Se ha generado una alerta sanitaria, con el atún en aceite de girasol de la marca DIA

alerta sanitaria

Se ha activado una alerta sanitaria en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN). Debido a un brote de intoxicación alimentaria que ha sido provocado por toxina botulínica. Que fue detectada en el atún en conserva en aceite de girasol de la marca DIA. Y que ha sido distribuido en nueve comunidades autónomas.

Este brote se detectó luego de que enfermaran cuatro personas, de las que tres ya han sido dadas de alta. Estas ingirieron una ensaladilla rusa casera elaborada con el citado atún. Según informó la AESAN en su página web no hay constancia de más afectados. La empresa DIA se ha comprometido a recuperar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes.

Por lo que la agencia ha recomendado a las personas que tengan en su domicilio dicho producto. Que “se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de venta”. La empresa DÍA se ha comprometido a recuperar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes.

La alerta se generó, debido a una toxina botulínica presente en el atún. Que fue distribuido a establecimientos de nueve comunidades autónomas de España.

Conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900

alerta sanitaria

El producto que ha resultado afectado es una conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900, de la marca DIA. Con lote 19/154 023 02587, y que fue elaborado en Frinsa del Noroeste S.A. con fecha de consumo preferente 31/12/2022.  Se conoce que dicho producto fue distribuido por la plataforma DIA a establecimientos de las comunidades autónomas de: Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y la Comunitat Valenciana. Donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los productos afectados.

Un brote de intoxicación alimentaria

Además, la AESAN tuvo conocimiento en su página web el día 9 de agosto, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI). “de una notificación trasladada por las Autoridades Sanitarias de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Relativa a un brote de intoxicación alimentaria, provocado por toxina botulínica asociado al consumo de atún en conserva presente en una ensaladilla rusa casera”.

Gracias a esta alerta “el mismo día 9, AESAN activó la alerta a nivel nacional. Y se localizó e inmovilizó de forma preventiva el producto implicado en la investigación epidemiológica. Ya que este es sospechoso de ser el causante del brote: conserva de atún en aceite de girasol de la marca DIA”. “Se han analizado productos sospechosos en el Centro Nacional de Alimentación. Y se ha confirmado la presencia de toxina botulínica en la lata de atún consumida según boletín analítico de fecha 29 de agosto”.

Esperemos que estos casos puedan ser resueltos, y que todas las latas de atún sean recolectadas lo antes posible. Para evitar que nuevas personas las consumas y resulten contagiados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here