EE.UU. asocia por primera vez al príncipe heredero saudita con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

El asesinato del periodista Jamal Khashoggi, ocurrido en 2018. Conforme a un informe de inteligencia de Estados Unidos, implica al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, en este hecho delictivo. Según lo señalado en un reporte desclasificado, que es divulgado por el gobierno del nuevo presidente Joe Biden,  el príncipe aprobó un plan para apresar o matar a Khashoggi, quien era de procedencia saudita pero se encontraba exiliado en Estados Unidos. Es importante recalcar, que los Estados Unidos nunca había vinculado de manera pública al heredero saudita en relación con este caso. Es la primera vez que lo hace.

En tanto Bin Salman, en reiteradas oportunidades ha negado haber ordenado este asesinato, que sucedió en el consulado saudita en Estambul. Khashoggi, era un prestigioso periodista que había cubierto extraordinarios sucesos en la región por diversos  medios de comunicación sauditas, entre ellos la invasión soviética en Afganistán o el ascenso de Osama bin Laden. Sin embargo, en los últimos años se había hecho muy famoso por sus duras críticas a las autoridades sauditas.

Así mismo en el año 2018, la prensa estadounidense público que la CIA pensaba que el heredero saudita había ordenado su asesinato, en cambio hasta ahora el gobierno de Estados Unidos nunca había vinculado públicamente a Bin Salman.

El asesinato de Khashoggi, ocurrió en el consulado saudita en Estambul, quien era uno el columnista más reconocido en el periódico  The Washington Post.

Los analistas políticos presumen  que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asuma una postura más dura que Donald Trump, su antecesor en el cargo, en temas de derechos humanos y estado de derecho en Arabia Saudita, un socio clave de EE.UU. en Medio Oriente.

Según una fuente confiable en la Casa Blanca señala que  en una llamada telefónica con el monarca saudita, el rey Salman, Biden se refirió a la importancia que le da Estados Unidos a los derechos humanos y al estado de derecho.

Conforme a las fuentes citadas por Reuters aseguran que el gobierno de Biden, analiza la posibilidad de  cancelar acuerdos sobre venta de armas a Arabia Saudita que pueda implicar un riesgo en términos de derechos humanos, así como limitar las ventas futuras de armamento defensivo.

Según las autoridades sauditas, los responsables del asesinato de Khashoggi son unos agentes deshonestos que formaban parte de una operación que fueron enviados a Turquía para traerlo de vuelta a Arabia Saudita. De igual forma, un tribunal en ese país proceso y condenó en septiembre pasado a cinco personas a 20 años de cárcel, cambiando una sentencia previa que ordenaba a la pena de muerte.

La relatora especial de la ONU Agnes Callamard en el año 2019, culpó al estado saudita de la ejecución deliberada y premeditada de Khashoggi.

Los hechos de la muerte de Khashoggi

El periodista Khashoggi, de 59 años de edad, en octubre de 2018 se presentó al consulado saudita en Estambul con la intención de  obtener unos documentos personales que necesitaba para casarse con su novia. Pero como era uno de los críticos más famosos del príncipe saudita Mohammed bin Salman.

Según fuentes cercanas, él había recibido garantías del entonces embajador de Arabia Saudita en Estados Unidos, el príncipe Khalid bin Salman, hermano del príncipe heredero, de que era seguro visitar el consulado. Sin embargo, el príncipe Khalid, ha negado en reiteradas oportunidades que no tuvo ninguna comunicación con el periodista.

Los hechos según los fiscales saudíes

Conforme a lo señalado por los fiscales saudíes, Khashoggi fue inmovilizado por la fuerza después de una pelea con los agentes, quienes le inyectaron gran cantidad de una droga, lo que resultó en una sobredosis que lo llevó a la muerte. Luego, su cuerpo fue desmembrado y entregado a un colaborador local fuera del consulado. Mientras tanto la novia del periodista esperó durante más de 10 horas fuera del consulado y al día siguiente regresó en la mañana cuando Khashoggi todavía no aparecía. Sus restos nunca fueron encontrados.

El caso se trasforma en un escándalo, se denuncia la desaparición, y los elementos que rodean el asesinato de Khashoggi fueron descubiertos atreves de las transcripciones de supuestas grabaciones de audio del asesinato obtenidas por la inteligencia turca.

Nuestra fuente nos señala que el periodista Khashoggi había sido una vez asesor del gobierno saudita y muy cercano a la familia real, pero se dañó esta relación  con la monarquía y se exilió en Estados Unidos en 2017.

Desde ese momento, comenzó a escribir una columna mensual en el prestigioso periódico el Washington Post en la que criticaba las políticas del príncipe Mohammed bin Salman.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here