Internacional Pedro Sánchez viaja a Cuba para erigirse en interlocutor europeo

Pedro Sánchez viaja a Cuba para erigirse en interlocutor europeo

Cuba y España han retomado este jueves la normalización de una relación histórica. La cual había sufrido un distanciamiento en los últimos años. Sin embargo, este viaje oficial por parte de Pedro Sánchez, a la isla caribeña supone un acto simbólico e histórico. Teniendo en cuenta que ningún presidente español había visitado oficialmente a Cuba desde el viaje de Felipe González en 1986.

Con la visita, gestada durante la Asamblea General de la ONU en Nueva York. España busca erigirse en el principal interlocutor de la Unión Europea (EU) en las relaciones comunitarias con la Habana. Según han destacados los expertos, Madrid quiere recuperar todo el tiempo perdido. De esa manera los dirigentes europeos como el francés Hollande o el italiano Renzi quienes han visitado la isla los últimos años no le pisen el terreno privilegiado que ha tenido España.

Pedro Sánchez no se reunirá con la oposición cubana si quiere entrar correctamente en el ámbito económico con el Gobierno

Otro de los aspectos importante para Pedro Sánchez es fortalecer las relaciones comerciales con Cuba. Según el jefe del Ejecutivo, Cuba vive una transformación histórica tras la retirada del último de los Castros. La isla está tratando de modernizarse y abrirse al mundo con una nueva constitución.

La Moncloa ha confirmado que Pedro Sánchez se reunirá con los disidentes. Un movimiento que según los analistas consultados por RTVE.es no hubiera sido el gesto más acertado en un viaje que servirá para asentar el rumbo de las relaciones bilaterales del futuro.

Pasado, presente y futuro

Felipe Gonzales y Raul Castro en 1986

España y Cuba aún mantienen fuertes lazos familiares, históricos y culturales. Todo esto como frutos del elevado índice migratorio español a la isla caribeña en los siglos XIX y XX.

En cuanto a la política, cabe destacar que la derecha se distanció por una política de acoso por parte de los EE.UU.

Los viajes hechos por los ex presidentes Adolfo Suárez y Felipe González les sucedió una disrupción importante. Coincidiendo con el final de la presidencia de José María Aznar que puso un candado a estas relaciones.

Pese a que en los últimos años estas relaciones estuvieron canceladas. Ahora, Pedro Sánchez tiene en cuenta las posibilidades que ofrece Cuba. Las cuales están ligadas inevitablemente a la historia.

Los derechos humanos

Por otro lado, tanto Ciudadanos como PP han presionado a Pedro Sánchez. Quienes le han pedido que se reúna con la oposición y los disidentes cubanos. En Cuba este año se han encarcelado al menos 120 personas por motivos políticos. Estos datos han sido recogidos por la Comisión Cubana de los Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. Mientras que alrededor de 5.155 cubanos fueron detenidos arbitrariamente en el año 2017.

Las Damas de Blanco, quienes son una organización de mujeres familiares de los opositores presos. Quienes constantemente son reprimidas por las autoridades cubanas. Han enviado una carta al presidente español, Pedro Sánchez, para que no ignore las violaciones de los derechos humanos en la isla.

La propia Unión Europea ha demostrado su descontento con la situación en Cuba. El pasado lunes en la Eurocámara se votó a favor de una cláusula para suspender los acercamientos con Cuba. El PSOE de Pedro Sánchez votó en contra de esta cláusula para poder mantener el diálogo con la isla.

Solo queda esperar que este viaje no sea solo una imitación al viaje que habría realizado Obama a Cuba durante su mandato.