Volkswagen España está condenada a pagar 16 millones de euros por el dieselgate

Ha sido condenada Volkswagen España, por el juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid, a tener que desembolsarse más de 16 millones de euros, entre los que este perjudicados por las manipulaciones de los motores diésel de la familia EA 189 o “dieselgate”, al haber estimado que el software que se les instaló cubrió las condiciones de emisión. Este lunes se dio a conocer la sentencia, en la que el magistrado estimó íntegramente esta demanda colectiva de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en las que les ha pedido una indemnización por los daños y perjuicios causados de 3.000 euros, para cada uno de sus consumidores que han sido afectados que este representó. Además, ha ordenado el magistrado a la filial de este grupo automovilístico alemán que pare con esta conducta que ha sido desleal y con cara hacia al futuro se las ha prohibido; de igual forma les condeno el pago de las costas, con una clara declaración de temeridad.

A casi un año desde que fue realizada la demanda colectiva, que fue interpuesta por la OCU, está llegando la sentencia, la cual estaba representada por los intereses de más de 7.500 clientes de esta marca que se han visto afectados por el falseo de los niveles de emisiones de diferentes modelos de esta marca, debido al falseo de los niveles de emisiones de diversos modelos de esta marca. Por el gran conocido dieselgate, esta ha sido la única vía judicial que se encontraba abierta en España, luego de que el mes de septiembre del 2015, fuese descubierto en EE UU, el gran escándalo de esta marca alemana, que había instalado en varios de sus modelos un dispositivo que estaba cubriendo los niveles reales de emisiones contaminantes de estos vehículos.

Cuando esto sucedió, las dos partes intentaron concretar un acuerdo, pero conforme a lo que ha revelado Iliana Izverniceanu la portavoz de la OCU, Volkswagen España realizó el ofrecimiento de solo una gorra y un llavero, lo que no sería nada para los afectados, por lo que se cargaron hacia la justicia española, en contra de esta compañía, que hasta este momento no había recibido un dictamen, como tampoco una sanción administrativa, en contra de lo que ha ocurrido en otros países.

Es importadora, no es fabricante

En el momento de la exposición de las conclusiones, fue indicado por el letrado que este negocio de Volkswagen en España, solo se limita a la importación de los vehículos que son finalizados por las marcas Volkswagen, Audi y Skoda, por lo que este se ha negado a que la filial hubiese hecho alguna manipulación a los tan polémicos motores de la familia EA 189, porque la fabricación de estos no es su obligación.

También Volkswagen España, argumentó que esta es una importadora que se encarga es de comprar los vehículos al fabricantes y los vende a los concesionarios, sin instalarles nada, y no rechazó rendirles cuentas por alteraciones posibles de las fabricaciones.

Esta acusación hacia la compañía, para la OCU, está centrada en que este comercializador, se ha lucrado con estos vehículos que estaban alterados y la compañía de Volkswagen España, tiene una vinculación muy clara con el fabricante al estar perteneciendo al mismo holding empresarial. Cuando casi ha pasado un año, la justicia dio la razón a los clientes de esta marca, y ya van a recibir una compensación económica.

Según fuentes de este grupo Volkswagen, indicaron que esta sentencia no es firme aun y que va ser presentado el recurso de apelación ante la instancia que sea correspondiente y ahora los servicios jurídicos de la Volkswagen se encuentran estudiando la sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here