Un país de calamidades donde la gente clama por la ayuda humanitaria

ayuda humanitaria

Un país que clama por la ayuda humanitaria, así se encuentra Venezuela. Mientras que para el dictador Nicolás Maduro la ayuda humanitaria es “un show” del presidente interino Juan Guaido. Para la gran mayoría de los venezolanos esta es un salvavidas.

Ya que quienes permanecen aún en el país, viven su día a día, sufriendo por las calamidades de la negligencia sanitaria. Es por ello, que la entrada de las donaciones que han hecho países como Estados Unidos, Colombia, Puerto Rico y países miembros de la Unión Europa. Significan para muchos un hecho histórico, que les devuelve la esperanza de vida. A por lo menos más de 300.000 personas que están en riesgo de morir por la falta de medicinas y alimentos.

Venezuela, se ha convertido en un país, marcado por la calamidad. En 2016, Oliver Sánchez, un niño de 8 años con cáncer, murió mientras esperaba los medicamentos que necesitaba para su quimioterapia. Y como el caso de Oliver, existen muchos más.

Escasez de medicamentos

ayuda humanitaria

Según la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven). La escasez de medicamentos en Venezuela, ya supera el 85%. Lo que implica que personas con enfermedades crónicas tiene altas probabilidades de morir si no son tratadas a tiempo. Pero, según Nicolás Maduro, y sus seguidores esto es falso. Y además, afirman que su Gobierno es capaz de cubrir las necesidades médicas de todas estas personas.

Entonces aún no se explica como en el año 2016, Oliver Sánchez. Un niño de tan solo 8 años con cáncer, murió mientras esperaba los medicamentos que necesitaba para su quimioterapia. Con este hecho, Oliver se convirtió inmediatamente en el rostro de la crisis. Tanto así que en el mes de febrero de ese año, el caso del niño le dio la vuelta al mundo. Debido al particular letrero escrito a mano que decía “quiero curarme. Paz y salud”. Letrero que el mismo mostró en una protesta en la ciudad de Caracas.

Oliver

Oliver, era tan solo un pequeño, que soñaba con ser bailarín y bombero. pero la enfermedad no le dio más tiempo. Y tampoco el régimen de Maduro tuvo compasión con él. Este pequeño, perdió la vida tan solo tres meses después de su aparición en los medios. Y así como Oliver, existen muchos niños, adolescentes, adultos y ancianos. Que actualmente se encuentran luchando por su vida. Pero el régimen de Maduro, insiste en que todo está bien.

Elizabeth Salazar, una paciente con cáncer venezolana. A través de un video que fue difundido en twitter. Pronuncio las siguientes palabras: “Le pido encarecidamente a las Fuerzas Armadas que permitan el ingreso de la ayuda humanitaria. Y les recuerdo que la violación de los derechos humanos. Y la violación de los derechos naturales del hombre son delitos de lesa humanidad (…), piensen en su familia, en sus hijos. Y no quiero que ningún otro venezolano pase por lo que yo he tenido que pasar”. Por lo tanto, es claro que la ayuda humanitaria no es un “Show”, es una luz al final del camino, para muchos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here