Italia ha adelantado la reapertura al 26 de abril, ya que han mejorado los datos de contagio

Por fin han sido dadas por el primer ministro italiano las buenas noticias al respecto de la evolución de la pandemia en Italia. Fue anunciado por Mario Draghi que el país va a comenzar la reapertura gradual desde el próximo 26 de abril. Se van a permitir los desplazamientos entre regiones, la presencia de los estudiantes en todas las escuelas, actividades al aire libre y la reapertura de bares y restaurantes para comida y cena, solamente teniendo sus mesas al aire libre. Fue explicado por Draghi que «podemos mirar al futuro con prudente optimismo y confianza». El primer ministro comentó que, junto a la decisión de dar apertura, el gobierno ha asumido un «riesgo razonable, porque los datos de contagio están mejorando». «Este riesgo responde a las expectativas de los ciudadanos –añadió Draghi- y se basa en una premisa: que se observen escrupulosamente las normas en las actividades reabiertas, con la mascarilla y las distancias. De esta manera, este riesgo se traduce en una oportunidad extraordinaria no solo para la economía, sino también para nuestra vida social».

Ya había sido establecido por el gobierno hasta el día 30 de abril, las medidas restrictivas en contra de la pandemia. Fue planteado inclusive la hipótesis de que se amplíe hasta el lunes, 3 de mayo. Sin embargo, Mario Draghi adelantó el comienzo de la reapertura frente a las presión social con movilizaciones en todo el país por parte, sobre todo, de comerciantes y el sector de la restauración. Muy fuertes han sido también las presiones del líder de la Liga, Matteo Salvini, y de Hermanos de Italia, que es liderado por Giorgia Meloni.

Continúa estando marcada por la cautela la actuación del gobierno. Ya que, sigue el toque de queda que se ha mantenido hasta este momento, desde las 22:00 hasta las 5:00. Fue declarado por Draghi, que si son respetadas las reglas en contra de la pandemia, «la probabilidad de volver atrás (al confinamiento) será muy baja».

Fue insistido por Draghi, que por prudencia, «la apertura será gradual». Las regiones italianas van a pasar a partir del 26 a ser zona amarilla (riesgo bajo), en la actualidad la mayoría se encuentra en color naranja (riesgo medio alto) o rojo (riesgo alto). Dicha clasificación por zonas se va a mantener abierta; lo que significa, que si en alguna región amarilla ha subido de una forma peligrosa la curva epidémica, va a volver a ser declarada como naranja o roja.

Con dicho inicio de la reapertura, se van a permitir varias libertades y actividades que en este momento se encontraban cerradas inclusive en las zonas amarillas. Desde el 26 de abril, van a reabrir los museos, teatros y cines. Se van a permitir lo espectáculos al aire libre, en tanto que los interiores van encontrarse obligados a seguir siendo estrictos los límites de capacidad. Para la reapertura de los balnearios y piscinas será necesario esperar hasta el 15 de mayo. Fue explicado por Dragón, que la reapertura «es una apuesta por el crecimiento».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here