FRANCIA: El hombre que abofeteó a Emmanuel Macron cumplirá cuatro meses de prisión

Damien Tarel, condenado a 18 meses de cárcel en un juicio exprés, pasará 14 bajo libertad condicional.

Damien Tarel, condenado a 18 meses de cárcel en un juicio exprés, pasará 14 bajo libertad condicional.

Damien Tarel, el hombre de 28 años que el martes abofeteó en la calle al presidente Emmanuel Macron, ha sido sentenciado a 18 meses de prisión después de un juicio exprés que duró unas horas. Tarel, que adolecía de antecedentes judiciales, entro en prisión, donde pasará cuatro meses. El resto de la condena la cumplirá bajo libertad condicional. A lo largo de  tres años, perderá sus derechos cívicos y no podrá ejercer una función pública el resto de su vida.

El ataque de Tarel a Macron, mientras este saludaba a un grupo de ciudadanos en el suroeste de Francia, origino la reprobación unánime de la clase política. Y alimentó la discusión en relación a la presunta violencia ascendente en la sociedad francesa y el ambiente de odio en el debate político. No es el primer ataque a un presidente en tiempos recientes: Nicolás Sarkozy sufrió una agresión semejante en 2011 y en 2002 un ultraderechista disparó sin éxito a Jacques Chirac durante el desfile del 14 de julio.

Tarel, al abofetear a Macron, entonó un eslogan monárquico: “Montjoie Saint Denis”. El hombre, habitante en la región, era seguidor a las artes marciales medievales. En su audición ante el juez, se declaró próximo a los chalecos amarillos, el movimiento que en 2018 y 2019 pretendió colocar en jaque a Macron con manifestaciones, a veces violentas.

Además expreso sentirse cercano a movimientos de derecha o ultraderecha, aun cuando no militaba en ningún partido. Aseguro que había actuado sin pensar, guiado por su repudio al presidente de la República Macron.

Junto a él, la policía detuvo a un presunto cómplice, Arthur Champion, que será presentado  ante la justicia en 2022. Los investigadores hallaron en casa de Champion, de 28 años, un ejemplar de Mein Kampf, el libro de Adolf Hitler, y una bandera con la hoz y el martillo, conforme al diario Le Parisien.

En una conversación con la cadena BFMTV/RMC, Macron explico: Que no es grave recibir un bofetón cuando él se acercó a la multitud, puede suceder en todo momento. Piensa que no revela nada más profundo que un solo acto aislado. Y agregó: “La verdadera violencia es la que sufren las mujeres que mueren bajo los golpes de sus maridos”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here