicas igualmente señalan  que no estamos en una burbuja, aun cuando varios indicadores de valoración y sentimiento son altos.

Los estrategas de Goldman señalan en el informe de 46 páginas. Que hay indicativos de agrado y de un mayor optimismo en el mercado. No obstante, las causas fundamentales que empujan el mercado y la fase inicial del ciclo económico insinúan que estamos lejos de una burbuja o un mercado bajista.

Las señales típicas de riesgo sistémico, como un máximo endeudamiento  en el sector privado y un desplome del ahorro, no están presentes, redactaron los estrategas dirigidos por Peter Oppenheimer conforme a un informe para clientes el lunes. También, la inclinación alcista se extiende en un ambiente de concentración del mercado en compañías que están progresando velozmente, originando efectivo y modificando su sector, como las gigantes compañías tecnológicas, agregan en el informe al que sólo ha tenido acceso Bloomberg.

 

Las acciones están valorando las buenas noticias y enseñando poca preocupación por el incremento de los impuestos, redactaron los estrategas de Goldman dirigidos por David Kostin en una comunicación el viernes 19 de marzo.

El S&P 500 ha aumentado cerca de un 75% con relación al año pasado, auxiliado por grandes inyecciones de impulsos. Los estrategas expresaron que los proyectos de Biden para el primer gran incremento de impuestos federales desde 1993 para programas como la infraestructura y la batalla contra el cambio climático consideraran en las utilidades de las compañías y las asignaciones de capital en el corto plazo. En comparación con Bitcoin, que ha ganado más de un 400% de valor, el S&P 500 da la impresión más bien de una línea fina y plana.

 

El profesor de Yale  William Goetzmann,  conocido como uno de los grandes expertos en burbujas financieras, en el escrito de Goldman Sachs, indica que todos los mercados se están aprovechando del exceso de liquidez, fundamentado por los diferentes paquetes de impulso en todo el mundo y en especial a los paquetes dados por Trump y la actual administración Biden. Para Goetzmann, no toda prosperidad es una burbuja, en su análisis relacionado a las burbujas, Bubble Investing: Learning from History, citado en el documento de Goldman Sachs: indica que las burbujas son auges que salen mal. No todos los auges son malos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here