La escalada bélica de Gaza ha entrado en su segunda semana de bombardeos después de más de 200 muertos

Este lunes ha redoblado la aviación los ataques en contra de la red de túneles de Hamás en el norte de Gaza, que ha vuelto a machacar con una oleada de 54 cazabombarderos en 35 puntos, varios en zonas habitadas. Por lo menos siete palestinos han perdido la vida en las incursiones. La juescalada bélica más intensa en siete años en la franja mediterránea entró en su segunda semana con un balance de más de 200 muertos, sin que los intentos de mediación diplomática de Estados Unidos y Egipto hayan fraguado en un alto el fuego. Si la conflagración todavía no es una guerra abierta, parece estar en camino de serlo.

Las calles de la capital del enclave costero se encuentran semivacías, han relatado los reporteros locales de las agencias de noticias internacionales. Algunos gazatíes se ha atrevido a rebuscar entre los cascotes para tratar de localizar sus pertenencias. Todavía continúan muchas zonas sembradas de escombros de edificios que han colapsado, como los tres bloques en los que han muerto aplastadas el domingo 42 personas, entre las que se encontraban 10 niños. El Ejército ha considerado que se ha tratado de un “acontecimiento anormal”, al haberse desmoronado inopinadamente una sección de los túneles bombardeados en los efectos que se alzaban, ha dicho un portavoz castrense.

La escalada bélica, que se ha desatado en horas de la tarde del pasado lunes después del disparo de cohetes de Hamás en el área de Jerusalén, se cobró la vida de por lo menos de 204 personas en Gaza (incluidos 58 niños y 34 mujeres), y ha dejó más de 1.200 heridos más tarde de 760 oleadas de ataques, conforme a fuentes sanitarias palestinas. En Israel, otras 10 personas (entre ellas, dos menores) murieron víctimas de los más de 3.000 proyectiles disparados por las milicias palestinas, que también causaron 300 heridos.

La oficina del portavoz el Ejército ha sostenido que Hamás es el responsable de la muerte de civiles, al haber ocultado sus fuerzas e instalaciones en zonas habitadas. Considerando simultaneamos que los informes sobre víctimas civiles del Ministerio de Sanidad palestino en Gaza se encuentran inflados.

“Nunca había visto ataques de esta intensidad; en casa estábamos todos aterrados”, ha declarado a un periodista de la agencia France Presse en Gaza Mohamed Abded Rabbo, de 39 años, quien es un habitante de la capital del enclave, en la cual centenares de edificios quedaron dañados. “Mis hijos no han podido dormir en toda la noche mientras caían las bombas”, ha asegurado la palestina Um Naim, de 50 años, a un reportero de la agencia Reuters.

En esta oleada de ataques que ha golpeado la Franja ha perdido la vida uno de los jefes de la Yihad Islámica, el comandante de la zona norte de Gaza desde hace 15 años Husam Abu Arbid, han confirmado tanto la milicia islamista así como portavoces castrenses. Estos últimos le han responsabilizado de recientes ataques con cohetes antitanque contra civiles y militares.

Israel ha asegurado que ha eliminado a 130 mandos militares gazatíes y así mismo, que ha destruido casas de responsables políticos, como la de Jalil Hayya, jefe adjunto de Hamás, o la de Yaya Sinwar, máximo responsable de la organización en el interior de Gaza. Otras 14 residencias de dirigentes islamistas han sido bombardeadas de igual forma. En una incursión a gran escala, la aviación ha arrasado el principal centro de operaciones de la inteligencia militar de Hamás en el norte del territorio palestino. Y fue asegurado por el Ejército aseguró que previamente del bombardeo los vecinos del edificio han sido alertados para que lo evacuaran. La agencia Reuters ha dado cuenta de dos muertes.

Fue cifrado por Ejército israelí cifra en más de 3.300 los disparos de cohetes en esta última semana desde la Franja, en la cual ha calificado de mayor ofensiva de proyectiles registrada en contra de su territorio, equiparable al total de lanzamientos de la guerra de 2014, que se ha prolongado en dos meses. Por lo menos 1.200 fueron interceptados en este momento por el sistema Cúpula de Hierro, y otros 500 no han llegado a alcanzar territorio israelí debido a fallos en el lanzamiento. No obstante el sistema antimisiles, no es activado si los radares detectan la caída del proyectil en zona deshabitada, y por esto el Ejército ha sostenido que la Cúpula de Hierro tiene “un 90% éxito” en las intercepciones.

Israel intensifico desde el pasado viernes los bombardeos aéreos con el objetivo declarado, pese a que es escasamente visible, de destruir una red de 100 kilómetros de túneles por los que los milicianos de Hamás se van desplazando por el norte y el este de la Franja en sus operaciones. Los combates se han extendido además al frente naval, donde un portavoz castrense anunció que un navío de israelí había destruido “una embarcación sumergible” de Hamás.

Netanyahu: “el tiempo que sea necesario”

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha reafirmado que las Fuerzas Armadas “van a seguir golpeando objetivos de los terroristas” después de haberse reunido con los altos responsables de la seguridad nacional. La ofensiva, ha advertido que “continuará todo el tiempo que sea necesario”, conforme a un comunicado de su servicio de prensa.

Este domingo el portavoz de Hamás en Gaza, Hazem Qassem, ha denundicado que Israel se encontraba “engañando a la opinión pública [sobre sus ataques a objetivos militares] para ocultar crímenes deliberados contra civiles”, conforme ha informado Reuters.

Mientras que los contendientes continúan enzarzados en la lógica de la guerra, la mediación de Egipto y EE UU se está esforzando infructuosamente en intentar alcanzar un acuerdo de alto el fuego que se ha pactado entre las partes.

El mediador estadounidense para Oriente Próximo, el diplomático Hady Amro, se ha reunido en Ramala con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, quien solamente gobierna sobre una parte de Cisjordania, después de haberse visto el día previo con representantes israelíes. Hamás no ha sido reconocido por Washington, que lo ha calificado como un grupo terrorista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here