Pablo Casado no apoya el aumento del déficit en España

Pablo Casado, nuevo líder del PP, tendrá la tarea de comunicar al presidente del Congreso Pedro Sanchez, que su partido no apoyara la nueva extensión que se le quiere otorgar al  déficit, conocido también como techo del gasto. En el consejo de Ministros celebrado este viernes se aprobó una ampliación del gasto para 2019 hasta el 4,4%, es decir 125.064 millones de euros, lo que representaría 5.230 millones por encima del gasto de 2018.

Estamos hablando de un aumento del déficit de -5 décimas, las cuales serían distribuidas de la siguiente manera,  2 asignadas a la Seguridad Social, 2 a las autonomías y 1 a la Administración central, lo que permitiría disponer de mayor cantidad de dinero. Casado ha manifestado que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó unos presupuestos que ya eran suficientemente expansivos y que lo menos que necesita España en este momento es un aumento del gasto. El líder ha dicho que se debe ser responsable y amortizar la deuda.

Pablo Casado, nuevo líder del PP, tendrá la tarea de comunicar al presidente del Congreso Pedro Sanchez, que su partido no apoyara la nueva extensión que se le quiere otorgar al  déficit

Los objetivos para el 2019 serian  a modificados

De tener éxito la decisión  del PP de ir en contra de un aumento en el nuevo presupuesto para el 2019, le causaría un revés al gobierno y lo obligaría a  corregir este y presentarlo de nuevo en un plazo de 30 días. El PP tiene la mayoría absoluta en el senado por lo cual podría  detener esta propuesta del gobierno de Pedro Sanchez.

Casado ha dicho que volvió el PP y que hará oposición a cualquier medida que pretenda aumentar el techo del gasto.

 

 

Pablo Casado, nuevo líder del PP, tendrá la tarea de comunicar al presidente del Congreso Pedro Sanchez, que su partido no apoyara la nueva extensión que se le quiere otorgar al  déficit

Habla el economista que asesora a Pablo Casado

El economista que asesora a Casado, Daniel Lacalle, explica que el Gobierno quiere aumentarle el  impuesto a los que  generan el empleo y además aumentar la deuda del país. Esta política económica del  nuevo Gobierno es contraria a la desarrollada por el PP, de mantener el gasto social controlado y promover el crecimiento económico.

Por su parte, los críticos al PP dudan de las políticas fiscales que propone Casado, que señalan que bajaría los impuestos. La decisión del PP iría en contra de Bruselas, ha permitido el gasto debido a que España ha hecho su compromiso de que aumentaría los impuestos. El presidente Sanchez  informo que el Congreso está manejando un aumento, donde las grandes empresas tendrán un impuesto mínimo del 15%. Así mismo, los bancos  y tecnológicas deberán pagar impuesto, lo cual justificaría la subida del presupuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here