La condena del ‘carnicero de los Balcanes’ no ha cerrado las heridas en Serbia

Después de que han pasado veinticinco años y medio del final de la cruenta guerra de Bosnia, ha sido ratificado por la justicia de las Naciones Unidas el día  de ayer la condena a cadena perpetua para Ratko Mladic, el exjefe militar de los serbios en esa república balcánica, por genocidio, crímenes de guerra, crímenes en contra de la humanidad, secuestro y asesinato. Esa sentencia ha sido la respuesta a la apelación que Mladic ha hecho en contra de la condena a cadena perpetua que ya ha emitido el antiguo Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, con sede en La Haya, en el 2017.

Desde el año 1992, en el contexto de las guerras que han desintegrado Yugoslavia, Mladic –que  se conoce como el carnicero de Bosnia– ha dirigido el ejército de los serbobosnios en el asedio de 1.425 días a Sarajevo –el más largo a una capital en la historia de la guerra moderna, en el cual han muerto 14.000 personas– y ha sido responsable, conforme el tribunal, de la matanza de más de 8.000 musulmanes bosnios en Srebrenica, la mayor – que se registró en­ Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Mladic “es condenado por el tribunal por los cargos de genocidio, crímenes contra la humanidad y violación de los usos y costumbres de la guerra, y sentenciado a cadena perpetua”. Conforme a la juez de las Naciones Unidas Prisca Matimba Nyambe, el exgeneral serbobosnio ha tenido un “rol de liderazgo” en las actuaciones del ejército serbio de Bosnia entre los años 1992 y 1995.

Las autoridades internacionales lo han buscado por años, hasta que en el 2011 ha sido capturado en Lazarevo, al norte de Belgrado, y se sometió a juicio. En este momento, con 79 años, presentó la reciente apelación probable a su sentencia. Su defensa, que encabeza el abogado Branco Lukic, ha sostenido que el exmilitar no ha sido responsable de los asesinatos que se cometieron por sus subordinados.

Ha agregado el abogado defensor que las personas que han muerto en Srebrenica no han  sido víctimas de genocidio, sino bajas de una batalla. Se ha calculado que las víctimas mortales del conflicto bosnio superan las 100.000 personas y que se tuvieron más de dos millones de desplazados.

“Es realmente el último juicio. Es una historia sin fin que mucha gente creyó que no acabaría y ahora, por fin, lo hace”, ha afirmado después de ratificarse la sentencia Iva Vukusic, historiadora de la Universidad de Utrecht.

La sentencia ha terminado con 25 años de procesos judiciales del tribunal especial de ONU para los Balcanes, por los que fueron encarcelados hasta 90 criminales de guerra de toda la ex Yugoslavia.

Se confirmó la sentencia, los jueces de las Naciones Unidas, tienen que buscar un país en el cual se cumpla su condena. Hasta 14 estados europeos han acogido a los juzgados por este tribunal. Radovan Karadzic, líder político de los serbobosnios en la guerra y muy cercano a Mladic, ha cumplido  su condena en la cárcel británica de la isla de Wight.

Culpable de genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad, secuestro y asesinato

“Si hablas con los supervivientes, las madres (de Srebenica) que perdieron a sus maridos o a sus hijos, su vida se paró el día del genocidio”, ha explicado a la agencia Reuters Serge Brammertz, fiscal de la ONU encargado del caso, que ha remarcado de la relevancia de este juicio para una sociedad que todavía no superó muchas de las heridas de guerra.

Ha aplaudido este veredicto el presidente de EE.UU., Joe Biden. “La justicia y la reconciliación son los fundamentos para la paz y la estabilidad en el futuro, y la decisión de hoy confirma que es posible”, ha afirmado en un comunicado. “Mis pensamientos hoy están con las familias de las víctimas de los muchos crímenes de Mladic”, ha agregado.

Por su lado, Zeljko Komsic, uno de los miembros de la presidencia tripartita de Bosnia, ha afirmado que la sentencia “establece la existencia de diversos grupos criminales, que incluyen a la cúpula política y militar de la república serbia”.

No obstante, no todos son tan críticos con Mladic, el  cual cuenta con admiradores entre varias corrientes políticas que buscan que se reescriba la historia. Fue negado por el propio ministro de Justicia de Montenegro, Vladímir Leposavic, hace unos meses el genocidio de Srebrenica. La Comisión Europea se ha mostrado muy crítica con las declaraciones del líder político de un país que ha aspirado a que se forme parte de la Unión Europea.

La tarde ya estaba teniendo previsto el veredicto, en la plaza central de Bratunac, una población que se encuentra al este de Bosnia cercana a Srebrenica, se ha emitido un documental el cual glorifica la figura de Mladic y su relación con Karadzic, Uspon (Alzamiento). Istocna Alternativa (Alternativa del Este), organizadores de la proyección, pegaron y han repartido carteles con la imagen del antiguo general con el eslogan “No hubo genocidio”.

“Quieren hacer un criminal de él y eso es inaceptable para el pueblo serbio y para mí como su presidente”, ha dicho el domingo a la agencia de noticias serbobosnia Serna el copresidente serbio de la terna presidencial bosnia, el nacionalista Milorad Dodik. “Hoy, la glorificación y la negación del genocidio están mucho más extendidos que hace cinco o diez años, y llevo trece en este puesto”, ha afirmado el fiscal Brammertz. Las diversas facciones políticas de Croacia, Serbia y Bosnia-Herzegovina todavía usan el odio étnico como arma política, conforme a este fiscal.

Con esta sentencia en contra Ratko Mladic ha terminado un proceso que ha empezado en el año 1993,  con el en ese momento Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (en este momento Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales) y ha terminado 28 años más tarde, en mitad de un revisionismo de la guerra de Bosnia.

Esta polarización ha dividido a las nuevas generaciones entre los que han considerado a Ratko Mladic un genocida y los que le encumbran como un héroe.

Responsable del asedio de Sarajevo y la masacre de Srebrenica, la peor en Europa desde 1945

Ha sido celebrado por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, el día de ayer la ratificación de la cadena perpetua en contra del exlíder militar serbobosnio por su responsabilidad en la matanza de Srebrenica de 1995 y otros crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Ese veredicto “muestra la determinación del sistema de justicia internacional por garantizar responsabilidades, sin importar el tiempo que haga falta para ello”, ha sido destacado  por Bachelet, expresidenta de Chile, a través de un comunicado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here