Una policía ha confundido su pistola con el arma eléctrica y ha matado a un negro en Minneapolis

Estados Unidos se encuentra sentado en un barril de pólvora.

Vista la audacia que han tenido los policías por haber disparado a los negros, a pesar de la reiteración de vídeos que son demoledores, protestas y requerimientos para que los agentes lleguen a aplicar técnicas de desescalada, en cualquier instante da un salto la chispa que va a propiciar otra explosión de ira social y de agitación racial.

La violencia y los saqueos han vuelto en horas de la noche americana en la localidad de Brooklyn Center (Minnesota), a 16 kilómetros del palacio de justicia de Minneapolis en el que se encuentra desarrollando el juicio por la muerte George Floyd el pasado mes de mayo.

En este momento existe otro nombre. Daunte Wright, negro de 20 años, quien era padre de un niño de dos, y se encontraba desarmado, ha fallecido el domingo pasado en manos de la policía después de haberlo parado por una infracción de tráfico.

Tim Gannon, quien es el jefe de la policía de la ciudad, ha expresado en este lunes que cree que esto se ha tratado de un accidente. Para Gannon, la agente (de la que no quiso dar su nombre) que ha habierto fuego había confundido la pistola con el arma de electrochoque. El jefe ha realizado dicha consideración más tarde del visionado del vídeo policial al respecto de dicho suceso. En las imágenes ha sido observado cómo un uniformado ha bajado del vehículo a Wright, lo trata de esposar y como el conductor realiza un giro y se mete otra vez en su coche.

Otra agente entro en esta escena y gritaba varias veces “Taser”, la cual es la designación que se le da al arma de electrochoque. “Creo que la agente tenía la intención de usar su Taser, pero en su lugar disparó una sola bala a Wright”, enfatizó un emocional Gannon.

El tiro fue producido a quemarropa. “¡Oh, no, he disparado!”, se escucha que dice la mujer. “Por lo que he visto, y por la reacción y angustia de la agente, pienso que fue un disparo accidental con un trágico resultado”, fue remarcado por Gannon.

Este argumento ha provocadi perplejidad y críticas por el recurso que es innecesario de una fuerza que es letal, han coincidido algunos expertos.

Se ha temido que se han reproducido los graves altercados en la madrugada previa, en que han habido por lo menos veinte negocios que fueron asaltados, quema de coches, enfrentamientos con la policía, que han respondido al lanzamiento de objetos con balas de goma o gases lacrimógenos, y al despliegue de la guardia nacional, la cual ya estaba lista por lo que pudiese suceder en un territorio que es muy sensible.

Ya que ha ocurrido unas pocas horas más tarde de que este lunes ccomenzarala undécima jornada del juicio en contra del policía blanco Derek Chauvin por la muerte de Floyd. En la espera de recibir un veredicto, esta nueva muestra de frustración y ansiedad ha certificado, como muchos le tienen temor, que el país se encuentre al filo de otra erupción de destrucción, que sea superio inclusive a la que se ha registrado de costa a costa en el año 2020.

“Esto pasa en el peor momento, cuando todo el país y el mundo nos está mirando”, fue afirmado por el alcalde Mike Elliott, esto al respecto de la vista oral en contra de Chauvin y su rodilla al cuello de Floyd.

Hace un par de semanas que su familia le dio un coche a Daunte Wright, un Buick LaCrosse. Los uniformados le han dado el alto en un barrio residencial, debido a una supuesta infracción de tráfico. La madre, Katie Wright, ha explicado que su hijo, al que le estaba acompañando su novia, le ha llamado en el momento en que los agentes le ordenaron detenerse.“Me ha dicho que le han parado por llevar ambientadores colgando en del cristal trasero”, indicó. Después escuchó un “Daunte, no corras” previamente a que se cortara la llamada.

Al haber sido comprobada su identidad, los policías han descubierto que el conductor tenía pendiente una orden de arresto. Una vez fue producido el balazo, Wright todavía condujo el coche algunas calles, hasta que impactó en contra de otro. Fue recalcado por la madre que en ese momento ha recibido una llamada de la novia, la cual le dijo “han disparado a Daunte”.

El gobernador Tim Waltz, demócrata, tuiteó sus plegarias por la familia Wright, subrayando “mientras nuestro estado llora otra vida de un hombre negro arrebatada por la policía”.

La madre acudió a ese fatal escenario, en el que se ha organizado una vigilia. Ha pedido calma y ha recordado que “la violencia y el destrozo de coches patrulla no me devolverá a mi hijo”.

Pero su súplica ha resultado en vano.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here