¿Cómo encontrar coches económicos en cualquier punto de Europa?

Ya sea para abrir mercado y hacer negocios o para hacer turismo, si lo que se necesita es desplazarse libremente, y de forma cómoda y segura por Europa, lo más acertado es el alquiler de vehículos

El futuro del alquiler de vehículos en la Comunidad Europea se presenta como uno de los más prometedores en el sector de la movilidad. Pero, según el director general de Europcar Mobility Group España, este futuro no solo se va a centrar en una sola alternativa.

El mercado de las subastas de coches, gracias a portales como el que ofrece Adesa, y otras formas económicas de conseguir coches, como el alquiler de coches, el coche compartido y el coche con conductor, irán sustituyendo la compra de vehículos por los sistemas tradicionales.

El futuro del alquiler de vehículos en Europa

Para Tobias Zisik, la industria del alquiler de vehículos debe dar un paso hacia adelante para abarcar el conjunto de nuevas necesidades que tienen las personas en el momento actual y en el futuro. Esta adaptación se centra en ofrecer a cada cliente o usuario lo que precisa en cada momento.

Esto implica la aceptación de nuevos conceptos, donde no desaparece el alquiler tradicional, pero este tendrá que venir con precios más reducidos. En líneas generales, el sector del alquiler low cost y el de Movilidad Urbana, es decir, coches compartidos, crece en una media de un 1 % al año.

Precios medios del alquiler de vehículos en los países europeos

Según un informe realizado por Happycar, España es el tercer país europeo más barato para alquilar un vehículo en Europa, solo por detrás de Croacia y Portugal. Es en este país donde se pagan alrededor de 12,89 euros al día, si lleva una franquicia incluida esta cantidad asciende a los 17,70 euros al día. Sin embargo, en los citados países más baratos, el día de alquiler tiene un coste de 10,02 euros en Croacia y 11,20 en Portugal, ambos sin franquicia.

En relación a los países más caros, se localiza Suiza, donde alquilar un vehículo con franquicia cuesta de media 53,27 euros al día. Le siguen los países escandinavos (Suecia, Noruega y Dinamarca), con una media de 35,32 euros, el Benelux (Holanda, Bélgica y Luxemburgo) con 31,37 euros de media y, por último, cerrando este ranking, se sitúa Alemania, que puede llegar a cobrar por un día de alquiler con franquicia alrededor de los 21,92 euros.

Las exigencias del cliente moderno

El cliente europeo y usuario de este modo de transporte se ha vuelto más riguroso y quiere más por su dinero. Los tres parámetros que responden a estas nuevas exigencias son la multimodalidad, la tecnología y la sostenibilidad.

En este sentido, las compañías deben ofrecer, tanto al cliente de empresa como al particular, diferentes opciones para que pueda desplazarse como mejor le convenga en cada momento, pero siempre tratando con el máximo respeto al medioambiente. Por otro lado, debe ser accesible mediante los diferentes medios tecnológicos existentes y estar al alcance, algo que se consigue gracias a las aplicaciones móviles.

En el futuro será imprescindible contar con proveedoras que actúen globalmente, ofreciendo facilidades a los clientes para elegir una alternativa al tradicional vehículo privado y en propiedad exclusiva. Una buena parte de la población europea está entendiendo esta realidad. Es por esto que ofrecer la posibilidad de pagar por el uso que se le está dando en cada momento es el camino que comienzan a recorrer un buen número de compañías de alquiler de vehículos.

Nuevas demandas, nuevas soluciones

Comienza a abrirse hueco en el mercado de la renta de coches los denominados Airbnb de vehículos, ya que tienen el mismo funcionamiento que la famosa aplicación de alquileres de inmuebles.

Este modelo de negocio tiene su base en una fórmula de economía colaborativa entre personas que cada vez es más habitual, pues tiene un notable éxito entre la población. En este caso, la premisa es que tener un coche particular es demasiado caro (precio de compra, impuestos, costes de mantenimiento, seguro, el combustible…), más aún si no se le da demasiado uso y parecerá que se está tirando el dinero.

Aparece la posibilidad de ganar algo de dinero con el uso compartido, alquilándolo a otros conductores de forma sencilla y directa, con las aplicaciones para móviles creadas para esta función. Estas herramientas actúan como intermediarios entre los conductores y los propietarios, llegando a un acuerdo de uso durante los días que los peticionarios se encuentren en la zona.

Es un acuerdo y un negocio que se hace directamente entre estas dos personas, pero una parte del importe usado para el pago irá destinado a la empresa que ha hecho de intermediaria y, otra parte, a contratar un seguro con asistencia en carretera de 24 horas los 7 días de la semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here