EE UU le niega la entrada y le cancela la visa a uno de los empresarios venezolanos ligados a Plus Ultra

Rodolfo Reyes Rojas fue retenido por oficiales federales en el aeropuerto de Miami el pasado miércoles, conforme afirma el medio panameño hable.se.

Rodolfo Reyes Rojas fue retenido por oficiales federales en el aeropuerto de Miami el pasado miércoles, conforme afirma el medio panameño hable.se.

Rodolfo Reyes Rojas, uno de los empresarios venezolanos ligados a la aerolínea Plus Ultra, rescatada por el Estado con 53 millones de euros; habría sido retenido por oficiales federales en el aeropuerto de Miami (Estados Unidos) el pasado miércoles 9 de junio, conforme comunica el portal panameño “hable.se”. Reyes había llegado a Miami proveniente de Panamá en el vuelo 987 de American Airlines, que había hecho escala en República Dominicana. Según garantizo este medio, al pisar suelo estadounidense habría sido interrogado por una fuerza integrada por miembros de algunas agencias federales, si bien la comunicación no especifica las razones que habrían llevado a la retención del empresario. Después de ello, las autoridades de Estados Unidos determinaron cancelarle el visado tanto a él como a su esposa, Aurora López, agrega el mencionado  medio.

Reyes Rojas es uno de los empresarios de origen venezolano que dirigen de manera mayoritaria el capital de Plus Ultra. Como ya comunicaron los medios de comunicación, la sociedad Snip Aviation dispone del 45,33% del capital. Se trata de una empresa radicada en Madrid propiedad de la esposa de Reyes Rojas. Aun cuando la esposa del empresario venezolano dispone de pasaporte y residencia española, según afirmó el presidente de Plus Ultra, Fernando García Manso a este diario, Reyes Rojas es quien administra el patrimonio como representante de Snip Aviation.

Otro 14,5% del capital de la aerolínea se halla igualmente en manos de accionistas extranjeros. García Manso había recalcado que un 7,5% de esa participación le corresponde al empresario venezolano, Héctor Antonio Tobía, y un 7% está en manos de otro de origen mexicano.

Más empresarios

No obstante, conforme consta en documentos oficiales del Estado venezolano de Miranda, Flavio Bohórquez Tariff, el presunto empresario mexicano, tiene en verdad cédula venezolana como Flavio Pedro Antonio Borquez Tarff. De hecho, aun cuando en los documentos oficiales de Plus Ultra dicho empresario figura y firma como Flavio Bohórquez Tariff, aparece en los llamados «Papeles del Paraíso» con su «nombre venezolano» como director de Ann Melkin  Corporation, domiciliada a en Barbados. Prueba de que se trata de la misma persona es que asociados a la misma empresa figuran los directivos venezolanos de Plus Ultra, Rodolfo José Reyes y Raif El Arigie Harbie, todos ellos vocales de la compañía aérea.

Conforme a los datos del Registro Mercantil, Bohórquez Tariff consta con «nacionalidad venezolana» en la aportación de 1,237 millones a Plus Ultra, cantidad desembolsada el 22 de junio de 2018 pese a que la empresa afirma que es mexicano.

Mayoría venezolana

En total, y como ya publicaron los medios de comunicación, la composición del consejo de administración de Plus Ultra presenta que cinco de sus diez miembros, que representan la mayoría del capital, son venezolanos: Reyes Rojas, Raif el Arigie, Roberto Roselli, Flavio Bohórquez Tariff y Joaquín Olimpio Domínguez Ferreira, agregado el pasado febrero, y que consta igualmente con cédula venezolana en un proceso de divorcio tramitado en 2018 en el área metropolitana de Caracas. Según la fuente confiable los medios de comunicación  disponen de las cédulas venezolanas de todos ellos, si bien se trata de datos privados que no es necesario revelar.

La conexión de todo este entramado de empresarios venezolanos con muchas firmas ubicadas en el paraíso fiscal de Panamá y con el empresario Camilo Ibrahim Issa, igualmente con cédula venezolana, está más que demostrada. De hecho, y aun cuando Ibrahim Issa no figura en ningún cargo de Plus Ultra fue quien concedió el préstamo participativo de 6,3 millones de euros a finales de 2017 para que Plus Ultra esquivara la disolución a través de la firma panameña Panacorp Casa de Valores, S. A., una sociedad anónima constituida en mayo de 2006 por Eisenmann Abogados y Consultores. Panacorp es una de las decenas de sociedades de las que dispone en Panamá el entramado de empresarios venezolanos que tiene el control efectivo de Plus Ultra. La empresa financiera está dirigida por Panam Capital Market Holding, S. A. Al frente de ambas figura como presidente Alcides José Carrión, quien conserva una estrecha relación con Rodolfo José Reyes Rojas.

El propio Ibrahim Issa ha aceptado la amistad que le une con Reyes Rojas y Raif El Arigie, con negocios en común en bienes raíces y una cadena de cafeterías. Pese a que Ibrahim Issa ha rechazado su conexión con el régimen venezolano, figura en el Registro Nacional de Contratistas de Venezuela en muchas operaciones de su firma de ingeniería con la petrolera estatal PDVSA, para quien habría efectuado traslado de crudo a China por medio de una firma arraigada en Hong Kong.

El préstamo de Panacorp ha sido colocado en incertidumbre por Ciudadanos pues, en su criterio, se trata de una treta contable que posibilito el rescate de la aerolínea. Conforme ha denunciado el partido naranja ante la Comisión Europea, el mencionado préstamo no debería haber sido contabilizado como parte del patrimonio neto de la empresa porque así lo estipula la ley. Y aun cuando se admitiera, el préstamo participativo de Panacorp era simulado, porque 4 millones euros no están disponibles. Ciudadanos garantiza que Plus Ultra está forzada a mantener dos tercios del préstamo en una cuenta de Panacorp para garantizar la deuda de la empresa panameña. Por consiguiente, en el caso de que fuese necesario disponer de ese dinero para pagar a otros acreedores de la empresa, sería “misión imposible para un juez español embargarlos, ya que están en una cuenta en un paraíso fiscal”, conforme a comentado el eurodiputado. Para el jefe de la delegación de Ciudadanos ante el Parlamento Europeo, Luis Garicano, esto evidencia que el préstamo es una simulación. Se hace estimar que la empresa tiene dinero para que puedan recibir la ayuda, pero en verdad los propietarios no se juegan el dinero porque lo tienen garantizado en una cuenta en Panamá, ha agregado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here