Por sus bajos impuestos se refugian en Portugal, Grandes fortunas y jubilados

jubilados

Grandes fortunas y jubilados se refugian en Portugal, gracias a sus bajos impuestos. Portugal ha logrado convertirse actualmente en un reclamo para atraer a jubilados de otros países. En especial a aquellos que cuentan con un cierto poder adquisitivo. Y que se están dejando seducir por las ventajas fiscales en vigor. Y, sobre todo, por la flexibilidad del programa NHR. El cual es un programa para residentes no habituales.

Pero, debido a sus beneficios muchos españoles se suman a esta tendencia. En especialmente en los últimos meses. Debido a razones tales, como el hecho de que ni siquiera sea necesario vivir al otro lado de la frontera. Ya que solo basta con adquirir una propiedad o alquilarla. Y se puede mantener la residencia fiscal sin tener que garantizar previamente al menos seis meses de estancia.

Actualmente, el régimen luso para extranjeros. Les  permite ahorrar miles de euros en la factura fiscal. Por lo que se encuentra seduciendo  a altos patrimonios internacionales y españoles.

Los jubilados españoles

jubilados

Bajo este programa, la exención de impuestos o incluso el pago muy reducido de estos.  Están asegurados durante un periodo de 10 años. Motivo por el cual, las peticiones para acogerse a este plan se han incrementado un 45% en los cuatro últimos años.

Esto quiere decir entonces, que cada vez son más los jubilados españoles que se deciden a dar el paso. Pero no solo son los españoles, ya que también se están uniendo en esta sintonía los de Alemania, Suecia, Francia, Holanda o Finlandia. Este último donde su gobierno protestó meses atrás por lo que ellos catalogaron como  “competencia desleal”. Esto para hacer referencia a la iniciativa portuguesa.

Además también, fuentes jurídicas apuntan que la Comisión Europea ha comenzado a revisar este régimen por su discriminación. Ya que en el caso del Reino Unido, las solicitudes se cuentan ya por miles. Mucho más luego de la incertidumbre que se ha generado debido al caso del Brexit. Las regiones de Lisboa y Oporto concentran a los aspirantes. Aunque también el Algarve o Madeira despuntan en el horizonte.

Diferencias fiscales

Los beneficios que obtendrán los pensionados bastante llamativos. Ya que como ejemplo de las diferencias fiscales que se manejaran tenemos: si una gran fortuna ingresa 1,5 millones de euros por rendimientos del trabajo. En España pagará unos 700.000 euros en impuestos. Lo cual es una cuota similar a la que tributará un portugués residente, con tipos de hasta un 48%. Pero, si se trata de un español acogida al régimen NCR, la factura bajaría al entorno de los 300.000 euros, es decir un 20%. Una distancia de unos 400.000 euros entre un status y otro. Que además se va a ir incrementando con ganancias mayores: hay exención para dividendos, intereses, rentas del alquiler y demás.

Pero, la Hacienda se encargara de ser vigilante activa, para garantizar que la residencia esté verdaderamente localizada en el país luso. Y para lograrlo, realizaran constantes rastreos que irán desde el consumo de luz o gas. Incluso, investigaran hasta si el contribuyente en cuestión está suscrito a periódicos locales. “Hay algunas asociaciones con socios de elevado poder adquisitivo. Y con fondos de pensiones acumulados muy altos que se hallan en fase de trasladar su residencia a Portugal. Para aprovechar todas las ventajas fiscales de este lado de la frontera”. Afirmo un ejecutivo de un banco español presente en Portugal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here