El crecimiento del uso y desarrollo de la tecnología móvil 

La economía mundial necesita de la tecnología móvil para avanzar y resurgir, de lo contrario estamos destinados al fracaso y hundirnos en la miseria.

tecnología móvil

La tecnología lleva décadas formando parte de nuestra vida diaria. Ha condicionado y mejorado nuestras maneras de trabajar, relacionarnos y comunicarnos como jamás se pensó que fuera posible. No obstante, en los últimos diez años, su crecimiento y desarrollo, sobre todo en lo relativo a la tecnología móvil, han experimentado un florecimiento exponencial.

Tras el impacto de la COVID-19, la nueva normalidad exige que le prestemos aún más atención a esta tecnología, ya que puede resultar de vital importancia en un incierto contexto económico y social. Adquirir las competencias adecuadas y disponer de formación específica en tecnología móvil se traduce casi en una cuestión de supervivencia. Instituciones de enseñanza superior como la Universidad Isabel I han registrado un importante incremento en la demanda de titulaciones de grado y posgrado relacionadas con este campo.

El reinado de la tecnología móvil: del escritorio al Smartphone

El desarrollo tecnológico en el último tercio del siglo XX y parte de lo que llevamos del siglo XXI avanza inexorablemente hacia la movilidad. Del uso de enormes máquinas que requerían de ingentes cantidades de espacio y recursos hemos pasado – gracias a los avances en miniaturización y potencia de procesado – a llevar máquinas relativamente potentes que caben en nuestro bolsillo: los Smartphone.

El dominio de la tecnología móvil a través de dispositivos como los ultrabooks, los portátiles o las Tablet en el mercado de los gadgets tecnológicos es un claro síntoma del comportamiento del público. Hemos abrazado el uso normalizado de dispositivos más pequeños, pero mucho más potentes y versátiles. De entre ellos, el teléfono móvil se lleva la palma: según el último informe de la Sociedad Digital en España, elaborado por la Fundación Telefónica, el 91,9% de la población lo elige como dispositivo predilecto para todo tipo de usos.

En el entorno laboral, aunque aún no ha desbancado a los ordenadores «tradicionales», sí que son la herramienta de trabajo habitual para un 58,2% de los usuarios. Las Tablet, que se han afianzado considerablemente en los últimos años, son el recurso predilecto para el trabajo en un 22,4% 

La deslocalización y el cloud computing, nuevas herramientas empresariales

 La posibilidad de trabajar de forma eficiente desde cualquier lugar también ha supuesto un importante espaldarazo para la tecnología móvil en el contexto corporativo. Las empresas y sus activos pueden mantener su competitividad y productividad sin necesidad de estar físicamente presentes en una sede en concreto. Además, la opción de almacenar e intercambiar información relevante en la nube reduce drásticamente la necesidad de usar más de un dispositivo.

 La formación en tecnología móvil garantiza una preparación óptima para afrontar las nuevas condiciones del mercado laboral que copan estas empresas. Se requieren perfiles profesionales que dominen los diferentes dispositivos, lenguajes, códigos y las distintas aplicaciones y usos tecnológicos que se están implantando. Y también los que se sitúan en la línea de salida para su aplicación práctica en la tecnología móvil del día de mañana: inteligencia artificial, biotecnología, nanotecnología, computación cuántica, etc.

 Podríamos decir que no entendemos nuestra vida actualmente sin la tecnología móvil y sin la omnipresencia de nuestros dispositivos. Se descargan cuatro millones de Apps al día en España, que es el país que ocupa el primer puesto de penetración de la tecnología móvil de toda Europa, con veintidós millones de usuarios activos de Apps. Esta tendencia irá a más el día de mañana por lo que es una decisión inteligente que la formación en tecnología móvil sea protagonista en la construcción de los perfiles académicos y profesionales del futuro.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here