La ex de Jeff Bezos: una de las mujeres más ricas del mundo dona casi US$6.000 millones

Ha sido la mujer más rica del mundo, sin embargo este título le ha durado solamente unos días.

A Mackenzie Scott, la decisión que ha tomado de repartir su fortuna entre diversas ONG, la llevó al puesto número 18 del índice de multimillonarios de Bloomberg.

Su patrimonio personal ha pasado de US$23.600 millones a US$60.900 millones este año, llevando por un período breve de tiempo a tener el título de la mujer más rica del mundo.

Scott fue esposa de Jeff Bezos, quien es el CEO de Amazon, y en este momento es el hombre más rico de la tierra.

Cuando estaba culminando el año 2019, fue el momento en el que los dos decidieron culminar su matrimonio. Y Scott, ha recibido en el acuerdo de este divorcio una cuarta parte de las acciones que Bezos ha mantenido en la compañía que ha fundado.

Ha incrementado el valor de Amazon en bolsa, casi un 72% en lo que llevamos de año, lo que ha llevado a que se impulsara el patrimonio neto de los dos.

En diversas partes del mundo, la pandemia de coronavirus y los confinamientos en varias partes del mundo han provocado que las ventas de esta plataforma de comercio electrónico se disparara.

Tal parece. que todo el mundo se encuentra comprando online y esta tendencia se ha visto reflejado en los beneficios de Amazon.

Dicha cifra fue la que llevó a que Scott se catapultara, y sobrepasara a la histórica  fortuna que tiene Francoise Bettencourt, quien es la heredera de la firma de cosméticos L’Óreal.

Sin embargo, la decisión que ha tomado de donar su dinero hasta que su «caja fuerte esté vacía», conforme a sus propias palabras, ha iniciado la disminución de su patrimonio, lo que ha derivado que ella retrocediera algunos puestos en unos pocos meses.

Ha dicho que el año pasado, se comprometió a regresar la mayor parte de su riqueza a la sociedad que le ha sido de ayuda para generarla.

Después de suscribir la iniciativa Giving Pledge el año pasado, ha dicho que no tiene dudas de que la riqueza personal de cualquiera, es producto de un esfuerzo que es colectivo y de estructuras sociales que le brinda oportunidades para varias personas y obstáculos para muchas otras.

El proyecto fundado por Warren Buffett y Bill y Melinda Gates y continuado por más de 200 fortunas globales, está animando a las personas más ricas del mundo a que dedique una gran parte de su riqueza a causas benéficas.

¿Cómo está donando su dinero?

Scott hizo el anuncio en el mes de julio, de que había realizado la donación de unos US$1.700 millones, a unas 116 organizaciones en las que eran incluidos cuatro colegios y universidades que eran históricamente negros.

Y en los recientes 4 meses, repartió unos US$4.200 millones a bancos de alimentos y fondos de ayuda de emergencia.

Scott ha dicho por medio de una publicación, que lo hizo para brindarle una ayuda a los estadounidenses que se encuentran atravesando dificultades a consecuencia de esta pandemia de covid-19.

El martes escribía en su blog, que “esta pandemia ha sido como una bola de demolición en las vidas de los estadounidenses que ya estaban pasándolo mal”.

Por dicha razón, ha explicado que eligió más de 380 organizaciones benéficas a las que les iba donar una parte de su riqueza.

Le ha ayudado a evaluar estos proyectos, un equipo de asesores, los cuales son de casi 6.500 organizaciones.

«Las pérdidas económicas y las consecuencias en la salud han sido peores para las mujeres, para las personas de color y para las personas que viven en la pobreza. Mientras tanto, los multimillonarios han aumentado sustancialmente su capital».

Ha dicho el banco suizo UBS, que a los multimillonarios les ha ido «extremadamente bien» a lo largo de la pandemia.

La suma de sus dos donaciones ha alcanzado casi los US$6.000 millones este año, y se tiene previsto que siga en este mismo camino. Al haberse sumado a la iniciativa Giving Pledge, que tiene una cantidad que es desproporcionada de dinero para compartirla.

Así como Scott, otros signatarios han incluido al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y su esposa Priscilla Chan, Elon Musk y el fundador de eBay, Pierre Omidyar, y su esposa Pam.

Grandes donaciones

En este año, se ha visto un número que es de forma relativa alto de megadonaciones de las celebridades, estrellas del deporte y líderes empresariales, los cuales han querido brindar su ayudar en la respuesta a la pandemia de covid-19 y otras causas.

El cofundador de Twitter, Jack Dorsey, se halla entre los más generosos, quien realizo el anuncio en el mes de abril que se encontraba transfiriendo US$1.000 millones de dólares de sus activos a un fondo para que sean mitigados los estragos del coronavirus y otras causas.

Lo que representa de forma aproximada, una cuarta parte de su patrimonio neto de US$3.900 millones de dólares.

Por otro lado, Bill Gates y su esposa Melinda, comprometieron US$305 millones para vacunas, tratamientos y desarrollos de diagnóstico por medio de su fundación benéfica.

De igual forma, la autora de la saga de Harry Potter, JK Rowling, ha donado US$1,3 millones para brindarle ayuda a las personas que están sin hogar y como también a las personas afectadas debido al abuso doméstico en la pandemia.

Y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook y su esposa Priscilla Chan, hicieron la donación de US$300 millones, para «proteger las elecciones estadounidenses».

Una gran parte del dinero se destinó al «Center for Tech and Civic Life», la cual es una organización que no tiene fines de lucro que ha reclutado trabajadores electorales y les ha proporcionado equipo de protección personal.

En el mes de junio, la leyenda del baloncesto Michael Jordan, hizo  el anuncio de que iba a donar US$100 millones a Black Lives Matter y las causas de injusticia social en la próxima década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here