En respuesta a la crisis de los chalecos amarillos, Macron ha decidido bajar impuestos y subir las pensiones

impuestos

Macron ha decidido, bajar los impuestos y subir las pensiones, como respuesta a la crisis de los chalecos amarillos. Por lo que el presidente se dedicó este jueves a presentar las grandes líneas. Que tiene planeadas para dar respuesta a la crisis de la franquicia de los chalecos amarillos. Este también hizo un análisis, con el que intentó ser comprensivo con la angustia social profunda. Y afirmo que: “es imprescindible la restauración del orden” y haciendo esta confesión: “Dirigir una democracia es aceptar la impopularidad. Lamento parecer duro, por momentos”.

Además, de que seguirá fundamentando el segundo acto de su presidencia. Con sus cuatro principios cardinales. Que son: “Cambio profundo de nuestra democracia y administración”. “Mejor justicia social con menos impuestos”. “Instalar la lucha contra el cambio climático en el corazón del proyecto nacional”. “Defensa del arte de ser francés y los principios de nuestra identidad nacional”.

Para responder a la actual crisis de los chalecos amarillos, Macron bajara los impuestos y subirá las pensiones. Sin embargo, el presidente insiste en que la ecología debe ser una gran ambición nacional y europea. Pero deja en suspenso los contornos concretos de tal política.

Nuevas reformas

impuestos

El presidente Macron, se encargó de anunciar una serie de reformas que deberían “cambiar”, la democracia y las instituciones. Pero, de entrada, se perciben muy modestas: ya que da la ligera introducción de una cierta “dosis” de elección proporcional. Además de la reducción del número de parlamentarios. Por lo que Macron rechaza la gran exigencia amarilla: No habrá posibilidad de convocar referendos de iniciativa popular. De allí entonces que anunciara la supresión de 120.000 puestos de funcionarios. Y dos años después, el presidente deja en suspenso un proyecto inflamable.

Bajo estas nuevas decisiones, Macron estaría anunciando una reducción bastante significativa del impuesto sobre la renta. Y la supresión de muchos “nichos fiscales”. pero rechaza la restauración del impuesto sobre las grandes fortunas. Sin embargo, Macron solo promete bajar impuestos y mejorar algunas pensiones, sin dar más detalles.

Exigencia amarilla

A pesar de tomar esta nueva decisión, Macron sigue sin dar respuesta a la gran “exigencia amarilla”. La cual es la posibilidad de tener “Más poder adquisitivo…”. Ya que este cree que su política sigue siendo la correcta. Macron recuerda que: se reformó el mercado del trabajo, se aspira a recortar la fiscalidad para favorecer la inversión y el crecimiento económico debiera favorecer el poder adquisitivo.

Además, Macron anuncio también la creación de un “consejo de defensa ecológica”, que tendrá por misión “dar claridad a las acciones del gobierno”. El presidente insiste en que la ecología debe ser una gran ambición nacional y europea. Pero deja en suspenso los contornos concretos de tal política.

Además, Macron confirma su ambición avanzada tras el trágico incendio de la catedral de Notre Dame: “Defensa del arte de ser francés, defensa de los principios de nuestra identidad nacional. Reconstruir Notre Dame será una gran ambición nacional”. Tal ambición queda por precisar.