Se encuentran prohibidas las concentraciones del 8-M en Madrid debido a motivos de salud pública

Ha sido tomada la decisión por la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, después de haber estudiado todas las propuestas de convocatorias de manifestaciones y concentraciones, la prohibición de todas las que fueron comunicadas a la Delegación y que se encuentran previstas para el domingo 7 y el lunes 8 de marzo, así como fue  adelantado por la SER y ha sido confirmado por la Delegación. Lo que quiere decir que ha quedado prohibida cualquier tipo de concentración por el Día Internacional de la Mujer.

Fue explicado por el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que la gran cantidad de concentraciones que tienen la previsión de asistencia de hasta 60.000 personas, fue el detonante para que se tome la decisión. Franco dijo, que existe un cúmulo de informes que les han dicho que lo más responsable es que se suspendan y se encuentran dispuestos a aguantar las críticas; quien también defendió no ha habido un cambio de criterio y que los únicos motivos para que tomara esta decisión han sido para que sea preservada la salud de todos y que no tiene nada que ver con «motivos sectarios o ideológicos».

Las razones principales para que fuesen suspendidas,  han sido las confluencias y los desplazamientos que se ocasionarían en un período de tiempo, que era relativamente corto. Ha sido explicado por el delegado del Gobierno, que había convocadas hasta 104 manifestaciones, de las que el 70% era para la reivindicación del Día Internacional de la Mujer el 8-M y que el 30% no tenían nada que ver. Expresó, que esta seguro que las organizaciones que estaban convocando estas concentraciones se encuentran ya pensando otras manera de reivindicación mucho más seguras para la salud de unos planteamientos que son completamente legítimos.

Fue rememorado por Franco, que la Comunidad de Madrid, es uno de los territorios de España que tiene un mayor índice de contagios y de hospitalizaciones.

La nota de prensa, detalló que tiempo más tarde de haber estudiado de forma detallada cada una de las peticiones que fueron presentadas (recorridos establecidos, previsión de asistencia, duración y lugares de celebración, entre otros detalles), y han tenido en cuenta las posibles confluencias de diversas concentraciones multitudinarias en algunas de Madrid, fue tomada la decisión firme de que se prohíba, debido a motivos de salud pública, todas las manifestaciones y concentraciones que han sido convocadas, en un momento en el que la Comunidad de Madrid continúa siendo uno de los territorios de España que tiene un índice mayor de contagios, como también personas hospitalizadas, por arriba de la media nacional.

Se ha dado la circunstancia de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha sido partidaria de que no se cierre perimetralmente de cara a la Semana Santa, en contra de los criterios del ministerio de Sanidad y de la mayoría de autonomías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here