El influencer que se enfrentará a 10 años de cárcel por haber engañado a 4.900 personas con memes

En Nueva York, en el mes de octubre del 2016, Douglass Mackey publicaba por medio de su cuenta un meme en Twitter con el título: «Sáltate la cola. Vota desde casa. Envía Hillary al 59925. Vota por Hillary y se parte de la historia». Este mensaje estaba empleando la tipografía, logos y elementos, del estilo de esta candidata demócrata y va en compañía de una letra pequeña, tal como ocurre con los anuncios electorales de Estados Unidos, con un pseudoaviso legal que decía: «Debes ser mayor de 18 años para votar. Solo un voto por persona. Debe ser un ciudadano legal de EEUU. El voto por mensaje no está disponible en Guam, Puerto Rico, Alaska y Hawaii. Pagado por Hillary for President 2016».

En Florida, el pasado 27 de enero del 2021, ha sido detenido por el FBI, Douglass Mackey, y fue acusado de un delito por haber conspirado en contra de los derechos fundamentales. Ha sido enviado frente a un juez de Florida y salió en libertad bajo fianza, mientras se encuentra a la espera de su juicio. De que este se halle culpable, podría llegar a pasar 10 años en prisión.

Ha sido hecha una mención específica por affidavit de este caso, debido a este formato de memes que Mackey y sus otros tres conspiradores, emplearon teniendo el deseo de que estos memes lograran influenciar el comportamiento de las personas que los vieran. Especificamente, para poder hacer creer a las personas que los SMS y las redes sociales, eran formatos de voto válidos de cara a las elecciones presidenciales del 2016.

 

Este es un caso histórico en la jurisprudencia norteamericana, ya que unos memes se convirtieron en el medio para que, presuntamente se atente en contra de un derecho básico que ha sido recogido en la constitución de este país.

Por su parte, ha sido asegurado por el fiscal asistente en este caso, Nicholas L. McQuaid, que el defendido ha explotado su plataforma en las redes sociales para la vulneración de uno de los derechos más básicos y sagrados, que ha garantizado la Constitución, que es el derecho a voto.

Este acusado esta imputado por haber vulnerado la sección 241 del título 18 del Código de Justicia de Estados Unidos, que fue pensado para que se castigue a quienes, en una asociación de dos o más personas este conspirando para hacer algún daño, oprimir, amenazar o intimidar a una persona, de ejercer un derecho o privilegio que es asegurado por la Constitución y las Leyes de EEUU.

De esta forma, la fiscalía y el FBI, han entendido que estas divesas versiones del meme que Mackey, ha compartido por medio de las redes sociales iba a ser equivalente al robo votos que sean emitidos en una urna, conforme ha sido informado por la fiscalía.

Y han dicho que lo que Mackey ha hecho supuestamente, ha sido tener interferencia con el proceso, al haberles solicitado a los votantes que realizaran el depósito de su voto, por medio de un mensaje de texto, lo que equivaldría a nada más y nada menos que el robo de votos. Siendo este un comportamiento ilegal, que está contribuyendo al desgaste en la confianza del público en su proceso electoral.

Conforme al escrito que se ha realizado de imputación, este acusado estaba contando con 58.000 seguidores en su cuenta de twitter y un estudio del MIT, estaba situando a Mackey en el número 107, de las cuentas con mayor influencia de cara a las elecciones de 2016, teniendo mayor influencia que las cadenas de televisión tradicionales, tal como la gran poderosa NBC, que se encontraba ocupando el puesto 114 en el ranking.

PSYOPS: OPERACIONES PSICOLÓGICAS AMATEUR

Esta denuncia en contra de Mackey, está aludiendo a diversos mensajes, memes y campañas de desinformación, en las que este influencer ha participado en compañía de tres personas, que no están apareciendo identificadas en ese escrito, con la finalidad de que se pruebe la existencia de esta conspiración y que ha sido prolongada en el tiempo.

Aun así, a pesar de que en estas cuentas que Mackey, estaba utilizando para operar también eran comunes otros memes con desinformación, engaños o contenido antisemita, solo está siendo imputado por los mensajes que se encontraban fundandos en que los ciudadanos creyeran que iban a poder votar por Hillary Clinton por medio de SMS, a pesar de que no se trate de una forma de voto que sea válido.

Mackey y sus asociados, estaban siendo conscientes de que estos mensajes estaban pretendiendo plantar la confusión en lo que estos estaban considerando una serie de «psyops», que es la abreviatura de Operaciones Psicológicas, en inglés.

Estas operaciones psicológicas, se tratan de acciones que un Gobierno determinado lleva a cabo, con el fin de que sea alterado el ánimo o las opiniones públicas de una población objetivo. Esto se trata de operaciones, que son realizadas por la gran mayoría de los países, comúnmente en contra de poblaciones de naciones extranjeras, y la ejecución de esta podría depender de una determinada rama de las fuerzas armadas, tal como es el caso del Mando de Operaciones Especiales en EEUU, de los servicios de inteligencia o de los dos

Desde el año 2014, diversos usuarios de foros que son muy frecuentados, tal como 4Chan han decidido realizar sus propias operaciones psicológicas, esto con el fin de que se cree alguna confusión entre algunas audiencias que sean progresistas. Ciertas con una forma de bromas pesadas y otras con la promoción del acoso, la revelación de información privada u otros comportamientos que pueden hacer roce con lo delictivo.

La realización de estas operaciones psicológicas, inicio su popularización gracias a los simpatizantes de Donald Trump, que forman parte de la Alt-right, son grupúsculos de extrema derecha y gamberros digitales, tal como es el caso de Mackey y sus cómplices, que, conforme al affidavit, estos estaban planificando y se estaban jactando entre risas de sus propias «psyops», como lo ha sido el meme que hacia la invitación a votar a Hillary Clinton por medio de un SMS.

4.900 PERSONAS CREYERON EL ENGAÑO

Así mismo de manera autónoma, estas «operaciones psicológicas» amateur para lograr la influencia del voto en los Estados Unidos, igualmente han sido realizadas de manera coordinada con candidaturas del partido Republicano de EE UU. En efecto, en el transcurso de la investigación que se ha realizado, un congresista republicano ha reconocido que Mackey, proporcionó servicios para su campaña y para que pudiese ser mantenida una habitual correspondencia por email, a pesar de que ha asegurado que no le conoció en persona.

.Especificamente el peso que pueden tener estos meme e iniciativas, es difícil de cuantificar. A pesar de esto, en el caso que hay de los memes que invitaban a las personas a que votaran por medio de SMS por Hillary Clinton, el FBI ha sido capaz de lograr la recopilación de 4.900 números de teléfono, diverso que enviaron los SMS, siguiendo las instrucciones que tenía el meme. Pero, este documento no esclarece cuántas de estas personas estuvieron conscientes de este engaño y han podido emitir su voto por medio de una vía que fuese legalmente válida en persona o por correo, antes de que se hiciera el cierre de las urnas.

UNO DE LOS CÓMPLICES PARTICIPÓ EN EL ASALTO AL CAPITOLIO

Las identidades de sus tres cómplices, con los que ha contado Mackey, para que fuese lanzada su campaña de desinformación no se fue hecha pública por medio de los documentos judiciales. Pero aun así, diversos medios norteamericanos apuntaron que uno de sus cómplices era otro influencer, que es de extrema derecha y activista proTrump, conocido como Baked Alaska.

Baked Alaska, fue participe en el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero, y transmitió un directo de 20 minutos en el que se le vio como estaba siendo participe de este asalto y también se tomó una fotografía en el despacho de Nancy Pelosi. Razones por las que tuvo que ser detenido esta semana pasada.

De la misma forma que Mackey, Alaska se encarga de publicar contenido que es antisemita, a favor de Donald Trump y ha tenido participación activa en protestas de grupos nacionalistas blancos en localidades como Charlotsville, Virginia o Nueva Orleans. Siendo un ultra que, hasta en su detención por estos sucesos en los que fue participe en el Capitolio, salió indemne a nivel policial y judicial a pesar de su participación en algaradas como las ya mencionadas. Una de razones por las que ha partido la comunidad de la ultraderecha, que se encuentra congregada en 4Chan y las redes, es que acusa a Alaska de ser un informante o un confidente de las autoridades.

Las identidades de los otros dos cómplices continúan siendo desconocidas. Pero, gracias a las investigaciones que ha hecho el FBI, se ha dado a conocer que uno de los tres cómplices de Mackey, se tiene el desconocimiento si se trata de Alaska o uno de los otros dos, ha colaborado con esta investigación Federal y ha ayudado a que se lograse identificar a Mackey, como el propietario de esta cuenta en la que se han publicado los memes para que se engañase a los votantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here