EEUU en alerta por la nueva posibilidad de imprimir pistolas en 3D y su legalización

Aun cuando fue prohibida la legalización de este tipo de armas en 2013, actualmente se anunció que cualquiera podrá fabricar su propia arma con una impresora 3D en Estados Unidos

Recordemos que la primera arma de fuego impresa en 3D fue fabricada en el 2013 por Cody Wilson, la cual se publicó en Internet para ser descargada por miles de usuarios de forma gratuita. Por lo que poco tiempo después, el Gobierno estadounidense ordenó que se retiraran  estas pistolas en 3D. Las mismas son consideradas una amenaza social.

Pero a partir de esta semana, se acrecentó una polémica en Estados Unidos debido a la legalización de armas impresas en 3D. El Departamento de Justicia estadounidense emitió dicha información luego de 5 años de estar en tela de juicio en el Departamento del Estado.

Así, solo basta con tener una impresora 3D en casa para portar armas en este país de forma legal. Por su parte, para obtener dichas impresoras, se debe contar con alrededor de 150 a 10.000 euros.

Esta facilidad y legalización hoy en día, constituye una gran preocupación para la población.  Teniendo en cuenta los últimos tiroteos que se han suscitado en diferentes centros escolares, dejando numerosas víctimas. Por ello, las asociaciones solicitan un mayor control en la posesión de armas. Pero se piensa que esto sera una tarea casi imposible para las autoridades.

Por esta nueva tecnología, los demás países en el mundo se han alertado y España es uno de ellos. Es por esto que, el Ministerio de Defensa de dicho país presentó un informe sobre el rápido desarrollo de la fabricación de armas en 3D. Todo esto está siendo considerado como un riesgo para la humanidad por su falta de regulación.

¿Cómo funcionan las armas fabricadas en impresoras 3D?

Se trata de un modelo de pistola con la parte superior totalmente descubierta que necesita una bala especial allí. Esta, es una bala de calibre 32 con una profundidad de 2.54 centímetros aproximadamente dentro de un casquillo de metal.

En este sentido, por poseer un casquillo de metal,  proporciona que la fuerza de la explosión sea aspirada por el cartucho. Esto evita que llegue a sufrir algún tipo de daño de la recámara del arma. Además, el casquillo puede ser reutilizado.

Pero aun cuando se trata de un arma impresa, ocasiona importantes heridas y son capaces de provocar una gran tragedia. Son muy similares a las propagadas con munición real.

La dificultad para controlar y restringir este tipo de armas en 3D

Por su impedimento de ser rastreadas y dominadas, este tipo de armas son conocidas como “pistolas fantasmas”. Dichas armas no poseen una clara identificación. Además, ellas no pueden ser reveladas por los detectores de metales ya sea en aeropuertos o zonas de seguridad. Esto se debe a que no están  fabricadas con materiales ferromagnético.

Por esto, se presume que los aeropuertos deberán ingeniárselas para crear un nuevo sistema que sea capaz de detectar las armas impresas en 3D. De esta manera se hará cumplir con sus controles de seguridad.  Estas armas no solo constituyen una amenaza para las posibles víctimas, sino también para la persona que la descarga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here