Irán ha boicoteado el pacto nuclear al haber prohibido el acceso de los inspectores a las imágenes de sus centrales

Después de haber pasado cuatro meses tanteando el terreno y autorizar un diálogo indirecto junto al régimen iraní, el Gobierno de Estados Unidos llegó a la conclusión de que no existe una gran disposición entre los ayatolás para volver al acuerdo de desnuclearización alumbrado por Barack Obama en el año 2015. La gota que colmó el vaso en Washington ha sido la negativa de Teherán a que los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica, accedieran a imágenes de vigilancia en los sitios principales nucleares iraníes.

 

Fue cuestionado por el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, el domingo pasado la voluntad de Irán de cumplir nuevamente con el acuerdo nuclear posteriormente de semanas de conversaciones en Viena. «Sabemos ya qué sanciones deberían levantarse si son incompatibles con el acuerdo nuclear», ha dicho Blinken en una entrevista con la cadena Abc. «Pero igual de importante, y de hecho más importante, es que creo que Irán sabe lo que necesita hacer para volver al cumplimiento en el lado nuclear… Y lo que no hemos visto aún es si Irán está listo y dispuesto a tomar la decisión de hacer lo que tiene que hacer», fue añadido por Blinken.

 

Los comentarios del jefe diplomático se han producido el mismo día en que ha expirado un acuerdo temporal de tres meses de Irán junto a la Agencia Internacional de Energía Atómica, que ha permitido a los inspectores de este organismo a tener acceso a imágenes de vigilancia de sitios nucleares iraníes. El presidente del parlamento iraní, Mohammad Bagher Qalibaf, ha dicho previamente que los inspectores ya no podrían tener acceso a las imágenes de vigilancia, ha afirmado la agencia Ap.

 

Abusos en contra de los derechos humanos

En su respuesta en la televisión norteamericana, Blinken ha reiterado que la Administración de Biden todavía tiene la intención de que sea reeditado el acuerdo nuclear para que se reduzca y controle el programa nuclear de Irán, previamente de abordar otros asuntos relativos a este país, como las denuncias repetidas de graves abusos en contra de los derechos humanos, como las ejecuciones sumarias y la tortura. «Lo primero que tenemos que hacer es volver a contener el problema nuclear», ha dicho Blinken.

En el año 2018 el expresidente Donald Trump ha reiterado a EE.UU. del acuerdo nuclear, e Irán intensificó gradualmente su programa de enriquecimiento de uranio. El régimen islámico está manteniendo que lo está haciendo con fines únicamente civiles, una cosa que el grueso de la comunidad internacional ha puesto en duda.

 

Los negociadores van a mantener en Viena esta semana entrante la última ronda de conversaciones indirectas junto a Irán, y a la vez se está esperando que el propio Blinken vaya a visitar Oriente Próximo más tarde del alto el fuego negociado por Egipto entre Israel y Hamas la semana que pasó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here