Ayuso culpa al Gobierno de las fiestas en Madrid por cerrar la región: «Ellos tienen las competencias»

Isabel Díaz Ayuso afirma que expresar que los franceses vienen a Madrid a hacer "turismo de borrachera" tiene un tinte "xenófobo" y solicita más agentes al Gobierno.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, afirma que si se realizaron fiestas ilegales en la región más de 350 este fin de semana es por responsabilidad del Gobierno central por cerrar la Comunidad de Madrid a lo largo de la Semana Santa y no controlar la llegada de extranjeros a España.

Ayuso piensa que su problema no es si un francés asiste a la región «a beber» sino si viene «contagiado». «Le compete al Gobierno de España trabajar para que eso no suceda», ha reiterado, garantizando igualmente que al Ejecutivo central al que compete detener las fiestas en las calles con la activación de más agentes de la Policía Nacional y el «control» del turismo y del aeropuerto de Barajas.

Tal cual, la presidenta regional rechaza el relato que se ha transferido a la sociedad desde la factoría de La Moncloa que desea continuar sustentando la preocupación de los ciudadanos con la imagen de un francés bebiendo.

Evalúa, también, que cierre de Madrid es lo que origina las aglomeraciones que se han observado este fin de semana en la capital y otros puntos de la región. Tenemos suficiente densidad de población y nuestro territorio es pequeño, ha asegurado este lunes en un acto de empresarios madrileños, en la sede de CEIM.

«Esto compete al Gobierno»

Por consiguiente, ha exigido al Gobierno a que evite no sólo las aglomeraciones, igualmente  las fiestas en la calles y en domicilios, varias de ellas protagonizadas por franceses. El turismo compete al Gobierno de España y es quien tiene que vigilarlo con más agentes ha señalado la presidenta regional, que indica que un francés no contagia más que un madrileño.

Idéntica línea sigue el viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, que ha solicitado este lunes la ayuda de la Delegación del Gobierno en Madrid para impedir aglomeraciones que no benefician el control de la pandemia.

Xenofobia

Este fin de semana se han observado polémicas imágenes de fiestas en las calles de Madrid, varias de ellas protagonizadas por turistas extranjeros que no cumplen las medidas de seguridad, ya que, así mismo de beber alcohol en la vía pública, no llevan mascarilla ni conservan la distancia de seguridad. Menos aún respetan el toque de queda.

En este tema, Ayuso ha negado que exista en Madrid un «turismo de borrachera» como acusan PSOE, Más Madrid y Podemos y subraya que su Gobierno está tomando grandes medidas para contener el avance del virus.

Hay que observar cuántas y a qué hora (son las fiestas), porque hay toque de queda. Si se ven los gastos en los museos y comercios se verá que el turista no solamente llega a emborracharse, ha asegurado, para criticar que hablar así de los turistas tiene un color un tanto xenófobo y ofensivo.

La famosa  evalúa que la entrada de estos turistas le compete al Gobierno de España, no al Gobierno de la Comunidad de Madrid, al igual que hacer que cumplan las normas. Lo que no va a realizar el Gobierno de la Comunidad de Madrid es que paguen justos por pecadores y cerrarlo todo para quebrar a los ciudadanos. No sé cuántas veces más habrá que probar que así no se termina con el virus, ha recalcado.

Si encierran a la Comunidad de Madrid, si continúan los toques de queda y si los ciudadanos no pueden recibir visitas en sus domicilios… díganme qué pueden realizar los ciudadanos, se ha preguntado. A su juicio, esto origina después las imágenes que se están viendo con todo aglomerado porque la densidad de población de Madrid es grande pero su superficie es muy pequeña.

«Sin control real en Barajas»

Finalmente, y ante el aumento de los contagios en la Comunidad de Madrid, que es ya la tercera región con mayor incidencia acumulada por detrás de Ceuta y Melilla, Isabel Díaz Ayuso indica al cierre perimetral de la región como origen. Ya lo previne: cerrando, los contagios aumentan, ha expresado, repitiendo de nuevo en que «no hay control real» en Barajas y solicitando que se espante el foco de la hostelería.

No se puede colocar el acento en el comercio y la hostelería, que cumplen con el aforo y las normas. Lo que no hay es control en Barajas, ha indicado.  Alguien ha observado alguna vez un informe de lo que está realizando el Gobierno de España con el aeropuerto No, porque no lo hay, ha espetado.

Gabilondo: «Es un desmadre»

Este lunes el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha denunciado el «desmadre» en la capital por las fiestas que se han celebrado este fin de semana en Madrid, varias de ellas de turistas franceses.

Ha asegurado que la situación que es «alarmante» y un «despropósito» y que es indispensable poner en práctica medidas «más estrictas» en la región ante el repunte de los contagios y el «descontrol» observado en los últimos días en la capital.

Este turismo de borrachera hace que olvidemos que nos encontramos en una situación de contagios. Esta situación es un disparate y me preocupa muchísimo, ha asegurado Gabilondo, que evalúa que las medidas del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso contra la pandemia con «demasiado laxas, poco claras y poco estrictas».

De esta forma, el candidato socialista en las elecciones del 4 de mayo considera indispensable adelantar el toque de queda a las 22:00 horas en zonas donde la incidencia rebase los 300 casos por cada 100.000 habitantes y fijar el horario de la hostelería sin cerrarla, como sí recomienda el Ministerio de Sanidad cuando la incidencia es superior a 150 casos, situación en la que está toda la Comunidad de Madrid.

353 fiestas ilegales y 2.000 multas

La Policía Municipal de Madrid ha actuado, durante este fin de semana de Semana Santa, en un total de 353 fiestas o reuniones ilegales en domicilios celebradas por infracción de la normativa Covid (81 viernes, 150 sábado y 122 el domingo).

En muchas de ellas había una cantidad de personas que sobrepasan al permitido y no se usaban mascarillas ni otras medidas de seguridad, han comunicado este lunes a Europa Press fuentes del Área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid.

Igualmente indica que se han interpuesto 389 multas por consumo de alcohol en vía pública y más de 1.100 por saltarse el toque de queda.

Particularmente, la Policía Nacional realizo este fin de semana 40 detenciones, identificó a 46.500 personas y efectuó casi 1.000 propuestas de sanciones en la región por no cumplir las diversas medidas antiCovid, han comunicado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here