Los ricos latinoamericanos se enfrentan por los pisos más especiales de la Milla de Oro de Madrid

Dvd1045(16/03/21) Rehabilitacion de un edificio en la calle Claudio Coello 11 Foto: Víctor Sainz

Una nueva avalancha de fortunas latinoamericanas descargan a lo extenso del año en el exclusivo distrito de Salamanca de Madrid para adquirir viviendas que cuestan  más de un millón de euros y que pueden lograr hasta los 7,5 millones que cuesta un apartamento en la calle de Recoletos, número 8. O los 9,1 millones del piso que se vende en General Oráa, 9.

Proseguirán el mismo cronograma que las grandes fortunas venezolanas hace siete u ocho años, cuando invadieron y modificaron la elegante y carísima Milla de Oro madrileña, produciendo un manifiesto producto llamado en la zona. Los equipos de restauración más acreditados continúan abriendo novedosos restaurantes y las mejores firmas de moda se enfrentan por alquilar los mejores locales de la zona, expresa Ignacio Calzada, director de la oficina de Promora en Madrid Centro. Igualmente han sido el motivo de que aquí se vendan varias de las viviendas más caras de España.

Los asesores inmobiliarios están en la expectativa que el fenómeno latino se repita con fuerza, pero esta vez comandado por el comprador mexicano con elevado poder económico. Aun cuando los colombianos, peruanos y venezolanos continuaran siendo enormes clientes. Su estimulo esencial es la situación de inseguridad política en su país y el temor económico de varias familias, que priorizan tener su dinero fuera de México. Igualmente por el actual contexto de pobres tipos de interés y la precaución de recuperación de España, agrega Carlos Zamora, socio y director de residencial de Knight Frank. Además, Madrid es muy potencial frente a otras capitales de Europa en el residencial de lujo.No quitan ojo, aunque sea a distancia, a las posibles oportunidades que se puedan presentar. Están pendientes de poder viajar a España cuando la situación sanitaria lo permita. Aun así, en los últimos meses han cerrado algunas operaciones por videoconferencia. Estar cerca del parque del Retiro, rodeado de las tiendas de moda más lujosas y exclusivas de la capital, joyerías, peluquerías y de los bancos más importantes hacen que este barrio sea tan atrayente y demandado por este inversor, expone Calzada. Mientras no puedan trasladarse, compran por medio de abogados a los que habían otorgado poderes y personas de confianza en España, señala Mercedes Pulido, directora de ventas de Lucas Fox Madrid. De hecho, que el inversor latinoamericano copa más del 70% de las ventas de obra nueva en el distrito de Salamanca, completa Luis Valdés, director de Residential Sales Advisory de Colliers.

Es la avanzada. Conforme se venga desvaneciendo  la duda y la vacunación vaya derrotando al coronavirus, el movimiento de  inversión va a lograr un elevado protagonismo. Existe mayor fluidez que en 2008, por lo que se predice que la inversión en esta novedoso periodo pueda llegar a ser mayor, si bien varios inversionistas están a la expectativa de contemplar cómo se desarrollan los precios a lo largo del segundo semestre de 2021, considera Zamora. De momento, la Milla de Oro, que cuenta con una valoración de manera  más alta de la capital (unos 9.000 euros el metro cuadrado), escasamente registró una caída del 1% en 2020, conforme Knight Frank. El arreglo está siendo más acusado en segunda mano.

Apartamentos habilitados en nuevo en edificios majestuosos, con magnitud altruista desde 150 metros cuadrados y la máxima calidad son sus prioridad, si bien la falta de producto ha trasladado parte de la demanda hacia Chamberí, con sufriente más oferta y precios más alcanzables. Hay más de 30 planes de rehabilitación en Chamberí a precios de entre 7.000 y 9.000 euros el metro cuadrado, expresa Samuel Población, director nacional de Residencial y Suelo de CBRE España.

Negocio millonario

Por detrás de los cientos de apartamentos que los latinoamericanos han comprado en los últimos años hay varios fondo de inversión o family office con dinero latinoamericano, sobre todo venezolano. Es el caso de Lemon Prime, Grupo Impar o Gran Roque, la compañía de la familia Capriles con nueve proyectos de supe lujo en Madrid. Las gigantes operaciones latinoamericanas en el distrito de Salamanca empezaron a partir de 2013. Utilizaron para adquirir cuantiosos edificios de uso residencial a precios muy atrayentes para su siguiente rehabilitación. Su inversión excelente es pretender comprar en 5.000 euros por metro cuadrado y vender en 10.000 euros, explica Pulido. Y, en ocasiones, en 12.000 euros.

Los ricos latinoamericanos anhelan pisos de lujo en España y pagan hasta 18.000 euros el metro cuadrado.

Según Samuel Población más de 500 millones de euros invirtieron en la compra y rehabilitación de edificios residenciales en los últimos siete años en los distritos de Salamanca y Chamberí. Resolvieron cambiar las compras en Miami y venir a Madrid. Hay grupos que han alcanzado a invertir 120 millones de euros en muchos edificios, subraya Mercedes Pulido. Fueron los propulsores de los nuevos crecimientos inmobiliarios de lujo. Esta precipitación de millones colaboro al alza de los precios en la zona: De 2015 a 2018 la consecuencia por metro cuadrado elevo entre un 20% y un 30%, de 6.000 a 10.000 euros. El latinoamericano compraba todo al precio al que encontrara, memoriza Miguel Ángel Fernández, director de ventas en Salamanca de Engel & Völkers.

El dinero mexicano representa en este momento las operaciones de compra de edificios más famosos. El fondo colaborado por capital mexicano Terralpa se ha realizado con Marqués de Salamanca, 11. Tiene otros tres proyectos en Chamberí. Además están posicionados, y no solo en residencial, Lasuto, la familia Díaz Estrada y Abilia, uno de los promotores más gigantes de México. Delante de Abilia está María Asunción Aramburuzabala, la mujer más rica de México conforme al listado de Forbes en 2019, que el pasado año, en completa pandemia, compró un edificio en Claudio Coello, 11, en el distrito de Salamanca, a un grupo de inversores entre los que se incorporaba la sociedad Lemon Prime, supervisada por los hermanos venezolanos Manuel y Federico González Weil. Ya están a la venta las 11 viviendas de lujo. Los pisos de dos dormitorios parten de 1,95 millones de euros. La joya, el ático, cuesta 2,79 millones. Hay vendidas cuatro viviendas, conforme indica su web.

Muchos de los fondos con capital latinoamericano, sobre todo venezolano, que comenzaron a invertir a la expiración de la crisis económica resolvieron colocar varios de sus activos a la venta en 2019 y no fomentarlos, indica Luis Valdés. Trataron de finiquitar los proyectos menos rentables antes de la pandemia ante una probable alteración del ciclo del mercado que ya venía revalorizándose mucho en años previos, más de un 10% en 2018, expresa Carlos Zamora. Lo realizaron vendiendo el edificio con el permiso de obra y el proyecto aprobado.

Varios continúan retirando la inversión, aun cuando al mismo tiempo están estudiando otras alternativas de inversión, dice Población. Unas se están acumulando para la venta y otras están cambiándose para una utilidad residencial para alquilar, añade Pulido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here