Podemos no va a repetir candidatura en Madrid e Iglesias se vuelca en la búsqueda de perfiles

Con el pie con un cambio hacia la izquierda ha sido tomado el adelanto de las elecciones en Madrid, que no tuvo previsto volver a repetir candidaturas para la Comunidad de Madrid, dando obligaciones a que se precipiten decisiones que se postergaron frente a la lejanía del horizonte electoral de 2023. Opto el PSOE-M ha optado por el aborto de sus planes de relevo y la repetición de la candidatura de Ángel Gabilondo, lo que lo ha dejado en una suerte de transición en los dos siguientes años. Apostó Más Madrid por su portavoz Mónica García, la cual ya ha estado ejerciendo el liderazgo en la Asamblea desde la marcha de Íñigo Errejón. Aun Unidas Podemos tendrá que resolver la ecuación. La formación liderada por Pablo Iglesias, se encuentra en pleno proceso de debate interno para la búsqueda del relevo de Isabel Serra.

Han dado por hecho, el entorno de Serra que no va a repetir como candidata a la Comunidad de Madrid, porque se encuentran a la espera de un recurso de casación al Tribunal Supremo después de su condena por unos altercados que han ocurrido con la policía en la paralización de un desahucio en el año 2014, que se va a deber en su inhabilitación para el ejercicio de cargo público, el cual es un factor que es determinante debido al que decidieron buscar alternativas. Fue explicado por fuentes de la dirección, que todos los escenarios están abiertos y que se encuentra planteando una reflexión en el seno de la dirección madrileña del partido, en conjunto a Pablo Iglesias, frente a que sean consensuados los pasos que se van a dar.

Les esta jugando en su contra el tiempo, y así mismo ha sido asegurado desde la dirección, que sea tomada la decisión de que se van a celebrar las primarias, para que sea ratificada la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid, así como el resto de la lista. Un proceso que va a tener que ser exprés, reconociendo desde la organización. A esto se le debe sumar, otro proceso posterior para que sea encajada la confluencia con Izquierda Unida bajo el paraguas de Unidas Podemos.

Se tiene como intención, que sea demorada la decisión lo menos que sea posible, con el fin de que la militancia ratifique las candidaturas y en las recientes horas se aceleraron las conversaciones en las que participaran la propia Isabel Serra, el secretario general Pablo Iglesias y el coordinador del partido en Madrid, Jesús Santos. Este reciente ha ocupado en la actualidad la tenencia de la alcaldía del ayuntamiento de Alcorcón.

No ha sido descartado nada y encima de la mesa ya se encuentran diversos perfiles, desde cargos orgánicos hasta personas de la sociedad civil. Van a volver en las quinielas a sonar con fuerza, los nombres como el del dirigente y diputado en el Congreso, Rafa Mayoral, el cual ya se ha barajado en previos procesos electorales en el mes de Madrid, hasta los perfiles que tienen proyección estatal vinculados a Madrid y con cargos en el Gobierno de coalición. Se ha llegado a proponer, frente a los previos comicios el nombre de Irene Montero, quien en este  momento es la ministra de Igualdad, y esto ha sido rechazado por ella misma. Fue decidida en un ultimo instante, la candidatura de Serra y en un contexto que ha venido siendo precedido, debido a la falta de candidato por la escisión que ha sido liderada por Íñigo Errejón, quien fue elegido en unas primarias para que se concurra como cabeza de lista de Podemos.

Los socialistas tomaron la decisión de apostar por la continuidad con Ángel Gabilondo como candidato, debido a la falta de tiempo para que sea armada una ‘operación Illa’ en Madrid, lo que brinda posibilidad a los morados para que se diera un golpe de efecto con un nuevo candidato. De igual forma, las posiciones más moderadas de candidato socialista, le dan apertura a los morados de más espacio en el flanco izquierdo del electorado, en el que va a competir con Más Madrid, en una campaña que sea presupuesto de guante blanco entre los partidos. Ha vuelto la fragmentación de la izquierda, a ser otro de los elementos que van a rodear las elecciones autonómicas y frente el que IU realizó un llamamiento para que se trate de articular una candidatura conjunta, que se ha apresurado en el rechazo del líder de Más País, Íñigo Errejón.

Si ya ha sido llamada la atención por los morados desde el principio, al respecto de la falta de cálculo de socialistas debido a las repercusiones en Madrid de la moción de censura que fue impulsada en Murcia, el hecho de que finalmente fracasara la operación para que fuese desbancada de la presidencia regional al PP, ratificando en que su resultado es de suma cero. «Los terremotos que se producen después de un movimiento como el de Murcia no están en los planes», desfavorecían. La cual fue una operación que fue piloteada desde Ferraz y la Moncloa. José Luis Ábalos como secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán como responsable de la relación entre el Gobierno y el partido, y Félix Bolaños, secretario general de la Moncloa, han sido las tres personas que han llevado las negociaciones en coordinación con la dirección socialista en Murcia.

Han sido de preocupación para los morados las réplicas en Madrid del terremoto político con epicentro en Murcia, debido a que si no es producida una gran movilización del electorado de izquierdas, la Puerta del Sol va a ser la primera sede de un Gobierno autonómico con Vox, de la mano del PP de Díaz Ayuso. También el horizonte de la gobernabilidad en Madrid, los excluiría si pasara por una suma con Ciudadanos. O mejor dicho, se autoexcluirían los morados, continuando la línea del ayuntamiento de Murcia, en la que se va a facilitar la moción de que se desaloje al PP de la alcaldía, sin embargo sin haber entrado en la corporación municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here