Una isla artificial para 35.000 personas: el controvertido proyecto aprobado en Dinamarca cuya construcción necesita 50 años

La gigantesca isla ya tiene nombre: Lynetteholm. En el proyecto se pormenorizan unas dimensiones de 2,6 kilómetros cuadrados, más o menos unos 370 campos de fútbol.

La gigantesca isla ya tiene nombre: Lynetteholm. En el proyecto se pormenorizan unas dimensiones de 2,6 kilómetros cuadrados, más o menos unos 370 campos de fútbol.

Se calcula que la elevación del nivel del mar podría producir la desaparición de ciudades y regiones enteras en España y en toda la masa continental bañada por mares y océanos, y hay países enteros en esta situación. Uno de ellos es Dinamarca, donde en este momento han pensado construir una isla artificial gigante para salvar a 35.000 personas.

El incremento del nivel del mar se imputa al cambio climático y ya percibimos que hay países en una primera línea de riesgo en correspondencia a su geografía y relieve. Países Bajos figuraba en el primer lugar y Dinamarca figuraba en esa lista con un 16% de la población en riesgo, o lo que es lo mismo, con la responsabilidad de procurarse otro sitio donde vivir, y ahí es donde ponen esta idea. Eso sí, es una medida muy enérgica para paliar un resultado procedente de un daño medioambiental que a todas luces causaría otro (más local).

La lucha contra la inundación basada en invadir el mar

La gigantesca isla ya tiene nombre: Lynetteholm. En el proyecto se pormenorizan unas dimensiones de 2,6 kilómetros cuadrados, más o menos unos 370 campos de fútbol, y se necesitara unos 80 millones de toneladas de sustrato para construirla.

Conforme comentan en BBC, el gobierno local danés ha aprobado este proyecto en el que se levantaría esta gran isla conectada a la actual Dinamarca (sobre masa continental) de muchas formas. El país ya cuenta con el puente-tunel Uresund, que conecta al país con Suecia, así que sería alguna estructura semejante a ésta para llevar carreteras y raíles.

En el proyecto para la isla artificial se engloba un sistema de presas, algo a lo que están experimentados por esas latitudes justamente para lidiar con las inundaciones. Como cabe considerar, tiene todos los ingredientes para que sea una edificación faraónica, de ahí las alarmas en relación a su indiscutible efecto ambiental.

De ahí que varias organizaciones pro-medioambientales hayan llevado el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Frederik Roland Sandby, secretario general del movimiento ecologista en Dinamarca en relación a el clima (Klimabevægelsen i Danmark»), ha asentado que el impacto medioambiental del proyecto se ha arreglado con los presuntos beneficios medioambientales para la ciudad, hablando de greenwashing.

Además se aprecia todo el proceso de construcción y el hecho de que se tenga que utilizar un gran número de grandes vehículos para llevar los materiales de construcción, maquinaria, etc. Conforme estas organizaciones, serán requeridas unos 350 viajes de camión cargado de material al día a través de la capital danesa desde que se comience la construcción, también de que se aprecia un riesgo de contaminación y de reducción del flujo de agua hacia el estrecho.

El coste del proyecto se valora en 2.600 millones de euros y la ubicación de Lynetteholm sería en la zona del puerto, como señalábamos con capacidad para albergar 35.000 personas. En Copenhague hay ya más de 1.250.000 habitantes, así que sería una solución para una cantidad parcialmente reducida de habitantes.

La idea es que su edificación comience este mismo año, sin haber determinado una fecha precisa. Calculan que en 2035 ya estén hechos los cimientos y que se complete hacia 2070, con lo que se completaría en unos 50 años.

Ahora bien, se han percibido otras ideas para eludir las consecuencias del nivel del mar que han buscado ser algo menos impactantes, como la del MIT de que sea la propia naturaleza la que coopere. Pero de todas maneras, aun cuando la dicha sea buena, el efecto de la edificación de una isla artificial es apremiante inclusive si lo que se aspira es aprovechar la energía eólica, así que percibiremos si se lleva a término (y qué pasa) o si lo logran detener.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here