Se denomina outsourcing, porque queda mucho más cool, pero en realidad es externalizar, buscar fuera unos servicios para hacer crecer a una empresa y confiar en que el conocimiento de esa agencia tenga como resultado estrategias eficaces de marketing.

La externalización de los servicios de marketing es una tendencia por la que cada vez apuesta más pymes. Y no solo pequeñas empresas, también compañías de gran tamaño que confían en los servicios de agencias especializadas para diseñar campañas exitosas. Las ventajas de esta fórmula son numerosas, sobre todo cuando se acude a expertos en esta rama, como es el caso de Additiu, una de las empresas referentes en el marketing digital girona.

¿En qué consiste el outsourcing del marketing?

La contratación de servicios de outsourcing de marketing implica encontrar un partner externo para que sean ellos los que se encargan de desarrollar estrategias y planes de marketing adaptados a los objetivos del negocio.

Esto obliga a unir esfuerzos para marcar objetivos y poder ponerlos en marcha. Si ya en la cultura empresarial lo que abunda son los esquemas colaborativos entre empleados, mandos directivos y dueños para hacer crecer la organización, con el outsourcing en marketing sucede algo similar. La idea es llevar esta colaboración hacia los éxitos de venta, mejora de reputación de la marca, atracción de tráfico web y fidelidad por parte de los clientes.

¿Qué ventajas ofrece esta práctica?

Existe un cierto medio a la externalización en muchas empresas, especialmente entre las que tienen suficientes recursos como para plantearse una práctica de este tipo.

Es evidente que las pymes no pueden desarrollar departamentos de marketing muy potentes, por lo que externalizar estos servicios, aunque sea de manera temporal, para campañas excepcionales, es algo obligado.

Sin embargo, el outsourcing ofrece aspectos beneficiosos para organizaciones de cualquier tamaño. De hecho, ya hemos citado uno, al poder acudir a este sistema únicamente en el momento que realmente se necesita, la rentabilidad suele ser mayor.

Y a nivel de gastos para la propia empresa, también es ventajoso. Los acuerdos con agencias de marketing suelen tener un presupuesto cerrado que es inferior al coste que supondría tener en plantilla un equipo especialista exclusivo.

Este ahorro económico se hace patente la propia contratación y en cuestiones como los costes laborales, las vacaciones y aspectos similares. No tendrás que echar cuentas de cuánto cuesta mantener la plantilla en temporadas menos activas y te olvidarás de la formación y los espacios de trabajo.

Otro de los beneficios para las empresas al contratar un outsourcing de markerting en vez de contratar alguien en plantilla es que tienes la garantía de son agencias o compañías especializadas en esos servicios.

Son estos mismos entes los que se adaptan y actualizan constantemente, para poder resultar atractivos frente a empresas que requieren de sus servicios. Esto va de la mano de la experiencia. Así, cuanta más experiencia acumulada tengan esas agencias, más confiables resultan en la contratación.

¿Cómo escoger la mejor opción en el outsourcing de marketing?

Las agencias que prestan servicios de este tipo, es decir, promueven acciones y estrategias de marketing a otras empresas, tienen siempre una reacción rápida ante los cambios de tendencias, por lo que pueden desarrollar planes a medida que permitan paliar los efectos negativos de campañas poco exitosas.

Son entes flexibles, que realizan aportaciones constantes y que reducen el riesgo empresarial para la empresa con la que trabajan. Con estos factores como carta de presentación, la pregunta es qué elementos hay que tener en cuenta para contratar un servicio de este tipo.

Lo más difícil es encontrar al partner adecuado. Para ello hay que atender a proyectos previos, a su grado de especialización y a la experiencia de sus profesionales. A partir de ahí, otro elemento esencial es conocer qué necesidades tiene la empresa, hacia dónde se quiere dirigir la estrategia de marketing.

La comunicación constante con la agencia de outsourcing una vez se selecciona es fundamental. Es importante fijar en el calendario reuniones constantes en las que se actualicen las estrategias implementadas, se pongan sobre la mesa los objetivos alcanzados y se valore el grado de cumplimiento de los planes ejecutados.

A su vez, es igualmente básico plantear objetivos que sean realistas y medibles, pues de lo contrario el punto anterior tendrá poco alcance. Y finalmente, no hay que dejar en el olvido la cuestión presupuestaria.

No es que haya que escatimar en gastos, sino que hay que buscar fórmulas que contenten a ambas partes y dejar claro desde el primer momento cuáles son las pretensiones económicas. Con una hoja de ruta pactada y flexible se pueden obtener buenos resultados. No hay que olvidar que el marketing efectivo es aquel que hace crecer a la empresa en función de los objetivos diseñados, pero esto va muy de la mano de una alta capacidad de adaptación a los cambios de tendencias.